Opinión

¡Arrasa la democracia en Chile! ¡Arrasa el “apruebo”!

Es la primera vez desde 1833 que la Constitución será redactada por una convención ciudadana elegida en votación popular. | César Cravioto

  • 27/10/2020
  • Escuchar

Esta historia viene de atrás… Hace un año , el 25 de octubre de 2019 una marcha en Chile reunió a más de un millón de personas que protestaron contra el modelo económico y el alza del costo de la vida

Con gritos de “¡Nueva Constitución!”, "¡Chile despertó!" y "¡el pueblo unido jamás será vencido!" los ciudadanos protestaron entonces masivamente, contra el aumento del pasaje de transporte público, mientras se sumaban otras demandas de larga data de la sociedad chilena como mejores pensiones, sueldos dignos, educación de calidad y mejorar el acceso a la salud. 

Exactamente 12 meses después de esta megamarcha, el domingo 25 de octubre, millones de chilenos regresaron a las calles, pero esta vez para aprobar por amplia mayoría la redacción de una nueva Constitución contraria a la elaborada en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-19901973-1990).  

Por primera vez en la historia de Chile, se preguntó a la ciudadanía si aprobaba o rechazaba la redacción de una nueva Constitución; para un amplio sector de la población, la actual Constitución de 1980 es la madre de las desigualdades de Chile.  

En las urnas del país, sumado al voto de chilenos en el extranjero, triunfó el “apruebo”, con el 78% de los sufragios.  

El plebiscito logra la participación más alta en los últimos ocho años, a pesar de la pandemia de covid-19 y conservando la sana distancia.  

Esta vez la ciudadanía llegó con bombos, banderas y cantos hasta la Plaza Italia para celebrar el amplio triunfo del “sí” al plebiscito.  

Triunfó la ciudadanía y la democracia; los chilenos fueron escuchados. Se acabó la práctica que en la República de Chile se describe como "la cocina", con negociaciones secretas donde la élite política negocia fuera del ojo de la opinión pública. 

La propuesta es que la nueva Carta Magna la elabore una convención mixta formada por parlamentarios y ciudadanos electos (personas que integrarán la convención ciudadana).  

Es la primera vez desde 1833 que la Constitución será redactada por una convención ciudadana elegida en votación popular, para así asegurar la entrada de nuevos actores como agentes de representación ciudadana

Se trata de un hecho sin precedentes no sólo porque es la primera vez en la historia de Chile que la ciudadanía fue llamada a votar si quiere o no cambiar una Constitución; sino que también marca un hito al ser una Carta Magna cuya redacción quedará en manos de un grupo colegiado elegido directamente por votación popular

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, aseguró el presidente Sebastián Piñera en su mensaje a la nación.  

“Hoy hemos demostrado nuevamente la naturaleza democrática, participativa y pacífica del espíritu de los chilenos y del alma de las naciones honrando nuestra tradición de república”, dijo ante los resultados. 

Para Marcelo Mella, politólogo de la Universidad de Santiago, “un primer propósito de este proceso constituyente es dejar atrás la sombra de la dictadura de Pinochet (...) elaborada bajo el uso de la fuerza”. El segundo objetivo, es “poder resolver por la vía política y pacífica los problemas que se han transformado en estructurales, como la desigualdad y la exclusión”. 

¿Qué sigue? ... El país volverá a las urnas el 11 de abril de 2021 para elegir directamente a los miembros de la convención constituyente, (155 miembros repartidos equitativamente entre hombres y mujeres), con un número de escaños reservados para los pueblos indígenas.

La convención que redacte la nueva Carta Magna se constituirá en mayo de 2021, y el texto final se someterá luego a la ratificación del pueblo en lo que se ha llamado "plebiscito de salida" o ratificatorio, que será por voto obligatorio a realizarse el segundo semestre de 2022. 

Haber aprobado el plebiscito es un primer paso para terminar definitivamente con las políticas neoliberales rechazadas por la ciudadanía.

¡Enhorabuena Chile!

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.