¡Corre, que corre, que llega el nuevo gobierno!

Claudia Sheinbaum llega de prisa a sus oficinas del Antiguo Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, sus colaboradores van tras ella y no la pierden. Ahora les toca ser mando en cada uno de los espacios tan complicados de la Ciudad. Hay nerviosismo y emoción en ellos por ser el primer día.

El estilo de José Ramón

Se va a extrañar el andar sencillo de José Ramón Amieva Gálvez quien tomó la estafeta de Jefe de Gobierno de los últimos 232 días, desde el 17 de abril de 2018 hasta el 4 de diciembre designado por la entonces Asamblea Legislativa, tras 18 días de pugnas insensatas entre los legisladores.

Se vio en la gestión de José Ramón, dar la cara a los manifestantes que reclamaban la falta de apoyo gubernamental por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, (a pesar de los consejos que llegaban a sus oídos de que no era el papel de un Jefe de Gobierno el tener tanta cercanía con la población), al igual que andar presionando a su equipo para que no abandonara el barco.

No temía a la gente como otros; vestía comúnmente de saco, sin corbata y pantalón de mezclilla, se le veía atender a la ciudadanía y a la vez propiciar una transición responsable, a pesar de algunos colaboradores suyos dejados como herencia, anquilosados hasta el final más preocupados por defender los vicios de beneficio propio.

Con ese estilo enfrentó la crisis del agua y la constante violencia de la Ciudad de México; parecía el vocero de la Procuraduría de Justicia y de la policía capitalina a la vez. En las últimas semanas se le veía más solo, sus secretarios se fueron alejando de él y solo sus más cercanos lo acompañaron hasta el final para entregar con dignidad la estafeta. Ahora toca dar la vuelta a la página y agradecer su entrega.

¡Corre, que corre!

Lo empleados de todos los niveles, observan nerviosos a la nueva gobernante y dicen entre ellos: ¡corre, que corre, que llega el nuevo gobierno!

Claudia Sheinbaum sabe que gobernar la ciudad no será tarea fácil, más aún con un presupuesto que no alcanzará ante tantos retos adquiridos. La violencia es lo más preocupante, lo dicen los que se van y los que llegan, y los instrumentos que se tienen en la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia están anquilosados de corrupción e indolencia. La tarea será hacerlos más eficientes: la ciudadanía lo reclama.

La nueva Jefa de Gobierno ha prometido en un documento llamado "Innovación y esperanza para la Ciudad de México" formulado desde agosto de 2017, que tiene en sus prioridades ampliar el número de cámaras de seguridad, así como fortalecer y modernizar el sistema de inteligencia, pero eso no ocurrirá de la noche a la mañana, por lo que será necesario apretar tuercas desde el inicio: la disciplina, combate a la corrupción y la respuesta rápida será lo que se requiere en el proceso de transición.

El transporte es y será uno de los mayores dolores de cabeza en la administración de Sheinbaum. Sabe la nueva gobernante que se requiere mucha inversión en el Sistema de Transporte Colectivo (metro), y que el servicio está rebasado. Ya casi todas las horas, son "horas pico" donde los usuarios sufren de hacinamiento.

Lo mismo ocurre en el servicio de Metrobús, el tren ligero, el trolebús eléctrico y el taxi eléctrico, además de los trolebuses de la paraestatal "Movilidad 1", que requieren de más inversión y mejora. El apoyo del gobierno federal será trascendental para lograr mejorar el servicio que ha llegado a una crisis profunda.

Lograr ordenar el servicio de "taxis" que usan aplicaciones como Uber, Cabify, Easy Taxi y anexas, además de apoyar a los otros que carecen de este servicio para que se logre una competencia más razonable.

El reto en el Cuerpo de Bomberos es recuperarlo para la ciudad. Lograr extinguir actos de corrupción, venta de plazas, amenazas, violencia y grupos de poder que se han enriquecido a costa de ese noble servicio. Recuperar el mando de esa institución y de la operación en favor de la población son de los principales desafíos que se tienen.

El respeto a los derechos laborales será una de las misiones más importantes del nuevo gobierno, lograr que los trabajadores al servicio del Estado no tengan retrocesos y que las políticas laborales que se impulsen en la ciudad logren que en las empresas privadas se respeten los derechos de los propios trabajadores. El apoyo a la inspección de trabajo desde la Secretaría de Trabajo y el apoyo a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México serán determinantes para lograrlo.

Inicia una nueva etapa para la ciudad y lo que queda es desear que los responsables del gobierno de la ciudad que llegan logren sus objetivos. Todos lo esperamos.

De otros avatares

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje ya tiene nueva presidenta, la abogada María Eugenia Navarrete Rodríguez, de mucha experiencia y que tiene la encomienda de dignificar esa institución. A ella le deseamos la mejor de los éxitos.

A su llegada se encuentra con una institución devastada, con exceso de expedientes, poco personal y un presupuesto reducido. Los trabajadores de las áreas jurídicas la están pasando mal. A algunos le están haciendo descuentos mensuales de hasta 4 mil pesos cuando su salario alcanza los 26 mil mensuales y a los presidentes de las juntas especiales que ganan actualmente 120 mil pesos al mes, el descuento es similar, equivalente a los 5 mil pesos, ello derivado del impuesto por la aportación del seguro de separación individual que genera.

Hay otros abogados contratados de manera eventual que llegan a firmar contratos cada tres meses, algunos desde hace 8 años, sin embargo, sus contratos vencen el 31 de diciembre de 2018 y hasta la fecha no han firmado su renovación. Temen que la nueva administración carezca de recursos para su nueva contratación y sean mandados a la calle. Ellos son los encargados de dictar las resoluciones en esa Institución. ¿Quién les dará respuesta?

De reporteros en la calle

El cierre de las áreas de comunicación del gobierno federal está mandando a la calle a decenas de comunicadores con vasta experiencia. Se han quedado sin empleo ni alternativa laboral. Ellos preguntan ¿Quién podrá atender sus casos?

La revuelta de jueces

@Manuel_FuentesM | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información