Opinión

Arzobispo acusado injustamente ¿y ahora? ¿será restituido?

Edward Wilson cumplió la sentencia en la casa de un familiar en Nueva Gales del Sur, usando un dispositivo electrónico; hoy está libre... | Fred Álvarez Palafox

  • 27/12/2018
  • Escuchar

Los medios fueron muy duros. El juez Roy Ellis del tribunal de distrito de Newcastle, en el estado de Nueva Gales del Sur, revocó la condena impuesta en mayo por una instancia inferior, al ex arzobispo de Adelaide, AustraliaPhilip Edward Wilsonacusado de encubrimiento de un cura pederasta.

El magistrado consideró que la fiscalía no pudo probar más allá de toda duda razonable la culpabilidad del prelado, al que calificó como un testigo honesto y consistente. 

El 22 de mayo el juez Robert Stone determinó que el arzobispo Philip Edward Wilson encubrió los abusos sexuales perpetrados por el fallecido sacerdote James Fletcher en la década de los 70. 

Tras conocerse el contenido de la sentencia Mons. Wilson hizo público un comunicado, difundido por el sitio web de la Arquidiócesis de Adelaide, en el que señaló que estar "profundamente decepcionado por la decisión publicada hoy. Tendré que considerar las razones y consultar con mis abogados para determinar los pasos a dar”.

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos Australianos emitió otro comunicado en la que recordaba que Wilson “mantuvo su inocencia durante este largo proceso judicial. (Pero) aún no está claro si apelará el veredicto”.

En ese comunicado, los Obispos australianos señalaban que “la Iglesia Católica, como otras instituciones, ha aprendido mucho sobre la tragedia del abuso sexual de niños y ha implementado programas, políticas y procedimientos más fuertes para proteger niños y adultos vulnerables”.

En dicho comunicado, los Obispos resaltaban que “la seguridad de los niños y adultos vulnerables es de suma importancia para la Iglesia y sus ministerios”.

En ese momento que el juez lo condenó el arzobispo se convirtió en uno de los eclesiásticos de mayor rango en la jerarquía católica mundial en ser condenado por este tipo de actos. 

¡Y como era de esperarse varios medios y analistas se le fueron a la yugular! Me incluyo.

La presión mediática fue dura y aunque el papa cree en la presunción de inocencia le aceptó a finales de julio su dimisión al cargo de arzobispo cuando aún le faltaban 8 años para su retiro, de acuerdo a la legislación eclesiástica,

A mediados de agosto, un tribunal le concedió el gracias para cumplir la pena en su domicilio. 

Wilson cumplió la sentencia en la casa de un familiar en Nueva Gales del Sur, usando un dispositivo electrónico; hoy está libre...

¡Las pruebas presentadas por la fiscalía no fueron contundentes!

¿Qué pasó?

A finales de los años setenta y principios de los noventa el sacerdote Jim Fletcher abusó de dos niños monaguillos en la región de Hunter, años después fue condenado, sin embargo, el cura murió en prisión en el año de 2006, apenas un año después de ser condenado.

Empero, Fletcher también violó a cuatro monaguillos más que servían la diócesis de Maitland, donde Wilson desarrollaba su ministerio sacerdotal mucho antes que, el hoy santo, Juan Pablo II lo nombrase obispo de Wollongong en 1996 y cinco años después, en 2001, obispo de Adelaide.

Sin embargo, el prelado siempre manifestó su inocencia, incluso bajo juramento se comprometió a que en caso de no verse favorecido con la justicia, presentaría su renuncia al papa Francisco.

Su abogado defensor manifestó desde un inicio   ante el juez Robert Stone que su cliente nunca había sido condenado por delitos sexuales ni había indicaciones que hubiera estado relacionado en alguno de los delitos cometidos por Fletcher, además el abogado advirtió el riesgo de "ser visto en la población carcelaria como pederasta y por tanto expuesto a agresiones por parte de los otros detenidos”.

Incluso el defensor presentó informes médicos con detalles de las condiciones de salud del obispo en los que, además del Alzheimer, diabetes y problemas de corazón, se afirmaba que la cárcel pondría en riesgo su salud.

