Opinión

Crece empatía y respaldo ciudadano a Morena en CDMX, Oaxaca, Veracruz, Zacatecas…

Según encuestas el PRD puede ser desplazado por Morena en la Ciudad de México.

  • 17/05/2016
  • Escuchar

 

En la Ciudad de México, Oaxaca, Zacatecas y Veracruz se avizora el triunfo de Morena en los comicios del próximo 5 de junio. Alcaldías, regidurías, diputaciones y lo más importante, las gubernaturas, están a punto, por primera vez en la historia contemporánea, de quedar en manos de representantes populares emanados de Morena.

 

Tal perspectiva obedece a varias razones, entre otras, a la corrupción imperante en las referidas entidades, a los malos gobiernos de Miguel Ángel Mancera, Javier Duarte, Gabino Cué y Miguel Alonso Reyes.

 

Pero la creciente empatía y respaldo ciudadano hacia Morena no sólo es consecuencia de las pésimas administraciones de los referidos gobernantes, también se debe a la labor hecha a ras de tierra por centenares, miles de militantes, quienes, convencidos de que el país se nos va de las manos ante las políticas entreguistas y antipopulares de Enrique Peña Nieto y sus cómplices regionales, han optado por recorrer las calles de manera interminable, por visitar casa por casa para convencer a sus vecinos de la imperiosa necesidad de transformar el país. De abajo para arriba.

 

Casos singulares al respecto son los de la Ciudad de México y Oaxaca. En la capital de la República, el autoritarismo es cada vez mayor. De manera abierta, perdido el decoro político y moral, el Jefe de Gobierno se muestra decidido a favorecer al capital oligárquico, en especial a la mafia inmobiliaria, a costa del bienestar de los capitalinos. Deslumbrado ante la posibilidad de contender por la Presidencia.

 

Y de la mano de su impudicia va el PRD que ha decidido acompañar al jefe de Gobierno hasta la degradación. En efecto, como muestra es la de Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado, quien en días pasados advirtió: “Si Miguel Ángel Mancera no es candidato del PRD en 2018, el partido estará a la deriva”. Le hago saber al Senador Barbosa, que el PRD ya está a la deriva.

 

Las cifras arrojadas por las últimas encuestas de opinión sobre la preferencia política de los capitalinos establecen, que el PRD puede ser desplazado por Morena en la Ciudad de México. Pese a las adversidades y a la coalición formada por PRD, PRI y Acción Nacional, estamos convencidos de que en los comicios del 5 de junio ganaremos la mayoría de diputados constituyentes.

 

En Oaxaca, cada día que pasa aumentan las posibilidades de que Salomón Jara Cruz, candidato de Morena al Poder Ejecutivo de la entidad, triunfe en las elecciones y quite a la Coalición PAN, PRD, Convergencia y PT de la gubernatura.

 

En Veracruz, el respaldo popular al aspirante de Morena a la gubernatura es asimismo ascendente. En tan sólo un mes, Cuitláhuac García escaló más de doce puntos porcentuales, según una encuesta, y se perfila para disputar la magistratura del estado a Héctor Yunes Landa (PRI) y a Miguel Ángel Yunes Linares (PAN), conspicuos miembros de la pandilla que gobierna el país.

Pese a los intentos del INE por sacarlo de la competencia electoral a la mala, David Monreal Ávila se perfila, con pasos seguros, a la gubernatura de Zacatecas.

 

Sin duda, obtendremos triunfos de gubernaturas, pero también será importante el crecimiento que vamos a tener en todas las entidades que habrá competencia electoral, Morena va a crecer de manera importante en relación a la elección de julio del año pasado.

 

Aumentaremos de forma considerable nuestra fortaleza política para perfilarnos, con Andrés Manuel López Obrador, como la mejor y más fuerte opción para conquistar la Presidencia de la República en 2018 y así darle vuelta a las contrarreformas neoliberales que hoy hunden al país en la miseria, desigualdad y corrupción.

 

@craviotocesar

@OpinionLSR

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.