Opinión

¿Con la misma vara?

El servicio público es de tiempo completo.

  • 12/03/2016
  • Escuchar

Mientras nosotros buscamos cómo alargamos el salario, durante la Convención Anual Bancaria, realizada en Acapulco, Guerrero, los dueños del capital financiero, ese que no tiene nacionalidad ni respeta soberanía alguna, expresaron su beneplácito porque “nunca en la historia habían estado mejor ni obtenido mejores resultados”. Lo insólito del comentario es que muestra claramente su insensibilidad frente a las necesidades y las carencias de la sociedad: Ellos cumplen su cometido, deben decirse, al apropiarse de los recursos y cobrar altas comisiones por la gestión financiera.

 

Veamos el caso de las pensiones. Según informó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro Para el Retiro (Consar), al cierre de febrero de 2016 hay un saldo acumulado de 2 billones, 556 mil 486 millones de pesos, que en comparación con el mes anterior, significa una baja de 14 mil 917 millones de pesos, (y que en los últimos 14 meses acumula una baja de 71 mil 305 millones de pesos) debido a la volatilidad de los mercados financieros, tanto en el país como en el extranjero. Y eso sucede pues las afores dedican una parte de los ingresos por aportaciones a las inversiones en renta variable, que por supuesto en un mercado internacional de alto riesgo conducen a tener pérdidas.

 

¿Qué tan grandes son éstas? ¿Este esquema de pensiones es la mejor forma de garantizar una vida tranquila para quienes trabajarán cuarenta, cuarenta y cinco años? ¿Qué hará el país, que se está haciendo viejo, en quince o veinte años, cuando los jóvenes que comenzaron a cotizar en 1997 busquen su pensión y vean que no les alcanza para una vida digna? Tan difícil está el asunto que se propone una modificación a la ley (una más) para que los que cotizan bajo el esquema de la ley de 1973, pasen al mismo esquema de los que cotizan, los jóvenes todos, bajo la ley de 1997, y aceptar la propuesta de la OCDE.

 

¿Somos soberanos? ¿Dónde se determinan las decisiones financieras? ¿Seremos todos tan felices como los banqueros?

 

Las desproporciones

La mayoría de los funcionarios públicos dicen que lo son sólo en horas hábiles y que tienen derecho a sus días de descanso (y a su liquidación por separación del cargo, además de viáticos, bonos, pago de celulares, autos, choferes, viajes, seguros de gastos médicos mayores, por mencionar algunos beneficios que tienen) y los vemos en un partido de tenis o en actividades privadas (muy respetables, por cierto, nada más faltaba y mientras no se demuestre lo contrario).

 

Argumentan eso cuando los periodistas les hacen preguntas incómodas, aunque estén en un acto de campaña política, rodeados de sus guardaespaldas y funcionarios menores y en sus “días de descanso”. Sin embargo, en esos “descansos” siguen usando el auto asignado, además de los choferes y guardaespaldas y los beneficios por viajes, entre otras cosas, que no son inherentes a su función sino adjuntas al cargo que no deberían de usar pues “no están en funciones”. ¿Y si hay una eventualidad? ¿Cobran horas extras? ¿Pueden tener tiempo libre? ¿Puede desarmarse el cerebro para tomar decisiones públicas en un momento y guardarse de saber nada en otro momento?

 

El servicio público es de tiempo completo, sin discusión. El político lo es siempre, el funcionario también, para eso se les paga, y se les paga muy bien. ¿Los volvemos unos asalariados más, con unos ingresos que reproduzcan sólo su fuerza de trabajo? ¿Quién la tasa? Por supuesto no digo que no tengan vida privada, que no tengan sus espacios de vida personal, pero nunca con los beneficios del cargo y como eso es harto difícil de determinar, su comportamiento privado debe ceñirse a su comportamiento público. Lo mismo en los gremios.

 

Como tarea

¿Cuándo se va Duarte de Ochoa? ¿Tan amenazado tiene al poder? ¿Por qué Manlio Fabio lo cuestionó y después se retractó? ¿Se dieron cuenta que con todo y el desprestigio Héctor Yunes puede ganar? Nunca había habido una manifestación tan grande de universitarios en Veracruz, y eso debería de ser una muestra de la irritación social.

 

La Universidad Veracruzana tiene una tradición que difícilmente puede ignorarse y la actuación del gobernador ha logrado unirlos con un único objetivo: el presupuesto y el respeto de la universidad, y de ahí se deriva la defensa de la sociedad. Mientras, el Secretario Nuño dice que ellos han entregado las partidas federales; sin embargo, éstas se entregan a través de los convenios de participación entre la federación y el estado, nunca directamente, hasta donde tengo conocimiento.

 

De pilón...

Hay ocasiones en que se tiene posibilidad de incidir y llevar a cabo propuestas y acciones que sienten las bases para lograr otra forma de ver y hacer las cosas en algún sector social y, por supuesto, hay que aceptar el reto. Por lo mismo, ante la cercana posibilidad de que poder hacerlo y mientras ajusto mis actividades dejaré de escribir estas reflexiones semanalmente con la promesa de regresar pronto para, seguramente, centrarme en temas particulares con la misma actitud reflexiva, convocando a que todos lo hagamos, única forma en que podemos dar paso a otros mundos, otras vidas.

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

@OpinionLSR

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier  régimen, no importa el partido, por supuesto)