Los que empezaron a trabajar a marchas forzadas son los funcionarios de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para tener todo listo y la mesa bien puesta para cuando arriben los representantes del Grupo de Acción Financiera (GAFI), quienes harán una revisión de las acciones que ha adoptado México para combatir, frenar y reducir el delito de blanqueo de capitales y el de financiamiento al terrorismo.

 

En este momento, hay una presión sobre los intermediarios para que  tengan su casa en orden y nada esté fuera de su lugar; incluso, una vez que pase la revisión se podrían hacer ajustes adicionales a las disposiciones contra el lavado, a fin de ir de la mano con las tendencias internacionales.

 

Por lo pronto, los bancos siguen cerrando cuentas a aquellos clientes que no actualicen sus expedientes  y no presenten los documentos que se establecen en los manuales y en la ley. Todavía hasta hace unos meses, se llegaron a presentar quejas y hasta denuncias de personas a las que los bancos habían cancelado cuentas.

 

Según nos cuentan, la intención de las autoridades es seguir endureciendo las políticas antiblanqueo, a fin de que sean más empresas e intermediarios los que incluyan mecanismos para prevenir este delito.

 

En México, se estima que el lavado de dinero equivale a entre 3% y 5% del Producto Interno Bruto (PIB) anual, según cálculos de organismos internacionales.

 

La cuestión es que si México no cumple con algunas de las recomendaciones, el GAFI podrá emitir una alerta respecto a las personas, compañías e instituciones financieras domiciliadas en el país incumplido, así como suspender la membresía de la nación en cuestión.

 

Más cambios

 

La buena

 

El nombramiento de Lázaro Moguel  como director de comunicación social de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), ya que reúne dos de las características principales que debe tener todo jefe de prensa: conoce bien el oficio y goza del cariño del gremio periodístico.

 

 Lázaro llega a la Sedesol en un momento el que se requiere mejorar la comunicación de esa dependencia con la sociedad, respecto a las acciones que se instrumentan para el combate a la pobreza y sobre todo, los apoyos que se darán a los migrantes que regresen de Estados Unidos a México en los próximos meses.

 

La mala

 

La pésima  noticia fue la salida de Aurelio Bueno de la dirección social de comunicación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

 

Aurelio Bueno llevaba más de 7 años en la CNBV con muy buenos resultados. Venía de ser director general de Notimex y de encargarse de la comunicación social y la vocería de la Secretaría de Hacienda, con Francisco Gil Díaz.

 

Aunque no se dieron a conocer las razones, desde hace meses es bien sabido por muchos que hay un ambiente hostil en algunas áreas de la CNBV, en donde hay maltrato y acoso laboral.

 

Así las cosas…

 

@rominarr 

 

 

@OpinionLSR


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información