Opinión

Cómo nos miran los demócratas en torno a la Reforma Laboral

Los temores que tienen los legisladores de que la reforma laboral recién aprobada en México logre sus objetivos. | Manuel Fuentes

  • 31/07/2019
  • Escuchar

La carta que suscriben siete congresistas del partido demócrata fechada el pasado 26 de julio en Washington a Nancy Pelosi quien funge como presidenta de la Cámara de Representantes, refleja los temores que tienen los legisladores de que la reforma laboral recién aprobada en México logre sus objetivos.

La carta detalla las actividades realizadas por siete congresistas con miras a la aprobación del acuerdo comercial entre Estados Unidos, Canadá y México participando Richard E. Neal, Earl Blumenauer, Rosa DeLauro, John B. Larson, Jan Schakowsky, Mike Thompson, Terri A. Sewell, Suzanne Bonamici y Jimmy Gomez.

Los siete legisladores fueron designados por la demócrata Pelosi para conformar un Grupo de Trabajo con el objeto de negociar en representación de los Demócratas en la Cámara cambios para mejorar sustantivamente el Acuerdo de Estados Unidos-México-Canadá (denominado por ellos como el nuevo TLCAN o TLCAN 2.0). El documento relata que tuvo distintas reuniones con diversas personas con el objeto de entender mejor este acuerdo.

El grupo de los siete considera que sus propuestas obtendrán apoyo amplio y bipartidista en el Congreso –un objetivo que señalan, comparte con la administración de Trump– en áreas específicas que la Asamblea ha identificado se quedan cortas y que son motivo de su preocupación, en las que están incluidas reglas sobre: (1) Trabajo; (2) Medio ambiente, (3) Acceso a medicinas costeables, y (4) Mecanismos de aplicación y exigibilidad.

Llama la atención del documento el informe sobre el viaje que realizaron a México entre el 18 y 22 de julio pasado para profundizar, dicen ellos, su entendimiento de los problemas y ayudar a informarse para estas negociaciones. Se reunieron con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y su gabinete, accionistas, y expertos en protecciones laborales y ambientales. Señalan que estas interacciones han reforzado la importancia de las responsabilidades del Grupo de Trabajo y las propuestas que están formulando.

El grupo de los siete señala que la renegociación del TLCAN tiene como premisa el reconocimiento de que el Acuerdo comercial fracasó en levantar salarios y proveer mejores condiciones en México, dañando a trabajadores americanos en el sector industrial y manufacturero.

Por ello marcan que sus propuestas están delineadas para mejorar protecciones laborales y ambientales para que existan:

·         Reglas de alto nivel que sean lo suficientemente fuertes y claras como para ser ejecutables.

·         Mecanismos y recursos para monitorear si los derechos laborales principales internacionalmente reconocidos, se están otorgando a los trabajadores.

·         Mecanismos, recursos y compromiso para la rendición de cuentas respecto a reglas y compromisos dentro del acuerdo.

Los legisladores reconocen que las provisiones del TLCAN fueron inefectivas para mejorar las condiciones de los trabajadores, buscan que las nuevas provisiones sí tengan efecto.

Señala que el fracaso de aplicar estándares ambientales en México ha tenido consecuencias económicas negativas en Estados Unidos. Los resultados son externalidades ambientales, degradación estructural, y riesgos a la salud que no reconocen fronteras.

Buscan mejores mecanismos de aplicación para asegurar el cumplimiento de las normas del acuerdo.

Sus propósitos en el área de acceso a medicina costeable se basan en preservar la libertad del Congreso para legislar la mejoría al ingreso a medicamentos, mantener y refinar los estándares de acceso establecidos en 2007, y reforzar oportunidades de competencia para mejorar su ingreso, puesto que la mayoría que tienen en la Cámara está fundada en la promesa que hicieron a la población sobre servicios médicos y medicamentos costeables.

Reuniones con el embajador Lighthizer

Detallan una serie de cuatro reuniones con el Embajador Robert Lighthizer (representante de Comercio en Estados Unidos) en las que expusieron sus principios de negociación, detallando sus preocupaciones específicas, hicieron propuestas para mejorar el texto del acuerdo y su implementación en cada una de las cuatro áreas del nuevo acuerdo para las que han sido encargados de abordar y mejorar:

§  Acceso a medicinas costeables;

§  Reglas sobre trabajo;

§  Reglas sobre medio ambiente; y

§  La exigibilidad y aplicación de todas las reglas en el acuerdo, así como herramientas mejoradas de monitoreo y aplicación laboral y ambiental.

