Opinión

¿Calderón a juicio por el caso García Luna?

En medio de la crisis pandémica el tema de Genaro García Luna irrumpió de repente en la agenda nacional. | Fred Álvarez

  • 07/05/2020
  • Escuchar

Son rumores, dichos no información confirmada… No sirven en un juicio

En medio de la crisis pandémica el tema de Genaro García Luna (GGL) irrumpió de repente en la agenda nacional, cuando J. Jesús Esquivel corresponsal de la revista Proceso dio a conocer información de una entrevista que le hizo a la Señora Roberta Jacobson, exembajadora de Estados Unidos en México, sobre cuestiones de posibles delitos de encubrimiento del expresidente Felipe Calderón Hinojos (FCH) que habrían ocurrido cuando gobernó México.

Dice el reportero que la señora le dijo que FCH sabía que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante su gobierno tenía nexos con el narcotráfico. Señaló que su oficina recopiló rumores e información sobre la relación de GGL con el Cártel de Sinaloa. “La información que obteníamos -en el Departamento de Estado- era por conducto de funcionarios estadounidenses, pero venía de parte de mexicanos, ellos eran los que más información recibían y tenían sobre la corrupción de García Luna”, precisó quien fuera además de embajadora en México, la # 2 en la Secretaría de Estado en Washington.

“Conocíamos las andanzas de García Luna… pero debíamos trabajar con él", subrayó Proceso en su último número atribuyendo dichas declaraciones a la exdiplomática norteamericana; sin embargo, bastó que la entrevista saliera a la luz para que Jacobson reaccionara y asegurara que había múltiples precisiones que hacer, pues lo publicado difería con lo que ella había declarado.

Hubo horas de silencio y muchos se le fueron encima a Calderón, pero la tarde del domingo dio a conocer a través de Twitter una carta dirigida a Proceso..

Minutos después salió Roberta S Jacobson con una precisión.

Obviamente la entrevista generó mucho ruido; hubo las precisiones correspondientes de lo que se dijo y no, algunos le atribuyeron una mala traducción ya que la entrevista fue en inglés. El reportero dio a conocer la entrevista en inglés un día después en la web de Proceso.

Y así llegó el tema a la conferencia mañanera, en la que el presidente todo contesta.

En la mañana del lunes 4 de mayo un reportero de esos “estrellas” que se conoce como "Lord Molecula”, pregunta al presidente su posicionamiento de lo publicado en Proceso, por cierto revista que el mismo presidente ha criticado una y otra vez.

- “Muchos de los voceros de esta prensa tradicional y caduca y otros actores nada dijeron ayer a la nota informativa o a la información que publica Proceso. Mi pregunta es si esta declaración de la señora Jacobson aporta jurídicamente algo a la investigación en México y si usted se pronunciaría porque el expresidente Calderón deba rendir cuentas ante la justicia de EU”.

La respuesta presidencial fue que se trata de un proceso legal que se lleva en EU, y aquí entra la cizaña con un Mmm ."No quiero yo adelantar nada sólo diría lo que ya he sostenido que es muy lamentable que un secretario de Seguridad Pública esté al servicio de un grupo de la delincuencia organizada, que eso fue terrible, independientemente si había complicidad hacia arriba o no”. Se refiere obviamente a FCH.

“Imagínense -agrega-, el secretario de Seguridad Pública en el tiempo en que se decide declarar la guerra al narcotráfico, defendiendo o protegiendo a uno de los grupos para perseguir a otros. Y en ese tiempo -por eso, la investigación tiene que ir al fondo- fue cuando se llegaron a acuerdos entre gobiernos para que se introdujeran armas de EU a México, armas que se usaron para asesinar a personas”.

“Entonces, sí amerita una investigación de fondo”, precisa el presidente y concluye con un “no sólo es corrupción, es asociación delictuosa entre gobiernos o entre funcionarios de dos gobiernos”.

AMLO pide a EU incluso ir a fondo del asunto y se investigue a personas de las distintas agencia norteamericanas, en especial la DEA, CIA y el FBI. Vuelve al tema de la operación encubierta de Rápido y furioso que gracias al periodismo de investigación se dio a conocer en el año 2011, y cuya investigación concluyó años después. 

Ningunas de esas agencias tuvieron responsabilidad en el operativo, sólo  la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés).

- “¿Usted estaría en esa disposición plena de colaboración con el gobierno norteamericano si este pidiera la detención y eventualmente entrega del expresidente Felipe Calderón?”-, le preguntan

Su respuesta fue que "hay una investigación en EU, (aunque) según sabemos no es en contra del expresidente Felipe Calderón”.