Pero eso a pocos le importó; los medios y autoridades pidieron su cabeza...

Y con mucho dolor Wilson se apartó “temporalmente” del cargo desde el pasado 23 de mayo, sin presentar su dimisión...

En ese sentido, el 3 de junio el papa Francisco nombró al jesuita Gregory O’Kelly para ocupar su puesto, en calidad de administrador apostólico “sede plena”.

Pero la presión mediática fue dura -una y otra vez- y Wilson apareció en los medios de todo el mundo acusado de ser un encubridor, por lo que se vio obligado a renunciar.

De hecho la renuncia fue solicitada al mismísimo papa Francisco por el primer ministro australiano Malcolm Turnbull, por el jefe de la oposición laborista, Bill Shorten y el National Council of Priests of Australia, "por el bien de la Iglesia australiana", dijeron. La presión fue muy dura, y fue obligado a renunciar... “A pesar de que mi dimisión no había sido solicitada, he tomado esta decisión porque estoy preocupado por el aumento del nivel de sufrimiento que mi reciente condena ha causado en el interior de la comunidad”, explicó en una carta publicada en el sitio de la diócesis.

Y agrega “esperaba atrasar esta decisión hasta el final del proceso de apelación. Sin embargo hay demasiada angustia en el mantenimiento de mi papel de arzobispo de Adelaide, sobre todo por las víctimas”.

Concluye diciendo “debo poner fin a todo esto y por eso considero que mi dimisión es el único paso apropiado en esta situación”.

De inmediato Wilson presentó su renuncia al cargo...“por el bien de la iglesia Australiana”.

La Santa Sede informó el 31 de julio mediante un escueto comunicado, sólo dos líneas:

“El Santo Padre ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Adelaide (Australia), presentada por S.E. Mons. Philip Edward Wilson”.

Días después, -a mediados de agosto-, el juez decidió darle prisión domiciliaria, pero desde ahí el ex arzobispo se fue a la apelación, sabía que la decisión del juez era injusta y había dañado su honorabilidad.

En efecto, otro juez de mayor rango de nombre Roy Ellis del tribunal de distrito de Newcastle, en el estado de Nueva Gales del Sur, revocó la condena impuesta en mayo por una instancia inferior...

Simplemente Peter Creigh y otro monaguillo cuyo nombre no puede darse por razones legales, al parecer mintieron en el juicio.

El juez Ellis dijo al revisar el caso que “habían características muy honestas” en la evidencia del ex arzobispo Wilson que “le brindan una plataforma sólida para que sea considerado un testigo honesto”, según indicó la cadena de televisión ABC.

El juez también notó que Wilson “no intentó ennegrecer el nombre de Peter Creigh y alegar que era un mentiroso”, lo que lo califica como una indicación de la “honestidad general” del prelado.

Asimismo, el juez cuestionó a Creigh por el recuerdo de la conversación que aseguró haber tenido con Wilson hace 42 años, e indicó que había inconsistencias en la evidencia.

¿Los medios culpables?

Mmm. El juez que lo exoneró señaló la posibilidad de una influencia indebida de los medios de comunicación en el caso. “Esto no es una crítica a los medios de comunicación, sino que intencionada o no, la mera presencia de grandes cantidades de medios de todo Australia y el mundo conlleva cierta cantidad de presión”, afirmó el juez Ellis.

La fuerte presencia de los medios de comunicación “puede equivaler a una presión percibida para que un tribunal llegue a una conclusión que parece ser consistente con la dirección de la opinión pública, en lugar de ser consistente con el estado de derecho que requiere que un tribunal dicte justicia individual en su decisión”, dijo el magistrado...

Y agregó que no les corresponde “castigar a la Iglesia Católica por sus déficits morales institucionales, o castigar a Philip Wilson haciéndolo culpable por los pecados del ahora fallecido James Fletcher, simplemente porque es un sacerdote católico”.

Monseñor Wilson no asistió a la corte para escuchar el veredicto que lo favoreció...

