Opinión

Certidumbre

De acuerdo con la Coparmex Andrés Manuel López Obrador "no está otorgando certidumbre sino generando una creciente desconfianza". | José Luis Castillejos

  • 06/08/2019
  • Escuchar

El foco rojo de la alerta ha sido prendido en el sector empresarial desde donde esperan que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ofrezca certidumbre económica para evitar una corrida de capitales.

Las malas señales que generan incertidumbre y bajan la calificación de México hacen prever que siga ahuyentándose la inversión extranjera y, con ello, comprometiéndose el desarrollo nacional.

El Banco central ha revelado que esa pérdida de confianza de los inversionistas los ha orillado al retiro de 162 mil millones de pesos en los últimos cinco meses.

Las causas serían la pérdida de confianza en el gobierno federal y la expectativa de que el Banco de México recorte las tasas de interés en el corto plazo.

A poco más de un año de su triunfo como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador "no está otorgando certidumbre sino generando una creciente desconfianza" que afecta el desempeño económico al anular contratos —como los energéticos—, según la percepción de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El país está caminando en un terreno jabonoso y una patinada puede ser de impredecibles consecuencias pues aún no hay una certeza de hacia dónde quiere transitar inconsultamente el presidente.

La estrategia en materia energética del gobierno está minando la certidumbre y cumplimiento de la ley y con ello la capacidad para atraer y retener inversión internacional y doméstica. De no cambiarse, México no logrará sus objetivos de crecimiento, de acuerdo con la alerta empresarial.

Según especialistas, una de las condiciones necesarias para el crecimiento económico es la inversión privada. En esa línea, el gobierno de AMLO debiera promover una estrategia energética encaminada a generar certidumbre y cumplimiento de la ley.

Pero el presidente de México pareciera o da la impresión que no tiene rumbo y da bandazos. Va de un tema a otro. Se ha convertido en todólogo y experto en nada y no deja que los que sí conocen los temas sean los que informen de la evolución en cada una de las áreas.

Un desgaste al interior del gabinete es evidente. Fuentes confiables advierten que si no hay una corrección del rumbo terminarán por renunciar varios miembros del entorno presidencial.

Los datos no le vienen cuadrando al presidente que ha prometido reducir la pobreza en el corto plazo.

En términos absolutos, el número de personas en situación de pobreza pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas entre 2008 y 2018, informó en la víspera el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Derechos Sociales (Coneval).

Se considera que una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación).

También si su ingreso es insuficiente para adquirir bienes y servicios para cubrir sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Respecto al número de personas en situación de pobreza extrema, la cifra pasó de 12.3 a 9.3 millones de personas entre 2008-2018, logro que deberá reconocerlo la actual administración corresponde a la gestión de Enrique Peña Nieto.

El político Diego Fernández de Cevallos, un acérrimo crítico de AMLO, sostiene que una de las causas de la pobreza en México es la Legislación Fiscal.

"Es complicado entenderla, difícil de cumplir y da resultados precarios y perniciosos. Provoca evasión y defraudación, comercio informal, falta de crecimiento económico y baja recaudación", acotó.

Rechazó como solución regalar dinero a los menesterosos ("mis mascotas" las llama el presidente) para mantenerlos en tal condición, fieles y votantes.

Los gobiernos, además de honradez, austeridad y buen juicio, requieren de recursos suficientes para emplearlos responsablemente, sin gansadas. El problema es que todo autócrata necesita y exige poder absoluto, según el prominente político.

Pero mientras las baterías de sus opositores se enfilan a diario contra AMLO este ha reiterado que su propósito central, por ahora, es tratar el tema de la inseguridad, de la violencia, que tanto preocupa a la población.

Pero los mexicanos mantienen como exigencia primordial la creación de fuentes de empleo, mejoramiento en el rubro de la salud y que se garantice una educación adecuada a los niños y jóvenes para hacer de este un mejor país.

En la víspera, López Obrador informó que se está combatiendo el tráfico de armas, haciendo un esfuerzo especial por el daño que éstas causan en México. De acuerdo con la legislación vigente, existe más control que en otros países, en cuanto a la adquisición de armas, y la portación de armas, que requieren de permisos de la Secretaría de la Defensa.

"Somos muy respetuosos de lo que decidan otros gobiernos, pero pensamos que estos lamentables hechos que se presentaron en Estados Unidos deben de llevar a la reflexión, al análisis y a la decisión de controlar la venta indiscriminada de armas", alertó.

Hoy por hoy México requiere certidumbre en todas las áreas.

El presidente tiene la palabra.