Opinión

Ciencia ficción o realidad

Mi enorme afecto a la familia Cázares Ruiz: un abrazo.

  • 12/12/2015
  • Escuchar

Un poco antes de las doce de la noche del martes pasado, a través de las bocinas instaladas en la ciudad de México, que emiten la alerta sísmica, se empezó a escuchar una voz de mujer que hablaba y hablaba y alertaba sobre la desaparición de una persona, según y a duras penas se pudo entender. ¿Estamos ante una invasión, otra más y poco a poco, del espacio público?

 

No tardará el día en que por esas mismas bocinas nos controlen y den instrucciones sobre la vida cotidiana, y nos informen que “x” persona cruzó la calle en el siga o que unos jóvenes están haciendo escándalo o que unos grafiteros están pintando una barda (o en beneficio de la sociedad denunciando que unos policías están extorsionando a un automovilista o asaltando a un cuentahabiente) o que unos amantes están saliendo del motel, en fin lo que a cada uno se le ocurra y nos volvamos una sociedad sancionadora y vigilante el uno del otro en lo que pudiera parecer una novela de ciencia ficción o la concreción de esa extraordinaria novela de anticipación, 1984, de George Orwell. 

 

La permanencia en la red

Y un ejemplo más de lo anterior está en los textos que se publican en la red, en Facebook. Si un emisor se da cuenta que un comentario suyo no gustó puede corregir y a no ser que algún lector hubiera guardado la información anterior, no queda rastro visible de lo que se publicó originalmente, y sí aparece el nuevo como hecho desde siempre, con el consiguiente riesgo de enviar toda clase de amenazas e informaciones desvirtuadas. Lo impreso prevalece, permanece, compromete.

 

Triunfo ¿pírrico?

Y para continuar con la ciudad de México, la consulta del domingo pasado sobre el llamado “Corredor Cultural Chapultepec” permitió que la ciudadanía se expresara y dejara claro que los programas urbanos de toda índole deben contar con el consenso de la sociedad y no sólo con las decisiones ejecutivas de las autoridades; sin embargo, el resultado está muy lejos de ser un verdadero triunfo y seguramente ya están preparando el plan B, el C o el D: El negocio inmobiliario, que ha crecido de manera exorbitante en los últimos cinco años no va a dejarse.

 

El caso del centro comercial de avenida Universidad y Miguel Ángel de Quevedo, es un ejemplo. Los habitantes de la delegación Cuauhtémoc se decidieron por otro tipo de gestión, por eso ganó Morena, y el jefe delegacional está obligado a estar a la vanguardia en la defensa de las necesidades reales de los habitantes de la zona y no cuidarse para la contienda del 2018. Así tampoco.

 

Las elecciones por venir

¿Qué sucede en Veracruz? En la semana se publicó un desplegado suscrito por un sector de perredistas que, como podría esperarse, se niegan a la coalición con el PAN para llevar como candidato a Miguel Ángel Yunes. Es lamentable cómo se desdibujan las opciones políticas y se todo se reduce a tratar de alcanzar el poder, sin un programa común, sin acuerdos claros y a la vista de todos, y sin una idea de lo que significa coligarse.

 

En este caso, además, es imperdonable que se puedan aliar con un personaje tan siniestro como éste: Antiguo priísta, después aliancista y ahora panista. ¿Se le habrá olvidado al señor Yunes sus acuerdos con Elba Esther? ¿Se le habrán olvidado las cuotas de poder que reclamaron? En fin, día con día es más clara la incapacidad del PRD para conducir y avalar las demandas sociales pues su vista está puesta en el poder, que no necesariamente significa que lo usarán para beneficio de la sociedad. ¿Se vale que los partidos con posiciones distintas se unan, olvidando sus diferencias históricas, de proyecto, para tomar el poder? ¿Cuáles son los límites?

 

De pilón…

El ejemplo más claro de coaliciones interesadas está en la alianza entre el PRI y el Partido Verde, durante las elecciones del 2012 y en las distintas acciones tanto en el Pacto por México, como en las votaciones en las cámaras. Hoy se llaman, unos y otros, a engaño; se rasgan las vestiduras y acusan al Fiscal general de la FEPADE de mentir a los senadores durante su comparecencia para ser elegido en el cargo, y mienten, por supuesto, al no señalar que todos ellos sabían qué hacía el señor Nieto y a quién asesoraba.

 

Si no estoy mal informado, no sólo asesoraba al PRD sino al PRI y a otros partidos políticos, presentes en la sesión mencionada. ¿Sólo se dieron cuenta de que no informó todo lo que tenía que informar, distinto a que haya mentido, cuando afectó a un ex dirigente del Verde, ese que les ayudó al fraude con las tarjetas Monex?

 

Por favor, no nos hagamos. ¿Cuál es la razón para que el juez negara la orden de aprehensión? ¿Valores entendidos? ¿Es o no un ladrón electoral Arturo Escobar?

 

Coda

Asamblea Constituyente en la “Ciudad de México” Proponen los diputados federales. ¿Sin los ciudadanos de la misma ciudad?

 

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier  régimen, no importa el partido, por supuesto)