Acción Nacional es el partido político más viejo del país. El PRI ha tenido diversas mutaciones y aunque hay un espíritu anterior a la fundación del PAN, el PAN cuenta con el registro más antiguo y por ello es el primero en aparecer en la boleta electoral.

El modelo con el que fue fundado el PAN, desde 1939, se sustentaba en una democracia aristotélica; la Asamblea Nacional (todos los militantes) elegía un Consejo Nacional (poco más 350 -el número ha variado- representantes de toda la militancia) y era el Consejo Nacional el órgano encargado de elegir al presidente del Partido. Ahora, a partir de la reforma promovida por Javier Corral hace unos años, es el voto de la militancia la que elige al presidente.

El Consejo Nacional siempre ha tenido otras funciones; de ahí se crean las comisiones internas que rigen al Partido, ahí se debaten y se toman decisiones de relevancia y también, al menos hasta hace seis años, era donde se votaba y se acomodaba la lista de senadores plurinominales. Muchos doctrinarios le llaman la conciencia del Partido, porque también ahí se reflexiona, se reclama y analizan los sucesos relevantes.

El debate interno en Acción Nacional

El próximo fin de semana será la primera reunión de Consejo Nacional desde la elección de julio pasado y se espera un fuerte debate sobre el tema. No será nada nuevo, el PAN lleva haciendo estas reuniones desde los cuarenta, pero a partir del crecimiento electoral en los noventa, empezó a tener mayor interés para los medios el debate interno en Acción Nacional.

Seguro dirán los medios y los analistas que el PAN está dividido, como lo hacen cada vez que ven debatir a alguien en política, porque piensan que debatir es división o pleito. Seguramente dirán que hubo reclamos (y los habrá) y que el PAN no tiene remedio... bien decía Castillo Peraza que tantas veces se ha visto el epitafio del PAN que sería justo empezar a pensar que es inmortal.

Sin embargo, sí hay señales importantes que leer en un Consejo Nacional y más en uno como el que habrá el sábado:

·         El Consejo Nacional es el lugar donde se ve la fuerza de cada grupo y de cada candidato a la presidencia del PAN. Seguramente todos los que aspiran a presidir la institución tomarán la palabra y encabezarán la reflexión interna... esto (en fechas distintas) también pasa con los que quieren ser candidatos a la presidencia de la República.

·         El Consejo Nacional tendrá que nombrar a la comisión electoral que llevará a cabo la sucesión presidencial panista. No hay que olvidar que además de la probidad de los perfiles es un trabajo tremendo ya que es una elección nacional con toda la militancia que debe ser más de 250,000 personas.

·         En el Consejo Nacional también se verán las ausencias que se desprenden de la elección pasada. No sólo Margarita Zavala que renunció a su militancia, también aquellos que con ella se fueron y los que fueron candidatos por otros partidos.

Más allá de que todo el evento circulará en la elección pasada y en la sucesión de la dirigencia nacional, también será la reestructura interna, el conteo de los que quedan después de la elección pasada y la forma en que el PAN asumirá su labor como principal oposición del país.

Malas señales

@JulioCastilloL  | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información