Y aquí casi obliga a que la reportera Anabel Hernández, especializada en el tema acuda a dar información a la Corte de Nueva York.

Señaló que “si alguien tiene información está obligado también a entregarla aun siendo periodista. Esta periodista Anabel Hernández ha hecho trabajos de investigación de primer orden, es una mujer profesional en el periodismo y valiente, es una mujer excepcional”.

Aunque de inmediato el presidente se da cuenta de su error y precisa que la periodista puede acudir sólo si ella así lo decide "porque también es por voluntad, puede aportar esas pruebas para este caso”.

O sea de alguna manera quiere obligarla a que declare en un posible juicio contra García Luna...

Y con respecto a llevar a juicio al presidente Calderón dijo que lo haría sólo si el pueblo lo pide y ahí incluiría a todos los ex presidentes neoliberales.

Y aquí de alguna manera podemos decir “defiende" la presunción de inocencia de FCH precisando "hasta ahora no hay elementos que yo sepa para que con el caso de García Luna se pueda implicar y juzgar al expresidente Calderón”.

“¿Qué es lo que hay ahora?”-, pregunta y él mismo responde.

“Un debate sobre este tema, en mi opinión, producto de que el expresidente Calderón, en uso de sus derechos, está participando abiertamente en política y eso genera una reacción y es lo que enrarece el ambiente”.

Y aquí pide que todos actuemos con responsabilidad, "no hacer juicios sumarios, esperar a que sean los hechos, sea la realidad la que se imponga y no optar por la calumnia, no promover lo que se hacía antes de fabricar delitos, de hacer a un lado a los adversarios acusándolos de cualquier cosa para deshacerse de ellos”.

Aquí el reportero le inquiere, pero "¿usted estaría dispuesto a colaborar, si es que (EU) lo solicitan?”

Dijo que si. Que se entregaría la información en el marco de los convenios de cooperación establecidos "pero no nos adelantemos, esperemos a que termine el juicio".

Y vamos a actuar siempre con rectitud, aunque se trate de nuestro adversario, aunque, entre otras cosas, el expresidente Calderón nos haya robado la Presidencia”.

Aquí AMLO da por concluido el tema.

La respuesta de Felipe Calderón a AMLO fue rápida.

Y agregó con una respetuosa petición. 

Hasta ahí iban las cosas cuando la tarde martes 5 de mayo la periodista Ana Paula Ordorica entrevistó en español a la señora Roberta Jacobson en su web, un día después El Universal publicó una parte de la entrevista donde que deja clara muchas cosas. De entrada dice que “toda la información que ha recibido (...) fue información no corroborada. lo único que quise decir es que yo imaginaba, y todavía imagino, que había gente dentro del gobierno de México tenía la misma información que nos llegaba. a nosotros (en el Departamento de Estado).

Dijo que durante el gobierno de FCH hubo “éxitos muy importantes de aprehensiones y de de decomisos (de drogas). Aunque precisa que la estrategia de que se enfoca a atacar a la detención de criminales es inútil . El presidente Calderón no estaba dispuesto a ceder territorio mexicano a los criminales y quería asegurar que el Estado mantuviera el monopolio del uso de la fuerza”.

- “Entiendo que la información recibida nunca fue ni contundente y que además fue tendenciosa. ¿Qué significa que fue tendenciosa?”-, le pregunta Ana Paula.

- “La palabra tendenciosa fue una traducción del periodista de Proceso porque yo hablé en inglés en la conversación. Le dije que era una información de personas que tenían problemas o con la secretaría de Seguridad Pública o con la policía o rivalidades entre las agencias. Las fuentes independientes de la información nunca nos llegaron de tal forma que lo consideráramos información confirmada o corroborada durante mi tiempo como funcionaria”.

- “¿Y la estrategia del actual gobierno?, ¿cómo la ve?”

- “La verdad es que no entiendo la estrategia del gobierno actual. Entiendo las frase del presidente y que quiere caminar por un camino distinto (....) El nivel comunitario es esencial. Si no se trabaja de ahí hasta arriba para lograr las soluciones que se necesitan en estas comunidades nunca vamos a tener paz, y yo no veo esas soluciones funcionado hasta ahora..."

¡Durísimo!

Y en la mañanera del miércoles de plano el presidente ya no le entró al asunto, aunque sí tomó nota del reto que le envió Calderón de que “Si la Fiscalía tiene pruebas de que he cometido algún delito, adelante, que proceda”.

