Opinión

Candil de la calle

López Obrador es solidario con los ajenos, por eso aceptó destinar las vacunas de Pfizer contra el coronavirus a naciones empobrecidas. | José Luis Castillejos

  • 19/01/2021
  • Escuchar

Los seguidores de AMLO podrán respaldar las acciones de éste respecto a que “primero son los pobres” (de fuera), pero en lo que no hay razón es que éste ceda las vacunas del coronavirus a otras naciones empobrecidas cuando en México 62.25 millones de mexicanos están depauperados.

No se puede andar por el mundo pregonando que todo está bien, que la pandemia está controlada cuando en realidad falta vacunar a millones de personas en situación de riesgo (ancianos, mujeres embarazadas, y personas con algún problema de salud).

López Obrador es solidario con los ajenos, con la gente de fuera y por eso aceptó destinar las vacunas de Pfizer contra el coronavirus a naciones empobrecidas.

Pero esta decisión podría ser una amenaza y convertirse en una bomba de tiempo. Ya existe el antecedente de apoyo a las naciones centroamericanas con el tema de los migrantes a las que se les destinó una millonaria ayuda mientras en México muchas familias de la periferia de varias ciudades del país sobreviven en casas de lámina, madera, sin drenaje o agua potable.

Pero como el populismo, que raya en el cinismo de la 4T, es lo que cuenta López Obrador se anotó un “hitazo” histórico al donar 885 millones de pesos (41 millones de dólares) del Fondo México para que Honduras y El Salvador pongan en marcha los programas sociales Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida.

Las donaciones para los programas sociales de Honduras y El Salvador fueron aprobadas el 20 de septiembre de 2019 por el Comité Técnico del Fondo México, que es presidido, operado y administrado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de Marcelo Ebrard Casaubon.

Nelson Eduardo Fuentes Menjívar, ministro de Hacienda de El Salvador y Rocío Izabel Tabora Morales, secretaria de Estado en el Despacho de Finanzas de Honduras, suscribieron en noviembre de 2019 los acuerdos para recibir el dinero, que usan para pagar las becas de los Jóvenes Construyendo el Futuro y los salarios del programa Sembrando Vida, según copias de los convenios en poder de Forbes Latam.

¿Bueno y los mexicanos qué?

Pues el pueblo de México que espere porque primero, según López Obrador, hay que ser solidarios con países de Centroamérica para evitar la migración, buscando el desarrollo en las regiones de origen y con un esquema de apoyo directo a los beneficiarios, sin intermediarios.

Esto es como el cuento del hombre desobligado que da todo en la casa ajena y descuida la propia y después se queja de que lo “sanchan” (engañan).

Así pareciéramos estar viviendo los mexicanos que vemos como ya se realizan mecanismos para apoyar a los de fuera y la casa mexicana se está derrumbando por dentro.

El calendario de envíos de la vacuna de Pfizer a México acaba de ajustarse. En las próximas semanas se aminorará la velocidad de las entregas.

Ello se debe a que AMLO dijo que la Organización de las Naciones Unidas ha pedido a países que donen sus dosis a las naciones más pobres, con lo que "México estuvo de acuerdo".

Y ¿México es una nación rica? ¿Formamos parte del club del primer mundo?

Según el pobre de López Obrador, que nada le sale bien, la ONU solicitó a Pfizer en todo el mundo que limite el número de dosis que está entregando a países con los que ha llegado a un acuerdo, entre ellos México.

"La ONU le está demandando que entreguen vacunas para que la ONU pueda ofrecer vacunas a países que tengan más dificultad para contar las vacunas", dijo el presidente.

Y mientras el presidente de México se le ocurre la genial idea de la solidaridad en este país suman 140 mil 704 muertes por covid-19 y un millón 641 mil 428 casos acumulados.

Hasta el último viernes ya habían sido vacunados 59 mil 15 trabajadores de la salud en México, con ellos suman 415 mil 417 personas inmunizadas.

En 2020, la población total de México fue estimada en alrededor de 127 millones de habitantes por lo que el número de vacunas aplicadas a la fecha es apenas la punta de un alfiler.

¿Pero qué estará pensando el solidario López Obrador? No se ha percatado que el rebrote de la pandemia puede ocasionar problemas mayúsculos.

Y no es una actitud egoísta la que aquí se plantea pues estamos igual de jodidos que Haití, que Centroamérica o algunos países sudamericanos.

Pero desde la óptica de López Obrador hay que estar bien con los organismos internacionales aunque en México estén saturados los hospitales, panteones y crematorios.

Una rayita más al tigre que importa. AMLO lo sabe y por eso le apuesta a medidas populistas como apoyar a terceros países mientras en casa mucha gente no tiene trabajo, ropa, comida y andan descalzos.

Ojalá y realmente caminara todo México para que se de cuenta que este es un país de jodidos.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.