Opinión

Armas, Estados Unidos y México

Cada vez hay peticiones tan sentidas como inútiles por mayores controles en la venta de armas.

  • 05/10/2017
  • Escuchar

Si de alguna forma pudiéramos señalar la interrelación entre Estados Unidos y México, el mercado de armas estadounidense y su simbolismo repercuten en México de forma brutal.

Hasta donde sabemos, ha sido por décadas o ya más de un siglo, la principal fuente de armas legales e ilegales para México. Pero ellos son sus principales consumidores.

Los civiles estadounidenses poseen hoy unos 265 millones de armas, mucho más que la población adulta del país y ciertamente más allá de las que necesita una sociedad que ya no depende de la caza para su alimentación y tiene eficientes mecanismos de defensa contra delincuencia o enemigos externos.

Pero...


En los últimos cinco años hubo en Estados Unidos 1,518 tiroteos considerados como múltiples, tan limitados a cuatro o cinco heridos como a los 59 muertos y 520 lesionados de la noche de domingo a lunes en Las Vegas.

Y cada vez hay peticiones tan sentidas como inútiles por mayores controles en la venta de armas.

En lo que parece ya un baile ritual, cada vez que hay una masacre como la del lunes –y cada una de las mayores alcanza nuevas marcas en su impacto–, la primera reacción de liberales y demócratas es demandar la adopción de medidas regulatorias y la parte conservadora ofrece plegarias, pensamientos de dolor, pero rechaza la posibilidad de reglas que impidan o limiten la posesión de armas porque "no es el momento". Pero la verdad, "nunca" es el momento.

En ese sentido, solo una expresión de delicadeza, o tal vez vergüenza, llevó a los líderes legislativos republicanos a posponer el voto, en la cámara baja, de un proyecto de ley que elimina restricciones en el uso de silenciadores en armas de fuego.

No lo cancelaron


Esto, luego de que en enero el presidente Donald Trump eliminara limitaciones para que personas con impedimentos mentales puedan poseer armas.

Ambos detalles son una expresión de la fuerza política de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y el nivel simbólico que han alcanzado las armas en la sociedad estadounidense.

Para muchos, sobre todo en las áreas rurales estadounidenses, el derecho a tener armas es tan inalienable con el "ser" estadounidense. Correcta o no, su interpretación es absoluta y no admite dudas. Es, desde ese punto de vista, una garantía contra la dictadura.

La NRA, a su vez, se ha montado y retroalimenta en ese mito para convertirse en uno de los más influyentes grupos de presión de los Estados Unidos.

En los últimos cinco años hubo 1,719 muertes y 6,510 heridos en tiroteos que no debieron haber ocurrido y que fueron favorecidos por la facilidad para obtener armas, una facilidad que desborda sus fronteras.

Esa cultura, esa mitología, contribuyen con su indiferencia a la carnicería que enfrenta México, pero la comisión como tal es culpa nuestra, de nadie más...  

@OpinionLSR | @lasillarota



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.