Su comentario fue el de que ya se quiere meter en ese asunto..."o sea, la verdad, ya la gente, vuelvo a lo mismo, ya tiene un juicio certero sobre este asunto”.

“Entonces, ya también yo fijé cuáles son las reglas para enjuiciar a un expresidente. Es una consulta, que los ciudadanos decidan, pero para eso hay que hacer una campaña, los mismos ciudadanos. Yo no voy a promover eso, pero los ciudadanos sí, al final de cuentas yo mando obedeciendo, pero no voy a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza. Y ya la gente se da cuenta sobre este asunto.”, respondió.

Así las cosas... Hasta el momento les ha salido el tiro por la culata.

Varias precisiones, lamentablemente muchos reporteros que acuden a las mañaneras no están versados en estos temas, no escudriñan, no leen a fondo bien y menos leen en inglés.

La pregunta de un reportero estuvo fuera de tono, ya se habían precisado las cosas, y en tanto el presidente debió callar, y esperar. La prudencia es buena consejera.

Por otro lado, no sabemos qué quiso decir AMLO con lo de que la participación de FCH enrarece el ambiente. O sea, ¿debe de quedar callado? ¿no alzar la voz? ¡cuidado ahí!

FCH tiene 5.7 millones de seguidores en la red social Twitter, AMLO tiene 6.9 millones.

Preguntamos ¿acaso no enrarece más el ambiente las declaraciones de Manuel Espino, alto funcionario del gobierno del gobierno actual, cuando afirmó que el expresidente FCH fue cómplice de García Luna?

Si Espino, que es alto funcionario del gobierno actual tiene pruebas, que las presente a la FGR de inmediato. 

Ahora cuando el presidente dice que no quiere adelantar nada sobre el caso de GGL ¿sabe algo del desenlace del juicio que por cierto aún no se inicia en NY?

En otro momento dice López Obrador, que esperará a que el juicio concluya… ¡Caray! no puede concluir algo que no ha iniciado… Para que haya juicio debe de haber jurado. Además si hay acuerdo entre la defensa y la fiscalía no habrá juicio.

Por cierto, el presidente debe saber que un periodista no está obligado a declarar ante un jurado, ¿cómo pretende que lo haga Anabel Hernández? 

La misma Anabel le reviró al presidente cuando le dijo: “soy periodista, no policía ni ministerio público”, aprovechó para hacer una invitación a la FGR y a su titular Gertz Manero “a hacer su trabajo”, e investigar las acusaciones que pesan sobre GGL, acerca de tener nexos con el Cártel de Sinaloa, así como su estrecha relación con el expresidente Calderón.

Por último ¿Sabrá el presidente lo que fue Rápido y Furioso?

Muchas veces ha dicho sobre las responsabilidades que tuvieron funcionarios de EU en ese programa encubierto.

Hay que decir los asesores de AMLO no le dicen que la oficina responsable de la operación de Rápido y furioso no fue la García Luna sino la PGR de Arturo Chávez (2009-2011), aclarando que ellos no sabían del asunto de las armas.

Hay un comunicado del 10 de marzo de 2011 y gracias a ello, horas después, la embajada de EU en México cambió la versión y dijo que “EU aseguró que funcionarios mexicanos fueron notificados de la operación Rápido y furioso, pero sólo de las acciones que se realizaron en ese país para desmantelar una banda de traficantes de armas en Phoenix, Arizona;” 

Días después Chávez renunció al cargo, los sustituyó Maricela Morales después de que hubo un encargado del despacho.

¡Rápido y furioso fue un cochinero! ¡una gran irresponsabilidad de las autoridades norteamericanas!

Un asunto que no sabían ni siquiera el presidente Obama, mucho menos Felipe Calderón como quedó demostrado en el informe final -de 26 páginas y anexos-, de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia, que sostuvo que tanto la oficina local de la ATF, como los fiscales federales, "fracasaron en considerar adecuadamente los riesgos para la seguridad pública de EU y México.” "Nuestros hallazgos sobre las causas de la conducta de ATF fueron preocupantes.”

Pueden verse completo el informe aquí, fechado en febrero de 2016, cinco años después que se dio a conocer el cochinero.

https://oig.justice.gov/reports/2016/o1601.pdf

https://oig.justice.gov/press/2016/2016-02-11.pdf

Los alcances del programa encubierto no tienen precedentes. 

Quizá lo más parecido haya sido la Operación Leyenda de la DEA en 1990, que violentó fuertemente las relaciones México-EU al grado de que el mismo presidente CSG restringió el campo de acción de los agentes de la DEA en México. George Bush padre, prometió entonces que no volvería a suceder, y volvió a suceder.




Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.