Opinión

Austeridad: recortes dolorosos

Las jornadas de trabajo de los llamados trabajadores de confianza y de honorarios los que aún sobreviven, rebasan los máximos legales. | Manuel Fuentes

  • 15/05/2019
  • Escuchar

En todas las áreas del gobierno federal hay una gran preocupación por los recortes presupuestales que se han anunciado en el Memorándum del 3 de mayo de 2019, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. En los pasillos de las oficinas, en las reuniones a puerta cerrada que tienen funcionarios públicos, en los cafés cercanos a las dependencias, el tema más importante que se debate ahora es, cuántas cabezas más hay que cortar al terminar el mes de mayo.

Nadie se atreve a contradecir las políticas económicas emprendidas por el presidente López Obrador, menos aun cuando se alega la máxima del gobierno de la Cuarta Transformación “no puede haber un gobierno rico con un pueblo pobre” y que por tanto los privilegios como bonos, prestaciones y los gastos excesivos u onerosos en la operación gubernamental deben desaparecer.

Se lee en el memorándum que las nuevas medidas son de observancia obligatoria para toda la Administración Pública Federal, que incluye:

· Dependencias;

· Órganos Administrativos Desconcentrados;

· Organismos Descentralizados;

· Instituciones Públicas del Sector Financiero;

· Empresas productivas del Estado;

· IMSS;

· ISSSTE; y

· Demás Entidades.

Ninguna institución quedará exenta de este nuevo recorte presupuestal.

Trabajadores de hilacha

Ante la casi desaparición de los trabajadores de honorarios, los de confianza se han quedado para hacer frente a las operaciones fundamentales en cada una de las Dependencias. Sus jornadas laborales se han extralimitado y sus derechos laborales no cuentan. Cualquier respingo o reclamo saben que los conducirá a la calle sin pago alguno de derecho o beneficio por su calidad laboral.

Las jornadas de trabajo de los llamados trabajadores de confianza y de honorarios los que aún sobreviven, rebasan los máximos legales y sin pago alguno por el tiempo extraordinario. Jornadas de 9 de la mañana a 9 de la noche (les llaman los nueve, nueve), son quienes tienen jornadas de privilegio, ya que otros inician a las 7 de la mañana o antes, si deben estar en la mañanera iniciando jornada a las 5 de la mañana y terminando cerca de las 11 de la noche todos los días. Las jornadas se prolongan los sábados sin excepción hasta las 3 o 5 de la tarde.

No son trabajadores de confianza, son trabajadores de hilacha, por la condición humana en la que quedan después de esas jornadas extenuantes de explotación laboral. La forma como caminan, como hablan, vestimenta desalineada; por sus ojos rojos de cansancio, se pueden distinguir a lo lejos:

-¡Mira ahí va un trabajador de gobierno!

Recortes inexplicables en áreas del trabajo

En la Inspección Federal del Trabajo ya se alista el recorte de más de 300 inspectores de trabajo, a pesar de que estos funcionarios son la base de la prevención de riesgos de trabajo y de las medidas de seguridad e higiene en todo el país. Esta oficina será el apoyo fundamental en la nueva reforma laboral que apenas se aprobó este primero de mayo para vigilar que las consultas a los trabajadores se realicen mediante el voto libre, personal, directo y secreto. Un recorte como el que se proyecta será una medida contradictoria con los planes de un nuevo modelo laboral.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que soporta una carga impresionante de trabajo, con más de 450 mil expedientes vivos, aún se le pretende recortar más personal, que puede alcanzar algunas presidencias de Juntas Especiales, auxiliares de presidente, secretarios y hasta dictaminadores. Esta oficina sufrirá además la reducción en 5 de las 19 partidas anunciadas siendo las más importantes, las relacionadas con materiales y útiles de oficina, vitales para el desempeño adecuado del día a día de los trabajadores. ¿Cómo van a enfrentar el rezago si se les recorta presupuesto y personal de esa manera?

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, que es la oficina encargada de la defensa de los trabajadores verá reducido su presupuesto en 11 de sus partidas poco más de un millón y medio menos para el desempeño de sus servicios. Los abogados que laboran allí tienen cada uno más de 300 expedientes a su cargo sin apoyo alguno, cuando sus cargas no debían rebasar 60 expedientes por abogado. ¿Qué clase de defensa están asumiendo en favor de los trabajadores?