Philip Marshalladministrador delegado de la Arquidiócesis de Adelaide, dijo que “celebran la conclusión de un proceso que ha sido largo y doloroso para todos los involucrados”.

Finalmente la Fiscalía del estado australiano de Nueva Gales del Sur anunció que no apelará el fallo emitido por el juez Ellis. “Tras una cuidadosa evaluación, se decidió que no hay perspectivas de éxito en una apelación (referida) a errores legales”, se lee en el Comunicado de la Oficina de la Fiscalía del estado australiano de Nueva Gales del Sur.

¿Y ahora? ¿Cómo se le reparará el daño al arzobispo?

¿Será integrado de nuevo a su cargo?

¿Qué dice el papa Francisco?...

PD... Muy lamentables los hechos ocurridos en Puebla. Desde que nos enteramos externamos la solidaridad con los familiares de la víctimas y con el pueblo de Puebla...

El tuit emitido

Aunque la investigación del incidente sea llevado en parte "por parte de la Comisión Investigadora de Accidentes de la Dirección General de Aeronáutica Civil”.

El protocolo del Anexo 13 al Convenio de Aviación Civil Internacional mejor conocido como Convenio de Chicago, del cual México forma parte desde 1944, uniformiza y estandariza los procesos de investigación de accidentes de aviación en todo el mundo e instruye que cuando ocurre un percance de ese tipo se constituya de inmediato un equipo multidisciplinario conformado por personal altamente calificado en las distintas especialidades del transporte aéreo –nacionales y extranjeros- y con un investigador a cargo.

Algo que debe de quedar claro es que el objetivo final de la investigación técnica tal y como lo marca el protocolo del Anexo 13 al Convenio de OACI cualquiera fuere la magnitud del accidente o incidente es la prevención. ¡Ninguna investigación tiene fines persecutorios! aunque en el caso de México la Ley determina que una vez concluida la investigación se determinarán las causas probables y en su caso se impondrán las sanciones correspondientes. (La ley de Aviación Civil, del 12 de mayo de 1995 en su artículo 81).

Una tragedia de este tipo requiere para el periodista y analista de mucho acopio de información, además de comprender bien el fenómeno, profundizar, investigar a fondo, y sobretodo confirmar las informaciones.

Como dice el argentino Luis Alejandro Rizzi, abogado especialista en accidentes de aviación, frecuentemente la prensa no especializada confunde la noticia del accidente con la verdad de su causa y todavía más, muchas veces se adelanta el resultado de la investigación antes que finalice y lo que es más grave antes que comience.

PD2... Hay que serenarse... Son poco afortunadas las declaraciones en la conferencia mañanera del Presidente López Obrador... El C. presidente aseveró que su ausencia en los funerales de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, obedeció al ambiente “mezquino” creado exprofeso por “los conservadores de siempre” a quienes se refirió como “neofascistas”.

Agregó: “esto, repito, tiene que ver con nuestros adversarios y no con todos. Son grupos neofascistas que están muy enojados por el triunfo de nuestro movimiento y tratan de mancharnos, tratan de afectarnos”.

“Había un ambiente que crearon los conservadores de siempre. No todos, pero sí una minoría que actúan de manera muy mezquina. La derecha, además de la hipocresía y de caracterizarse de ser muy corruptos, son muy mezquinos.

Nayeli Roldán de Animal Político, le preguntó al Presidente.

-¿A qué grupos en específico se refiere cuando menciona que son neofascistas, ¿han identificado quiénes son, de qué se trata esto?

La respuesta del Presidente fue. "No, porque actúan en el anonimato, por lo general en redes sociales o con robots. Eso es muy común en redes sociales. No tarda un investigador en informar sobre eso, sino es que ya lo hicieron.

Pero tienen esa intención de calumniar bajo la vieja consigna de que la calumnia, cuando no mancha, tizna, pero no van ni a manchar ni a tiznar”.

¿Más ocultamiento de sacerdotes pederastas?

@fredalvarez  | @OpinionLSR | @lasillarota