Opinión

Comisiones y el ahorro para el retiro

Es momento de preocuparnos por nuestro ahorro para el retiro. | Francisco Alberto Pérez Pacheco*

  • 02/12/2021
  • Escuchar

Envejecer es algo tan natural como inevitable. Por eso, las pensiones son el componente principal de la seguridad social, pues son un mecanismo para que las y los ciudadanos puedan tener un ingreso constante que les acompañe el resto de su vida.

Para las personas que empezaron a trabajar después de 1997, las pensiones que tendrán dependerán de la cantidad de recursos que ahorren en su etapa productiva, de los rendimientos que generen las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) y de las comisiones que estas cobren y que se calculan como un porcentaje del saldo en las cuentas individuales.

El pasado 16 de octubre de 2021, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la metodología para el cálculo del tope máximo que podrán cobrar las Afores por concepto de comisiones y que pasará de un promedio de 0.81% en 2021 a 0.56% para 2022.

Para los trabajadores esto supondría un cambio positivo, pues tendrán que pagar menos por la administración de sus recursos lo que, a su vez, podría traducirse en una mayor pensión.  En tanto que para las Afores representa un cambio negativo, pues por ley su única fuente de ingreso son las comisiones. Sin embargo, lo anterior no significa que no les permita ser un negocio rentable. De 2014 a 2020, el aumento sostenido de sus ingresos y la disminución del costo en afiliación y traspasos provocó que las utilidades de las Afores pasaran de 82 mil millones a 105 mil millones de pesos.

La preocupación de diversos agentes radica en que las Afores no tengan tiempo para ajustar su modelo de negocios a las nuevas comisiones. En este contexto, las Afores pueden tener pérdidas en el corto plazo, pues se enfrentarían a una estructura de costos similar, pero con menos ingresos. Sin embargo, conforme aumenten las aportaciones de los trabajadores a sus cuentas individuales, de 6.5% en 2020 a 15% en 2030, los ingresos de las Afores aumentarán. A pesar de que cobrarán una comisión más baja, posiblemente recibirán más recursos de los que cobran actualmente.

Ante los temores de que las menores comisiones afecten los rendimientos de las Afores, la experiencia internacional muestra que no se requieren comisiones altas para tener rendimientos positivos. Por ejemplo, en Estados Unidos los fondos de pensiones que entregan los mayores rendimientos son aquellos con las comisiones más bajas. Esto es posible gracias a que gozan de un mayor grado de diversificación en sus inversiones.

El tope máximo a las comisiones ayudará a mejorar las pensiones de los trabajadores que tienen una Afore y que cotizan en el IMSS. También es necesario incentivar el ahorro voluntario e integrar a los trabajadores informales o a los trabajadores independientes. Para tener un mejor futuro, es momento de preocuparnos por nuestro ahorro para el retiro.

Francisco Alberto Pérez Pacheco | Investigador. Economista por la Universidad Nacional Autónoma de México. Realizó prácticas profesionales en el Instituto Belisario Domínguez. Además de las finanzas públicas, está interesado en economía cuantitativa, ciencia de datos y migración, disciplinas que profundizó en su estancia en el Instituto de Estudios Políticos de París (SciencesPo) y como asistente de investigación en la Facultad de Economía de la UNAM. Actualmente colabora en el CIEP en el área de transferencia de capitales, retiro y cambio demográfico.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.