Opinión

Carta a la Dra. Sheinbaum

La Red de Información de Violencia ha sido dejada de lado por la misma institución que tiene la responsabilidad de mantenerla activa. | Teresa Incháustegui

  • 08/03/2021
  • Escuchar

Estimada Dra. Sheinbaum, utilizó el privilegiado espacio de este portal de noticias que es La Silla Rota, para dirigirle unas reflexiones que considero importantes para todas las mujeres de la CDMX y para su buen gobierno. Doy por hecho que ambas compartimos el compromiso por difundir, proteger y hacer válidos los derechos de las mujeres y las niñas, por lo que infiero compartirá las preocupaciones que pongo a su consideración.

Por causas de origen estructural la desigualdad entre mujeres y hombres es un hecho histórico, razón por lo cual todas las democracias tienen un déficit que colmar, una brecha cuyo primer peldaño es garantizar a las mujeres y niñas una vida libre de violencia. Este es el primer derecho humano de las mujeres ya que la libertad de movimiento, la autonomía y el respeto a la integridad personal, son la llave para todos los demás derechos.

En México, este derecho fundamental es cotidiana y masivamente vulnerado. Once mujeres incluyendo niñas menores a 5 años, mueren diariamente en las formas más violentas y crueles, habiendo sufrido agresiones físicas y sexuales previas o posteriores a perder la vida. Se denuncian más de 15 mil violaciones al año, seguramente menos del 10% de las que se comenten, pero solo se investiga y se somete a proceso a menos del 30% de los casos y se sanciona, a menos del 10% de los violadores. 

La violencia en el seno familiar afecta a más del 60% de las mujeres mayores a 15 años, y en la modalidad física esta violencia victimiza a más del 37% de mujeres. Datos del Subsistema Automatizado de Lesiones y Causas de Violencia de la Secretaría de Salud (2010) señalaban que 90% de las víctimas femeninas atendidas por lesiones y agresiones, habían sido violentadas en sus casas y 80% de las mismas por el cónyuge o pareja. Sabemos también que entre los feminicidios 40% de las víctimas fueron encontradas sin vida en su domicilio y que, en buena parte de los casos, habían sido privadas de la vida por su pareja o ex pareja. Datos estos que coinciden con los proporcionados por la OMS y ONUCRI a nivel mundial, donde señalan que siete de cada diez mujeres son asesinadas por parejas o ex parejas. De ahí la importancia que el máximo organismo de la salud mundial ha dado hoy a la violencia de pareja como segunda pandemia, siguiendo a la del covid-19. 

Le ofrezco estos datos para enfatizar la importancia de un mecanismo como la Red de Información de Violencia mandatada en la Ciudad de México por la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia  (art. 3º, Art.16) que gracias a las recomendaciones del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario (GIMU) de la primera Alerta de Género en la CDMX, solicitada por diversas OSC en septiembre de 2017, pudo echarse a andar después de diez años de proclamada la ley. Junto con esta Red, el GIMU indicó también la integración del Sistema para la Identificación de Riesgo de Violencia Feminicida (SIARVFem) en el que se filtrarà a las mujeres con situaciones de violencia recurrente que estuvieran solicitando de manera periódica ayuda o asistencia de las autoridades obligadas a prevenir, atender y sancionar la violencia en contra de las mujeres. Quiero enfatizar que una parte fundamental de esta Recomendación fue que la Red se echará a andar integrando los registros de las ocho instituciones obligadas por la Ley y que se integrarán los registros de mujeres atendidas desde el 1º. de diciembre de 2012 hasta 2018, así como que se unificará en un solo expediente los registros de las personas víctimas recurrentes, tomando como base la identificación del INE y la CURP.

Por el trabajo previo y la voluntad de las instituciones involucradas, particularmente la Secretaría de Salud y la ex PGJDF, en julio de 2018 se echó a andar esta Red con más de 350 mil registros, que dieron como origen a casi 200 mil registros unificados de personas víctimas recurrentes.

Por su parte con el SIARVFem se pusieron a jugar siete variables estratégicas que podían indicar el nivel de riesgo de las mujeres a perder la vida ante agresores recurrentes, dando como resultado un total de 5 mil mujeres en situaciones de riesgo grave, para las que previó un programa especial de servicios básicos esenciales, y personalizado de atención, para preservar la vida y seguridad de ellas y sus dependientes. Desgraciadamente esto último ya no se pudo realizar y, de manera lamentable, en la contratación de dispositivos especiales para estas víctimas, realizadas por la Secretaría de Gobierno, se falló en aspectos que merecían sanciones administrativas.

La utilidad de esta Red para dar seguimiento a las mujeres que sufren violencia, solicitan auxilio, son constantemente lesionadas o, inclusive denuncian estos hechos con la esperanza de recibir protección y justicia, es incontrovertible. La plataforma de la Red fue instalada en más de 900 ventanas de atención, se habilitaron más de 200 mil usuarios con clave y protocolos de acceso en las ocho instituciones participantes y se diseñó una Consola administrada por el INMUJERES-CDMX hoy Secretaría de la Mujeres, desde donde se podía seguir en línea los registros, valorar los casos y niveles de riesgo; apreciar qué tanto la atención prestada o los servicios indicados, corresponden a la situación y condiciones de la persona en cuestión, pudiendo de esta manera mejorar la calidad y pertinencia de la atención prestada, sobre todo en casos de alto riesgo

La Red aporta también muchos datos estadísticos no solo de las zonas de la ciudad más afectadas, sino también de las características de los agresores, las modalidades de sus agresiones y formas de control, el número y características de la víctimas directas e indirectas de la violencia etc., ofreciendo un marco epidemiológico completo de esta flagelo, a modo de ofrecer pautas para desplegar acciones preventivas, correctivas etc., que coadyuven a la erradicación de la violencia o aún reducir su impacto en niñas, niños y adolescentes que la sufren cotidianamente y que dolorosamente aprenden a perpetrarla o padecerla. Razones todas que hacen muy apreciable y único en su tipo este instrumento. 

A pesar de todas estas virtudes, Dra. Sheinbaum, esta Red ha sido dejada de lado por la misma institución que tiene la responsabilidad de mantenerla activa y fortalecida. Hoy día solo dos instituciones siguen haciendo registros, ninguna Alcaldía cumple con su obligación de actualizar el registro y no es apreciada como un instrumento para la buena gestión de la política para garantizar a la mujeres y niñas de la CDMX una vida libre de violencia.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.