Opinión

Covid-19, la principal variante económica de este momento

La recuperación de las economías estará sujeta a la velocidad y acceso a la vacunación, y potencial de mutación del covid-19. | Ismael Jiménez

  • 27/07/2021
  • Escuchar

La economía global comienza a mostrar signos positivos de recuperación; el más reciente reporte del Banco Mundial, señala que la actividad económica del planeta crecerá 5.6% en este 2021.

El crecimiento es superior a las expectativas de inicios de año, aunque el organismo revela que el crecimiento para 2022 será más bajo que el estimado para este año. 

En términos generales, la noticia es buena pero la pandemia del covid-19, vino a profundizar aún más las diferencias económicas, no solo en la sociedad, sino entre los países. Es un hecho ya palpable que la recuperación económica está siendo impulsada por las principales economías del planeta.

Esto obedece principalmente a que dichos países, son aquellos que fabrican y distribuyen las vacunas, y más allá de las ganancias que están registrando las farmacéuticas, el asunto atraviesa por la disponibilidad y acceso a las vacunas para inocular a la población.

Los países de bajos ingresos y economías emergentes, presentan un fuerte retraso en el esquema de vacunación por falta de acceso al medicamento, pues quien fabrica, es el primero en inocularse. A estas alturas, hay países que todavía no inician sus programas de vacunación y quienes han iniciado, van a paso lento.

Datos del Banco Mundial, revelan que las economías emergentes o en desarrollo, apenas han vacunado en promedio a 11% de su población contra el 40% de las vacunas aplicadas en los países más desarrollados.

Sin duda, la recuperación económica va a dos velocidades; a gran velocidad entre los países más desarrollados y lenta, muy lentamente entre las naciones de ingresos bajos. Para éstas, su futuro estará sumido en la incertidumbre mientras continúen altos los índices de contagio y mortalidad por el covid-19.

De hecho, el ingreso per cápita será bajo a nivel mundial pese al crecimiento que pueda tener la economía durante 2021, este fenómeno, resulta precisamente de la desigualdad en la recuperación económica entre países; pues bajos ingresos, significan baja demanda y caída de las exportaciones e importaciones.

Este es uno de los factores que está presionando el alza de precios a nivel mundial, fenómeno que no será resuelto hasta ya avanzado 2022, por lo que todavía veremos incrementos en varios productos de primera necesidad tanto en México como en el resto del mundo.

En este sentido, el Banco de México ya alista una nueva alza de tasas de interés con miras a contener el efecto inflacionario que, dicho sea de paso, y pese a lo que se pueda suponer o pregonar en redes sociales, la vacunación en México está avanzando a un paso más acelerado que en otros países de la región.

El día de ayer, el Fondo Monetario Internacional elevó la expectativa de crecimiento de la economía mexicana a 6.3%, un punto porcentual más que en su reporte anterior. Una vez más, aunque existen voces que continúan aseverando que la situación en nuestro país es “catastrófica”, la verdad es que lo dicen más con las vísceras que con la razón.

La OCDE reveló en su reporte de junio que México había acumulado 14 meses consecutivos de crecimiento, mientras que el INEGI reportó, que se habían recuperado el 95% de los empleos perdidos durante el confinamiento. Cierto, muchos de ellos por debajo del nivel salarial que se tenía previo al inicio de la pandemia. Pero como lo hemos mencionado, el escenario de nuestro país se encuentra en condiciones más favorables que otras latitudes, no sólo por la recuperación económica, también por el acceso a las vacunas.

Sin embargo, hay que decirlo, la recuperación que muestra la economía mexicana, no obedece precisamente a una estrategia implementada por el gobierno, ni por programas de crecimiento, o apoyos de desarrollo productivos y tecnológicos para las Pymes

La economía, ha presentado una recuperación, digamos alejada de la política del gobierno de la 4T. Aunque mucho será el aporte que tendrán las obras de infraestructura que se construyen en el sureste mexicano, está faltando una política de desarrollo económico que mire más allá de la pandemia, y meta de lleno a México en el concierto de desarrollo tecnológico, energético y de la cuarta revolución industrial que se avecinan.

En síntesis, la recuperación de las economías, estará sujeta a la velocidad y acceso a la vacunación y potencial de mutación del covid-19 que, por ahora, se conforma en una variante más de la economía.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.