Opinión

Congreso: va la IV Transformación

La Cuarta Transformación tiene rumbo y cambiará de forma significativa, con sensibilidad popular y democrática, la manera de concebir el servicio público. | César Cravioto

  • 18/09/2018
  • Escuchar

En el Congreso de la Unión ya arrancó la Cuarta Transformación de la República.

Pese a algunas complicaciones en la primera semana del nuevo Congreso de la Unión, los avances que se han dado en la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados en esta segunda semana han sido muy alentadores. Los legisladores de Morena están decididos a reconvertir al Parlamento federal en la auténtica casa del pueblo.

Hoy, los legisladores de Morena se han comprometido a no usar su mayoría para arrollar a partidos adversarios, sino a buscar, mediante el consenso, la aprobación de leyes encaminadas a favorecer a todos los mexicanos. Y a frenar decretos que han puesto en oferta los bienes de la nación y empobrecido a más de la mitad de la población.

Con ese espíritu, los diputados federales de Morena-PES y PT aprobaron la Ley de Salarios Máximos reglamentaria para que ningún servidor público perciba un salario superior al presidente de la República. Esto significa que nadie en el servicio público de este país podrá ganar más de 108 mil pesos mensuales. 

Sin lugar a dudas, este tema había sido uno de los reclamos más sentidos de la sociedad en un país con tantas carencias y desigualdades y, a la vez, con servidores públicos con sueldos excesivos. El jueves 13 de septiembre se terminó con el abusivo régimen de privilegios de la alta burocracia

Otro de los logros en el Congreso fue el propio ahorro en los gastos de las Cámaras. Aunque pueda parecer irrelevante, el hecho de no gastar recursos en viajes y vehículos para los legisladores es una buena señal.

Tal parece que quienes han venido criticando al proyecto de la Cuarta Transformación, en la propia campaña y ahora en el proceso de transición, no les gustan estas medidas y las critican como si no fueran relevantes para el país, pero estoy seguro que la mayoría de los mexicanos aplauden estas medidas. 

Ese mismo día, como preámbulo para la cancelación de la reforma educativa, el grupo parlamentario de Morena en el Senado presentó una propuesta de reforma constitucional para derogar del artículo tercero la evaluación docente como requisito para que los profesores conserven su empleo.

Martí Batres, presidente de la mesa directiva en esa Cámara, confirmó su propuesta de impulsar un plan de austeridad republicana en el Senado, el cual incluye el recorte de cien altos mandos, la reducción de salarios y la supresión de privilegios, lo que permitiría un ahorro de casi 50 por ciento en los gastos totales del organismo parlamentario.

En sentido similar, Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena informó que el paquete inicial de ahorros en la cámara baja asciende a 409 millones de pesos, tan sólo para el último cuatrimestre del año en curso.

En todo caso, las primeras acciones del Legislativo y los intensos trabajos desarrollados por el presidente electo y la próxima jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, indican que la Cuarta Transformación del país es incuestionable. Que tiene rumbo y cambiará de forma significativa, con sensibilidad popular y democrática, la manera de concebir el servicio público.

La hora cero del Congreso popular

@craviotocesar | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.