Opinión

Consulta: ¿éxito o fracaso?

La consulta popular para fincar responsabilidad a los expresidentes de México fue un fracaso político. | José Luis Castillejos

  • 02/08/2021
  • Escuchar

La consulta popular para fincar responsabilidad a los expresidentes de México fue un fracaso político. De los 93.5 millones de personas aptas para votar solo sufragaron siete millones.

No tuvo una aprobación contundente y eso deja mal parado al partido Morena y al gobernante en turno. Ni el ciento por ciento de los simpatizantes creyeron en este ajuste de cuentas de la 4T.

Y es que la ley no se consulta, se aplica. Y si hay pruebas contra los saqueadores ¿para qué gastar más de 500 millones consultando si se enjuicia o no? A la cárcel y punto.

Ese dinero debió destinarse a atender a los niños con cáncer, a la compra de medicamentos y mejoras de algunos hospitales.

Pero no. Pudo más el capricho del presidente Andrés Manuel López Obrador de vengarse y querer llevar al banquillo de los acusados a exjefes de Estados que, desde su percepción, conformaron una mafia.

Desde la óptica oficial, la participación de unos siete millones de electores fue suficiente ya que entre el 89 y 96 por ciento de ellos votaron por el "" para ver tras las rejas a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo,  Felipe, Calderón, Vicente Fox y Enrique Peña Nieto.

El tema es fácil. Si hay documentos que prueben el saqueo (que lo hubo) indiscriminado de recursos pues desde hace rato la Fiscalía General de la República debió investigarlos y fincarles responsabilidades.

Era necesario que 37 millones 468 mil 678 votantes acudieran a emitir su opinión para que la consulta tuviese mandato obligatorio. Pero esos siete millones se ubicaron muy por debajo del 40 por ciento requerido para que de inmediato los exgobernantes rindan cuentas.

Esta democracia participativa se quedó corta. Las urnas en varios puntos del país quedaron vacías. De hecho mucha gente no confió en la consulta, considerada por algunos como "engaña-bobos".

Sufragaran o no los mexicanos, lamentablemente, el país  seguirá igual. Salió peor el remedio que la enfermedad.

La justicia se aplica, no se consulta. Lo contrario es un rancio populismo en una Nación que se desangra en manos de la narcoactividad y el desorden.

Pero como se afirma en el argot popular que "los carniceros de hoy serán las reses de mañana" habrá que prepararnos para ver cómo el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador podría ser llevado a los tribunales por una serie de errores como el retiro financiero para apoyar a los infantes con cáncer.

Por ese hecho, que podría ser considerado como delito de lesa humanidad, en su momento, López Obrador deberá responder.

El tiempo aclarará las paradas, y aunque el deseo de los mexicanos es que ya se pare la corrupción, no hay forma de que esto suceda  y menos en el fracasado gobierno de López Obrador.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.