Opinión

Consulta Infantil y Juvenil 2018

La importancia de este tipo de ejercicios se refleja en diversas acciones de gran relevancia. | Fernando Díaz Naranjo

  • 24/12/2018
  • Escuchar

El Instituto Nacional Electoral (INE), entre sus múltiples funciones que, dicho sea de paso, se extendieron con la reforma constitucional de 2014, desarrolla múltiples actividades que no sólo están relacionadas con la planeación, organización, desarrollo y evaluación de los procesos electorales que se realizan en nuestro país, sino que lleva a cabo una serie de actividades de manera permanente cuyos resultados son merecedores de un análisis profundo e inclusive de ser tomados en cuenta.

Una de estas actividades lo es sin duda la Consulta Infantil y Juvenil que el INE organiza a lo largo y ancho del país para que las niñas, niños y adolescentes de 6 a los 17 años, expresen su opinión sobre diversos rubros, por un lado; pero por el otro, empiecen a ejercer su derecho a participar en el contexto de nuestro sistema democrático que ejercerán con plenitud cuando cumplan los 18 años de edad.

Este interesante ejercicio se viene desarrollando desde 1997, en el mismo año que la elección federal, y en esta ocasión, la Consulta Infantil y Juvenil 2018 se llevó a cabo del 17 al 25 de noviembre, a través de tres formas o modalidades de participación. En la primera modalidad, consistente en la participación con “boletas impresas” votaron 4 millones 784 mil 878 niñas, niños y adolescentes, lo que representó el 88.2% de la participación total. Las boletas se integraron, además, en lenguas indígenas y otras fueron adaptadas en sistema Braille. También hubo tres tipos de boletas: una para un rango de 6 a 9 años, otra para un rango de 10 a 13 años y la última para las edades de los 14 a los 17 años.

En la modalidad “digital”, instrumentada por primera vez en una consulta a nivel nacional, la participación alcanzó 412,487 registros, es decir, el 7.6%, y la modalidad denominada “Hojas de expresión gráfica”, con 228,208 registros, un equivalente al 4.2% de participación. Esta última modalidad está determinada para niñas y niños de seis años y que no sepan leer ni escribir.

Todas las boletas tuvieron como referencia la opinión de las niñas, los niños y los adolescentes sobre igualdad de género y sus derechos.

En total, participaron en este interesante ejercicio 5 millones 425 mil 573 niñas, niños y adolescentes de todo el país, logrando la participación más alta en estas consultas. Se instalaron 28 mil 175 casillas y hubo una movilización de poco menos de 50 mil voluntarios.

Algunos datos preliminares difundidos por el INE destacan que las entidades con mayor participación fueron el Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato y Veracruz.

La importancia de este tipo de ejercicios se refleja en diversas acciones de gran relevancia. Así, la Consulta Infantil y Juvenil de 2012 en el Estado de Oaxaca, permitió que se emitiera una ley para prevenir la violencia registrada en el espacio escolar. El mismo ejercicio, pero del año 2015, permitió al Senado de la República emitir un punto de acuerdo de la Comisión de Infancia para que se sugiriera a la Secretaría de Educación Pública, la posibilidad de poder incorporar el valor de la paz en los diversos cursos de educación básica.

Los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2018 serán presentados a diversas instancias de decisión de Estado mexicano tales como la Presidencia de la República, la Cámara de Diputados, el Senado de la República, instituciones del ámbito local, entre otras.

Los resultados seguramente serán dignos de conocerse con detalle, pero lo más importante será que nuestras autoridades tomen en cuenta el sentir de las niñas, los niños y los adolescentes y pueda logarse, en el próximo ejercicio que el INE lleve a cabo, la vinculación de sus resultados con la aplicación de diversas políticas públicas en materia de educación, cultura, salud, entre otras. ¡Hasta la próxima!

La Liga de Futbol Americano Profesional en México

@fdodiaznaranjo | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.