Opinión

Candidatos oscuros, opacos...

Como es usual en tiempos de campaña no faltan las maniobras para descarrilar al contrario. | Jorge Ramos Pérez

  • 02/05/2021
  • Escuchar

Hace algunos días el candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, dijo en una entrevista periodística que había recibido aportaciones de familiares por más de 20 millones de pesos. Llamó la atención.

El escándalo por el retiro de las candidaturas de Félix Salgado Macedonio, para Guerrero, y de Raúl Morón, en Michoacán, eclipsó las decenas de casos en diversas partes del país.

Algunos dirigentes partidistas comentan que cometieron yerros al momento de hacer sus reportes a la autoridad electoral, pero han tenido que litigar y justificar por qué no aclararon bien sus gastos.

En varios casos el Tribunal les ha dado la razón, al reconocer que la falla no ameritaba el retiro de candidatos y les ha devuelto la postulación y el alma al cuerpo.

Salgado y Morón patalearon, pero al final el Tribunal Electoral debió dar la razón al INE y se quedaron fuera de la competencia.

Como es usual en tiempos de campaña no faltan las maniobras para descarrilar al contrario.

De pronto llegan pantallazos de supuestas llamadas de centros telefónicos que aparentemente llaman a votar por un candidato. En el aire queda si es de los mismos aludidos o alguien se los arma para ver si les meten un susto.

¿Hay certeza de quién aporta a los candidatos a los más de 21 mil cargos de elección popular, lo que lleva a pensar en casi 100 mil candidaturas? ¿Hay fiscalización en tiempo real y hasta dónde?

Hubo un ejercicio de Transparencia Mexicana para que los candidatos presentaran sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscal. No llegan ni a 200.

¿Qué están haciendo respecto de la fiscalización a candidatos los órganos electorales locales? Porque hoy se abalanzan sobre el INE, pero más allá de Salgado Macedonio y Morón hay 100 mil suspirantes que quién sabe de dónde estén recibiendo dinero...

Punto y aparte. Andrés Manuel López Obrador está en campaña. Y no es por lo que nos imaginamos, sino porque candidatos en todo el país usan su imagen, sus frases más taquilleras y todo lo que puedan para hacer campaña aprovechando o colgándose de la imagen del presidente de la República.

Clara Luz Flores, candidata a la gubernatura de Nuevo León, dijo a simpatizantes que “las vacunas (contra covid) son un esfuerzo muy importante del presidente”.

Celia Maya quiere gobernar Querétaro. Hace poco dijo que “si todos los que apoyan al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la 4T salen a votar podemos hacer historia en Querétaro”.

Marina del Pilar Ávila, en Baja California Sur, y Layda Sansores, en Campeche, utilizan frases y hasta la imagen de López Obrador, estilizada y como una sombra, como hizo Layda, para sus campañas.

La lista es más larga. Pero es reflejo del 2018: muchos fueron diputados y senadores gracias a López Obrador.

Punto final. Hace meses que se canta la salud de Irma Eréndira Sandoval de la Secretaría de la Función Pública. Y ahí sigue...

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.