Opinión

Continúan contagios y decesos en la PGJCDMX

También se registran casos en las oficinas de la Guardia Nacional y en el Ejército Mexicano. | Adolfo Gómez Vives

  • 11/05/2020
  • Escuchar

Sin protocolos de acción, sin adecuadas medidas de protección y distanciamiento físico, el covid-19 ha provocado la muerte de una docena de servidores públicos en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. En algunos casos también se cuenta con el registro del deceso de familiares.

Y aunque no se puede saber el número de personas contagiadas, los casos conocidos al interior de la Fiscalía General de la CDMX han generado preocupación y molestia entre los servidores públicos que se ven obligados a laborar en condiciones de escaso o nulo control sanitario y sin las medidas de protección adecuadas.

El 14 de abril, Hugo Ariel Cabañas, oficial secretario del bloque A, abogado auxiliar del Ministerio Público en Cuauhtémoc, tomó la declaración de los tres imputados por posesión simple de estupefacientes, que fueron trasladados al Reclusorio Norte y que más tarde dieron positivo a covid-19, como informamos en una colaboración anterior.

Indolencia criminal de la Fiscalía CDMX frente a Covid-19

A pesar de haber tenido contacto con los imputados, a Hugo Ariel Cabañas no se le permitió el aislamiento que evitara el contagio de sus compañeros. La semana pasada comenzó a sentir fiebre y malestar. Hasta entonces sus autoridades le permitieron ausentarse de sus labores. Se le otorgó permiso por diez días, aunque no se pueda determinar el tiempo que demandará su recuperación.

Caso similar es el del abogado por la UNAM, Mariano Villa Rangel, responsable de agencia en Iztacalco quien se encuentra hospitalizado. Antes de su hospitalización, Villa Rangel tuvo contacto con los servidores públicos que aún laboran en esa demarcación. Presumiblemente se contagió a través de un detenido que más tarde fue diagnosticado con covid-19.

Un hecho lamentable es la pérdida de Uriel Elías Guzmán, quien fuera un estudiante destacado de la carrera de medicina, de la generación 2001-2005 de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM. Médico legista del turno vespertino adscrito al juzgado cívico en Miguel Hidalgo, perdió la batalla contra el covid-19.

Otro caso es el del policía de investigación Juan Carlos Hernández Ángeles, quien se encontraba hospitalizado en el regional del ISSSTE “Ignacio Zaragoza”. Su deceso fue descrito como “neumonía atípica”. Se encontraba adscrito a la Fiscalía de Cuajimalpa.

También se informó del fallecimiento de Miguel Ángel Rodríguez Medina. Hace poco más de quince días su esposa falleció del mismo padecimiento. Rodríguez Medina estaba adscrito a la alcaldía de Benito Juárez. Era presionado por su responsable, Matilde Candelas Enríquez, a cubrir guardias a pesar de su condición. También se tiene registro del fallecimiento de Sergio Páez Páez, oficial secretario en Gustavo A. Madero.

El sábado pasado se ordenó la instalación de artefactos elaborados con dos cubetas de plástico, para que los usuarios externos a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México se laven las manos, pues sus sanitarios se encuentran en condiciones deplorables.

Casos en GN y Ejército

En las oficinas centrales de la Guardia Nacional, ubicadas en Torre Pedregal, el comandante del cuerpo de Policía Militar y Jefe General de la Coordinación Policial de la Guardia Nacional, Inocente Prado López, ha sido hospitalizado por habérsele diagnosticado infección por covid-19. Como medida preventiva fueron cerradas y sanitizadas dos áreas ubicadas en los pisos 7 y 9 de dicho inmueble, las que han vuelto a operar después de su limpieza.

Por otro lado, trece elementos del Ejército Mexicano, comisionados en el puesto de revisión militar en Querobabi, municipio de Opodepe, Sonora, han sido internados en el Hospital General de Hermosillo, tras haber sido contagiados en dicho retén. Esta información se ha hecho pública, a pesar de que general de brigada, comandante de la 4a zona militar, Cruz Isaac Muñoz Navarro ha tratado de minimizarla.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.