Opinión

Ataque a Catedral

¡El fantasma de la intolerancia acecha, urge exorcizarla! ¡Tolerancia ya!... | Fred Álvarez

  • 12/03/2020
  • Escuchar

Lo más grave fue la agresión que sufrió la Catedral de Hermosillo, donde realizaron pintas y rompieron vidrios...

El domingo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, hubo grandes manifestaciones en varias partes del país, que le marcan tiempo al tiempo; habrá un antes y un después. Todas ellas exigieron alzando la voz un alto a la violencia de género y justicia en los casos de feminicidio; nadie puede no apoyar esa demanda de las mujeres.

Empero, algunos grupos de colectivos de mujeres -con todo respeto- exageraron y cometieron algunas agresiones a templos católicos; un asunto que ya había ocurrido antes, pero no tan álgido como ocurrió en Sonora.

Todo empezó alrededor de las 19:00 horas cuando al final del mitin que se realizó en el quiosco de la Plaza Zaragoza una minoría de manifestantes con el rostro cubierto lanzaron consignas y dañaron con pintas y rompimiento de cristales el exterior del inmueble religioso -propiedad de la Nación- e intentaron ingresar aparentemente a profanar el templo, justo cuando iniciaba la Santa Misa.

En el interior  había como 200 fieles, principalmente adultos mayores, mujeres y niños, quienes vivieron momentos de terror y angustia; incluso hubo quienes estallaron en llanto y otros sufrieron ataques de pánico. Sin embargo, algunos jóvenes estaban listos para contener a las manifestantes; lo que hicieron fue poner las bancas para asegurar las puertas.

El vandalismo continuó por al menos una hora hasta que las inconformes se cansaron y decidieron irse dejando el templo dañado, sin que ninguna autoridad llegara a atender la situación.

En imágenes se pueden ver las paredes de la iglesia con tinta morada, que era el color que usaron las manifestantes.

Alrededor de las 21 horas, a través de redes sociales los fieles comenzaron a organizarse y decidieron ir a limpiar los daños causados a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción en Hermosillo.

Al final se organizó una oración por la paz y el templo volvió a lucir abarrotado por muchísima gente; fueron más de mil feligreses quienes organizaron guardias ante el Santísimo; además, se ofició un servicio religioso especial y antes de la media noche la iglesia quedó sin rastro del vandalismo.

Gracias a las benditas redes sociales pudimos ver los hechos en tiempo real...

Las reacciones fueron de prudencia, no hubo ninguna persona detenida, dejando eso sí una feligresía dolida, afectada por los hechos.

Horas después, la gobernadora Claudia Pavlovich y la alcaldesa de Hermosillo, Célida López se manifestaron por los hechos ocurridos:

En un firme comunicado fechado el domingo el 8 de marzo, el arzobispo de Hermosillo, monseñor Ruy Rendón, señaló quelos derechos de todos deben proclamarse y defenderse por medio de la razón y el diálogo, no por medio de la violencia. Las marchas son bienvenidas, siempre y cuando estén marcadas por el respeto y por la paz”.

Don Alfonso Miranda, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió un tuit:

“Los daños causados en el inmueble son materiales y tienen remedio, no hay duda. Dios nos conceda vernos libres del odio y del rencor que se generan en el corazón, pues causan una violencia tal, que destruyen a las personas desde el interior, dividen a las familias y a la sociedad en general”.

La autoridad brilló por su ausencia. Lástima.

A muchos kilómetros de distancia en la Ciudad de México y casi a la misma hora ocurrieron conatos de violencia al exterior de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

No es la primera vez que sucede. Incluso hay gente muy católica que fácilmente se infiltra y calienta los ánimos; no es bueno…

¿Qué ocurrió en el atrio de la Catedral?

Con motivo de la marcha un grupo de creyentes se colocó a un lado de las rejas de Catedral para rezar el rosario, colocando como fondo unas mantas donde se hacía alusión al aborto como primer feminicidio; obviamente ello indignó mucho a las marchistas y hubo jaloneos y golpes.

Se dijo que hubo grupos de neonazis que llegaron a provocar.

Hay videos donde se muestra como agreden verbalmente a las marchistas y según nos cuentan, hasta golpes hubo entre ellos.