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social tendrá, además del recorte de personal, una reducción en 19 de sus partidas presupuestales, el ajuste alcanzará alrededor de 30 millones de pesos, en donde si la caja de operación era pequeña, ahora se reducirá aún más.

Recorte en Universidades e instituciones de investigación

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), aún después de la huelga, sufrirá reducción en 8 de las 19 partidas que se encuentran enlistadas en el Memorándum, reduciendo en 30% del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en papelería y útiles de oficina, combustible, pasajes nacionales el 30% e internacionales el 50% (lo que afectará las becas de los alumnos que realizan estudios de intercambio), los viáticos el 30%, así como la reducción a la mitad del presupuesto que tenía destinado para congresos y convenciones. Recortando el PEF en un monto de casi 34 millones de pesos para esta casa de estudios.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) verá reducido el presupuesto que le había sido asignado en la partida 38401, designada a exposiciones en la mitad de casi 188 millones ajustarán a casi 94 millones.

El Instituto Politécnico Nacional verá mermado su presupuesto al ser reajustadas 18 de las 19 partidas que le fueron asignadas, poco más de 70 millones de pesos.

La Universidad Antonio Narro en Coahuila tendrá un ajuste en 8 de las 19 partidas; se reducirá el presupuesto asignado para material y útiles de oficina, combustible, asesoría e investigaciones, aspectos básicos en una Institución académica, la subcontratación de servicios con recorte a la mitad de casi 77 millones verá la reducción de casi 40 millones de pesos y a la mitad de lo asignado para congresos y convenciones.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reducirá 12 de las partidas afectando su presupuesto en poco más de 16 millones de pesos.

En materia de educación el recorte alcanzará 550 millones de pesos.

Recorte en Hospitales

Los Hospitales también serán golpeados por los llamados ajustes al PEF cuestiones vitales para el buen desempeño del servicio como lo puede ser el uso de materiales y útiles de oficina, como el combustible que se requiere para el traslado de personas accidentadas, enfermos o pacientes programados verá reducido su presupuesto. El Hospital Infantil Federico Gómez, el Hospital General Manuel Gea González y el Hospital Juárez siendo este último al que se le recortará el 30% de la partida destinada a combustible. Son aún indeterminados los ajustes que sufrirán instituciones estratégicas como el IMSS o el ISSSTE que ya operan con recursos límite.

En materia de salud el recorte será 576 millones de pesos.

El Memorándum y la amenaza

Termina el Memorándum presidencial con la amenaza de nuevos “ajustes” al dejar un punto D “Reestructuración pendiente” para exhortar a revisar programas de poco beneficio para la población y se eliminen gastos superfluos para concentrarse en garantizar la ejecución de las 71 prioridades definidas para lograr la Cuarta transformación de la vida pública de México.

Concluye diciendo que lo “ahorrado” con estas medidas irá a incrementar los beneficios fiscales adicionales que se otorgarán a Pemex, con el objeto de fortalecer esta gran empresa estratégica de la nación.

De otros avatares

El 11 de mayo pasado falleció José Luis Vega Núñez, un abogado y dirigente sindical con más de 60 años de trayectoria sindical; en él se encarnaban las luchas sindicales, más cercanas y solidarias de los últimos tiempos. Su preocupación constante fue la fragmentación obrera, los bajos salarios, la pésima justicia laboral y el doble discurso gubernamental.

Fue secretario general de la Federación Sindical Revolucionaria y fundador del Consejo Nacional de los Trabajadores y de la Alianza Nacional del Sindicalismo Democrático.

Era un hombre incansable, fiel a sus principios y un gran amigo a quien se le extrañará por el vacío irreparable que deja.

Seguro que mi amigo José Luis Vega ha sido instalado, allá en el infinito, en una sección de soñadores, para seguir haciendo manifiestos, para dar cursos sindicales, orientando, formando sindicatos, haciendo muchos amigos entrañables, ahora con ángeles, que también lo necesitan.

Reforma educativa: no requiere pizarrón y gis para enseñar

@Manuel_FuentesM | @OpinionLSR | @lasillarota