Opinión

¿Cómo calificar el debate?

Este debate se dividió en tres grandes temáticas | Rodolfo Aceves

  • 29/04/2018
  • Escuchar

El primer debate presidencial realizado hace una semana arroja nuevos elementos para calificar un evento de este tipo.

El formato introdujo una novedosa modalidad de distribuir el tiempo en varios minutos para que los candidatos los utilicen como mejor crean conveniente y con preguntas directas de los conductores. Como era de esperarse, prevaleció la mutua descalificación política y personal, que poco contribuyó a que el ciudadano tomara elementos de decisión.

Bien. Este debate se dividió en tres grandes temáticas:

Seguridad, corrupción y democracia

Según la encuesta del periódico Reforma, el mejor desempeño en las propuestas de seguridad la obtuvo Ricardo Anaya, seguido de José Antonio Meade y empatados Andrés Manuel López Obrador y Margarita Zavala, aunque el formato del debate y el tiempo reducido no contribuye a una examinación detallada de las propuestas.

En lo general las propuestas de los candidatos estriban en aumentar el número de efectivos de la Policía Federal, en prometer la continuidad de las Fuerzas Armadas en las calles, pero ninguno abordó la necesidad de modificar el concepto y el modelo de seguridad.

En el segundo tema sobre corrupción, nuevamente Ricardo Anaya llevó la delantera según la encuesta citada, seguido de Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade.

No menos importante en el tercer tema, la democracia, nuevamente Ricardo Anaya se llevó la mayoría de la encuesta, seguido de José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

Las propuestas

Empero, las propuestas quedaron superadas por el desempeño de comunicación corporal y de la capacidad de oratoria que hicieron uso, de la que Ricardo Anaya dominó en escena.

Pero mientras las descalificaciones iban y venían de un lado a otro, es muy posible que la imagen del partido político que postuló a José Antonio Meade y las desacertadas decisiones en seguridad, derechos humanos y democracia de la última administración en la que también participó, no le favorecerán en sus pretensiones para alcanzar la Presidencia de la República.

Andrés Manuel López Obrador solo se dedicó a administrar la zona de confort que le otorga la amplia ventaja que diversas encuestas le favorecen, de tal forma que hasta se permitió declinar responder ataques de sus debatientes.

Fue notorio que el otrora gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, careció de una propuesta sólida que le revirtiera la imagen que le produjo un cuestionado proceso de recolección de firmas en las que presentó bastantes de ellas alteradas. Su única opción era desviar la atención mediática y lo hizo, fue con una propuesta chambona y fuera de derecho: amputar la mano del ladrón.

A Margarita Zavala la persigue la imagen del expresidente Felipe Calderón en la que le cuesta desprenderse de los desaciertos en el desempeño de su administración.

Seguridad, corrupción y democracia son temas que en México han sido vulnerados, en el que el tejido social es quien más resiente los infortunios de las políticas públicas.

Seguramente fue por esto por lo que los organizadores del debate consideraron que estos temas serían los más urgentes para ser tratados en este primer debate.

Viabilidad e inviabilidad de las propuestas

@racevesj | @OpinionLSR | @lasillarota