Opinión

¿Bienvenida #CDMX?

Por: José Antonio Sosa Plata.

  • 11/02/2016
  • Escuchar

La recién nacida Ciudad de México no ha dejado de generar polémica y controversia. El asunto llama la atención pues la percepción ciudadana parece inclinarse más a las valoraciones negativas o, peor aún, a las reacciones de indiferencia o escepticismo por los conflictos que se han generado en los últimos días. 

 

El hecho debería motivar una participación sin precedente.

 

Sin embargo, los primeros datos que arrojan las encuestas demuestran lo contrario. Por ejemplo, uno de los primeros hallazgos del Gabinete de Comunicación Estratégica (@gabinetecemx) destaca que el 50.1% considera que con la #ReformaPolítica la CDMX va a seguir igual.

 

El 27.1% piensa que estará peor.

 

Aunado a lo anterior, es evidente que muy pocos conocen los verdaderos alcances de esta transformación histórica, de manera particular lo relacionado con los beneficios y nuevas responsabilidades que traerá a la población la promulgación de nuestra Constitución.

 

La información difundida ha sido dispersa.

 

Hasta ahora, no quedan claros los temas principales ni las prioridades. Por lo pronto, se ha informado que el Jefe de Gobierno, @ManceraMiguelMX, acaba de nombrar a un grupo de 28 notables que redactará el proyecto de Carta Magna.

 

También que habrá una Asamblea Constituyente.

 

Y que el 5 de junio los habitantes del DF elegiremos a 60 de los 100 constituyentes que darán la forma final al documento. Los 40 constituyentes adicionales serán elegidos por el Jefe de Gobierno, el Presidente de la República, el Senado y la Cámara de Diputados.

 

La Asamblea Constituyente entrará en funciones el 15 de septiembre.

 

Para garantizar la equidad y pluralidad de la elección, habrá 45 días de campañas, que inician el próximo 18 de abril y concluyen el 1 de junio. El #INE será responsable de organizar el proceso.

 

Además, podrán postularse #CandidatosIndependientes.

 

La lucha por el poder tendrá como escenario a los medios de comunicación, de manera especial a la radio y la televisión, en donde serán transmitidos casi 400 mil spots que serán distribuidos entre partidos y autoridades electorales.

 

Como si eso abonara de manera significativa a la democracia.

 

Los costos elevados que tendrán dichas campañas y la nueva avalancha de spots ya son motivo de confrontación entre casi todos los involucrados. De esta manera, se puede prever que las noticias negativas y los escándalos dominarán la agenda de la ciudad durante los próximos meses, generando un efecto contrario al que necesita el gobierno de la CDMX.

 

¿Y qué hay sobre las nuevas responsabilidades de los capitalinos?

 

¿Qué se sabe sobre los beneficios múltiples que podría traer el cambio que estamos viviendo? Los temas de interés general y las preguntas que genera son más que las respuestas hasta ahora obtenidas por la mayoría de la población.

 

Las evidencias son elocuentes.

 

Una revisión de la información hasta ahora difundida nos muestra que el gentilicio más apropiado o el cambio del logotipo en la papelería oficial ocupan más espacio y relevancia que los temas financieros, fiscales o la transformación que experimentarán las 16 delegaciones.

 

Por fortuna, hay tiempo para corregir.

 

La Constitución de la Ciudad de México deberá ser aprobada a más tardar el 31 de enero de 2017. Así que, durante los próximos once meses, autoridades y partidos tienen la obligación de elaborar y operar estrategias de #ComunicaciónPolítica de vanguardia, acordes con la importancia dedar “la bienvenida” a la Ciudad de México.

 

La oportunidad es única.

 

Y va más allá del posicionamiento de una nueva marca de la que todas y todos deberíamos estar orgullosos, tanto o más como se siente con seguridad el Jefe de Gobierno por el logro alcanzado.

 

Para cumplir la misión, se necesita una visión integral.

 

Tal y como ha sucedido en otras grandes ciudades que dieron un giro impresionante y ahora son modelo a seguir. La comunicación tiene que ir más allá de los comunicados oficiales, spots, aclaraciones, inserciones pagadas o entrevistas.

 

El cambio puede ser ejemplar y visionario.

 

El sentido de identidad, orgullo, compromiso y solidaridad se logran también con servicios de calidad, honestidad, transparencia, rendición de cuentas y una promoción turística más efectiva que muestre una real transformación de la ciudad, no sólo con un nuevo Manual de Identidad Gráfica o con demagogia. Sobre esta base sólida se podrá construir mejor la nueva imagen de la ciudad.

 

 

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

Twitter @sosaplata

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.