Opinión

Aumento de violencia en el confinamiento

Mujeres en todo el mundo están sufriendo la pandemia por el coronavirus en condiciones de violencia en sus propias casas. | Carla Humphrey

  • 08/05/2020
  • Escuchar

Mujeres en todo el mundo están sufriendo la pandemia por el coronavirus en condiciones de violencia en sus propias casas. La Organización Mundial de la Salud, a través de su jefe de oficina, ha señalado que esa organización está profundamente preocupada por la tendencia creciente de la violencia doméstica en esta crisis sanitaria.

Algunos países europeos han reportado un aumento en un 60 por ciento de las llamadas de emergencia de mujeres que sufren violencia doméstica, tan solo en el mes de abril de 2020 en comparación con el año pasado. El jefe de oficina de esta organización internacional señala que si el confinamiento se extendiera durante seis meses, aumentarían de manera alarmante de casos adicionales de violencia de género. La cifra estimada por esta organización es de 31 millones de casos a nivel mundial.

México no es la excepción. En nuestro país la violencia de género en el entorno doméstico también se ha incrementado. Las llamadas de auxilio en México al 911 han aumentado en un 23 por ciento de conformidad con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que en febrero de este año recibió 52 mil 858 llamadas y en marzo, la cifra aumentó a 64 mil 858 llamadas. Un dato que debe preocuparnos a todos es que en los primeros tres meses de este año 960 niñas y mujeres fueron asesinadas en nuestro país.

Los datos de las llamadas de mujeres solicitando ayuda por violencia, abuso sexual, acoso, hostigamiento sexual, violación han seguido subiendo. De marzo a mayo, las llamadas han aumentado a más de 115 mil. Ahora bien, las denuncias por violencia de género no se han incrementado de una manera importante, entre otras cosas, debido a las condiciones de confinamiento y que las mujeres están de forma permanente conviviendo con sus agresores lo que dificulta que puedan acudir a presentar denuncias por violencia intrafamiliar. Si una mujer sale de su casa para presentar una denuncia se expone a cualquiera de estas opciones: que aumente la violencia intrafamiliar, que se contagie de covid-19, o ambas.

Como en Europa, España e Italia son el ejemplo de este tipo de medidas para atender la violencia de género, y en otras regiones del mundo, las autoridades deben invertir tanto políticas de prevención, como en poner al alcance de las mujeres, niñas y niños maltratados, la posibilidad de evitar este tipo de violencia y contar con refugios e instancias a las que puedan acudir para escapar de la violencia de género intrafamiliar.

Un punto central para que las mujeres y menores violentados puedan recibir la ayuda necesaria para escapar a la violencia a la que se ven sometidos en el seno intrafamiliar, es hacer posible que los vecinos y familiares cercanos puedan denunciar este tipo de violencia y así detonar las medidas de protección y reparación a que hubieren lugar para eliminar y resarcir las condiciones de violencia a la que se ven sometidos millones de mujeres, niñas y niños alrededor del mundo

Las mujeres mexicanas deben saber que no están solas, que nuestro país sigue trabajando para combatir la violencia en razón de género y que pueden llamar o acudir a las autoridades competentes para solicitar las medidas necesarias para combatir este tipo de violencia y para obtener los mecanismos de protección adecuados para garantizar la vida y la integridad de las personas que denuncien violencia de género y violencia doméstica. Las mujeres y menores deben conocer sus derechos y las autoridades a las que deben acudir si sufren de violencia doméstica. 

La violencia intrafamiliar, desafortunadamente, ha aumentado en la fase de confinamiento y las autoridades deben hacer frente a esta situación y poner los recursos y medios al alcance de las personas violentadas para que puedan salir de las condiciones de violencia que deben enfrentar todos los días.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.