Lo que encontraron en México fue:

I.        El gobierno tiene la voluntad política de llevar a cabo una verdadera reforma laboral, pero los recursos son una cuestión importante. Dadas las medidas de austeridad estricta que el presidente impuso como parte de un agresivo esfuerzo de reforma anticorrupción, el gobierno probablemente no tiene los recursos para cumplir exitosamente con los cambios.

II.        La administración de AMLO hará su propuesta de presupuesto en septiembre, después de que el Congreso se vuelva a reunir.

III.        La Cámara de Diputados aprueba el presupuesto en noviembre. Esto será una medida crítica del compromiso de México de proveer los recursos necesarios para la reforma laboral.

IV.        En la Ciudad de México, San Luis Potosí y Tijuana, hay personas e instituciones con la experiencia y competencia sobre cómo arreglar los problemas existentes, sobre todo en las relaciones laborales. Tienen entusiasmo de trabajar con Estados Unidos y Canadá para fortalecer el acuerdo.

V.        En San Luis Potosí, se les recordó que hay otras personas e instituciones igual de entusiasmadas para trabajar en preservar el status quo y evitar hacer los cambios necesarios que se requieren hacia un nuevo acuerdo y para la propia reforma laboral. Les perturbó la confirmación de que más de 400 amparos se hicieron en los tribunales mexicanos por los sindicatos de protección más grandes, para socavar la reforma laboral.

VI.        En Tijuana y San Diego, observaron la vista, sonidos y olores de dos comunidades fronterizas cuyo potencial económico es detenido por una falta de cooperación, decisión y recursos de ambas naciones.

El documento concluye con un resumen de sus actividades:

o   En su visita a la Ciudad de México:

·         Se reunieron con AMLO, quien pintó una visión ambiciosa e inspiradora para la reforma en México. Les aseguró de su compromiso en democratizar las relaciones industriales en México y de implementar la reforma en justicia laboral.

·         Los Secretarios de Economía, Trabajo, Ambiente y Relaciones Exteriores, además del principal negociador para el nuevo TLCAN, también se reunieron con el Grupo. De manera particular, la Secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde les proporcionó un informe detallado y sustantivo de la línea de tiempo y plan estratégico de la administración para implementar la reforma laboral.

 

o   En San Luis Potosí:

·         Vieron relucientes y masivas nuevas instalaciones de manufactura. La mayoría de ellas practica el juego conocido de realizar un acuerdo con un sindicato de protección antes de comenzar operaciones o contratar trabajadores. Vieron claramente por qué el mercado laboral en México, construido sobre las espaldas de trabajadores sin poder, ha sido una bendición tan grande para algunas de las compañías más ricas del mundo, incluyendo algunas americanas.

·         Se reunieron con trabajadores de la planta de Goodyear que fueron despedidos hace un año por ejercer su derecho a organizarse y buscar mejores condiciones de trabajo. Esos trabajadores siguen sin encontrar compensación.

·         Se reunieron con organizadores que trabajan sin cansancio para aumentar la democratización en las relaciones industriales de México, quienes compartieron sus esperanzas y frustraciones con el sistema existente en México, y las nuevas reformas, que tienen un camino largo para tener efecto.

o   En Tijuana, en frontera con San Diego:

·         Aprendieron que las decisiones sobre el uso de la tierra, desarrollo rápido, manejo pobre, e infraestructura desmoronándose en Tijuana tiene impacto directo económico, ambiental y de salud pública en San Diego.

·         Se sorprendieron de aprender que las leyes de agua en México, y las leyes ambientales en general, son bastante buenas en escrito. El reto es que no son aplicadas.

·         Se reunieron con expertos de manejo de agua para entender los retos presentados por la geografía de Tijuana, su cuenca y río, que fluye hacia el norte a San Diego, a menudo llevando agua contaminada con aguas negras a las playas de San Diego.

·         Señalan que ahora es tiempo de que el Representante de Comercio responda, presente contrapropuestas y cumpla sus promesas. Están dispuestos a trabajar con él.

¿Y en México cuál es el papel de los trabajadores para incidir en mejorar sus derechos?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.