Seis jóvenes católicos fueron detenidos, entre ellos un menor.

Eran muchachos de la Unión Nacional Sinarquista (UNS) que fueron a custodiar la Catedral; de acuerdo a un comunicado del gobierno de la Ciudad de México, se les acusó de agredir “a un grupo de manifestantes a las afueras de la Catedral”.

En diálogo con la agencia católica ACI Prensa, José Luis Rodríguez Solís, abogado de cuatro de los cinco jóvenes, indicó que la situación jurídica de los jóvenes ha mejorado luego de que fueran desestimadas tres de las acusaciones presentadas por las autoridades.

Originalmente se les acusó de lesiones, portación de objetos con los cuales se puede causar daño a una persona, en este caso piedras y palos, y por perturbar la paz pública...

Al no poder comprobar esos tres delitos, continuó, “les crearon un nuevo delito, que es el de discriminación a mujeres”.

El abogado descartó que se tratara de integrantes de un pequeño grupo de neonazis.

Para Arturo Segovia, presidente del Consejo Veracruzano +Vida+Familia, la detención de los jóvenes es una señal de que “comenzó la persecución de los cristianos en México”.

¡Caray!

Gerardo Escamilla Medina, Jefe Nacional de la UNS relata que estuvo ahí resguardando la Catedral, y vio cómo se llevaron detenido a un compañero:

“Cuando fue subido a la caja de la patrulla y tirado al piso rodeado por los diez policías, la turba enfurecida de mujeres rodeo el vehículo exigiendo que se los entregarán para lincharlo ahí mismo por las que 'luchan' contra el feminicidio”.

“El conato quedó ahí, la desproporción era terrible. Éramos treinta contra miles. Con la turba encima de nosotros dispuesta a todo, pude ver el coraje y la valentía de mis compañeras y compañeros que resistieron con honor y valentía, la embestida de quienes anhelan, como (Plutarco Elías) Calles, destruir a la iglesia...”.

Y se despide con un ¡México empuña la Cruz!

Prudencia...

Antes de los hechos lamentables el arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, exhortó a grupos de fieles católicos a no provocar a los grupos de manifestantes radicales resguardando los edificios religiosos.

En referencia a las medidas preventivas en otras ciudades que acordonaron monumentos, edificios históricos y religiosos con vallas, el purpurado dijo: “Yo no creo que haya la intención de hacer daño a los espacios religiosos; no creo que sea esa la intención, si llegara a suceder, pues qué pena, pero se restaurará todo lo que se tenga que restaurar”.

“Yo por ejemplo no comparto el que en determinados templos se pongan grupos de buena fe y de buena voluntad, que por ejemplo se arrodillen a rezar el rosario, porque eso para muchos de los manifestantes es sólo una provocación y se trata de no provocar; todo tiene que ser pacífico, en orden”.

Dijo que aunque las personas lo hacen a título personal y de buena fe, eso provoca y se presta para intercambiar ofensas y palabras duras. “Yo diría, mejor no hacer esas, manifestaciones…”.

Empero entre los prelados hay diferencias.

Como colectivo la CEM apoyó la marcha y el paro de las mujeres, y eso no gustó a prelados conservadores como Juan Sandoval I., quien incluso lanzó un video intolerante...

El arzobispo emérito de Guadalajara, lamentó que la CEM y otras organizaciones católicas apoyen el paro nacional de mujeres, programado para el próximo 9 de marzo, ya que, argumentó, es promovido por grupos feministas que apoyan el aborto.

En un video que circuló en redes, Sandoval afirmó que esa manifestación está “viciada de raíz”, pues sus organizadoras no quieren defender los derechos de la mujer, sino “ganar espacios políticos” y “abrir camino al aborto”.

Y lamentó que haya organizaciones que apoyan el paro, entre ellas la propia CEM:

“Muchas instituciones han dado el sí al día 9. Yo lo lamento. La única religión que ha dignificado a la mujer es el cristianismo”, dijo.

Debemos decirle al señor cardenal en palabras cristianas, “perdónalo Señor porque no sabe lo que dice”.

https://www.facebook.com/fred.alvarez1/videos/10157362097553369/?t=0