Opinión

China desata los demonios

Los analistas están preocupados, pues se preguntan si la actividad económica global está en un proceso de desaceleración.

  • 25/08/2015
  • Escuchar

La Bolsa de Shanghai sufrió ayer su peor caída en ocho años y medio, confirmando ante los ojos de los expertos que la segunda economía más poderosa de este planeta está en declive y que sus autoridades no pueden tomar el control de la situación.

 

Desde el domingo por la noche se esperaba que este lunes los mercados de valores de todo el mundo amanecieran reflejando caos, pues el índice Shanghai Composite se teñía de rojo segundo a segundo, hasta cerrar ayer con un desplome de 8.5%. Los analistas advertían que los inversionistas estaban saliendo de inversiones de mayor riesgo, como monedas, acciones y commodities, buscando refugio en aquellos que son considerados como seguros.

Se respira una fuerte aversión al riesgo por todas partes.

 

"Las bolsas en Asia cerraron con fuertes pérdidas debido a la incertidumbre sobre la economía de China", explicó Banorte Ixe en un reporte. "El índice Shanghai Composite perdió 8.5%, siendo la peor caída desde el año 2007 y representa un rompimiento del nivel que el gobierno había definido como un nivel de soporte".

 

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) perdió ayer 1.64%, ligando así su quinta jornada consecutiva a la baja y acumulando en el último año un descenso de 8.60 por ciento.

 

La caída del mercado mexicano hasta resulta anecdótica, poco grave para lo que se vivió en el mundo ayer, tomando en cuenta que casi 2,200 acciones enlistadas en Shanghai perdieron el límite diario de 10% de su valor durante la sesión de este lunes, mientras que solamente 15 terminaron en terreno positivo, recordó el China Daily en su edición online, dejando ver que pudo ser peor.

           

Mientras tanto, en Estados Unidos el Dow Jones perdió 588.40 puntos o 3.57%, para situarse en 15,871.35 puntos, esta fue su peor caída desde agosto de 2011.

 

El Nasdaq, que agrupa a las empresas de la nueva economía, cayó 3.82%, mientras que el Standard & Poor´s 500 se desplomó 3.94 por ciento.

 

Los analistas están preocupados, pues se preguntan si la actividad económica global está en un proceso de desaceleración.

 

"Desde nuestro punto de vista", dicen los analistas de Banorte Ixe, "la incertidumbre sobre el crecimiento económico global derivado de la debilidad observada en las cifras de China y las dudas sobre las razones de la devaluación del yuan la semana previa son los elementos que determinaron la tendencia negativa de los mercados accionarios y de los precios de los energéticos (la semana pasada)".

 

Los expertos nos hacen ver que agosto ha sido un mes muy complicado para los mercados accionarios y que la mayor caída del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal indicador de la BMV, la registra ICA, con 37.9% de depreciación debido al impacto que tiene el dólar en su deuda.

 

Y la suerte sigue sin favorecerle, ayer el dólar se vendió en 17.47 pesos en las ventanillas de Banamex, pero en algunas sucursales se llegó a ofrecer en 17.52 pesos durante la jornada.

 

El dólar interbancario superó por primera vez en la historia los 17 pesos, al finalizar en 17.1260 a la venta, esto es 1.2% más que el viernes pasado.

 

Por su parte, Europa también vivió una jornada de terror, el FTSE 100 de Londres se desplomó 4.55%; el DAX alemán retrocedió 4.70%, y el CAC 40 francés perdió 5.35%.

 

En tanto, de crudo WTI para entregas en octubre cayó 2.21 dólares o 5.5% durante la sesión, para situarse en 38.24 dólares por barril, su nivel más bajo desde febrero de 2009.

 

El petróleo mexicano, en tanto, se desplomó 6.98% en el marco del colapso chino, finalizó en 33.71 dólares, de acuerdo con Pemex. Este es su nivel más bajo desde diciembre de 2008.

 

Todo esto se junta y pone en más cuestionamientos la situación económica de México, pues aunque nos repiten los funcionarios una y otra vez que estamos seguros ante las buenas medidas que se toman para protegernos, el impacto del precio del dólar seguramente ya se está viviendo en algunos hogares mexicanos. Asimismo, el precio del crudo dejará con menos dinero al gobierno, que de por sí no estaba gastando mucho en las empresas locales, desde que llegó al poder.

 

@takaink