Opinión

Aprendizajes de la elección de Colima

En elección extraordinaria, la participación registrada estaría alrededor del 55 por ciento.

  • 18/01/2016
  • Escuchar

El día de ayer en menos de un año, hubo otra vez elecciones en el estado de Colima para que los ciudadanos, luego de la determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de declarar la nulidad de la elección de Gobernador registrada en el mes de junio de 2015, volvieran a emitir su sufragio por esta elección.

 

La gran diferencia entre aquella elección y ésta, es que, por mandato del TEPJF, el INE fue el que organizó el proceso electoral local y en donde hubo mayor información sobre las diferentes etapas del proceso; existió transparencia (a través de una acertada difusión) de los actos fundamentales de la organización electoral y una constante supervisión de los trabajos por parte de los integrantes del máximo órgano de dirección del INE: su Consejo General, en particular, de sus consejeros electorales.

 

En consecuencia, el INE sí puede señalar: #MisiónCumplida. Esto debilita en lo general a los Organismos Públicos Electorales Locales que están pasando a ser, cada vez más, un apéndice del INE dejando la “autonomía” de dichos Institutos como letra muerta.

 

El proceso electoral en Colima tuvo tiempos más cortos, por mencionar algunos ejemplos las precampañas tuvieron una duración de tan sólo 10 días (del 20 al 30 de noviembre de 2015) y las campañas duraron poco más de un mes (del 10 de diciembre de 2015 al 13 de enero de 2016); en éstas se vivió la pasión de toda competencia electoral y en donde la organización de un Debate entre los candidatos a la gubernatura tuvo un esquema novedoso que al final los candidatos no supieron aprovechar y se dedicaron más a la crítica, a los dimes y diretes que a la presentación de propuestas abundantes sobre lo que ofertaban ante el electorado.

 

El INE instaló en los diez municipios que integran la entidad 900 casillas electorales (que equivalen al 99.67%) con sus 900 Presidentes, 897 Secretarios y 1,661 Escrutadores (sólo 93 ciudadanos fueron tomados de la fila)[1]; sólo 3 casillas no pudieron ser instaladas y los partidos políticos tuvieron presencia a través de sus acreditaciones respectivas en un importante número de casillas; los principales contendientes obtuvieron los siguientes porcentajes: el PAN en el 97.56% y el PRI en el 99.89 por ciento.

 

En dicha elección se contó con la presencia de observadores electorales que cubrieron alrededor del 30% de las casillas electorales.  Hablando de incidentes, se contabilizaron 50, de las que resaltan 3 casillas que no pudieron ser instaladas debido presuntamente a la sustracción ilegal de material y documentación electoral en donde la #FEPADE ya tiene conocimiento y actuará en consecuencia; existió en algunos casos propaganda partidaria; una diputada del PRI, Erika Rodríguez se presume que presentó una denuncia en contra de policías municipales de Tecomán por abuso de autoridad, lesiones y privación de la libertad, entre otros incidentes más que seguramente estarán precisándose en los próximos días.

 

Aún con el registro de estos incidentes y con los medios de impugnación que pudieran interponerse podemos adelantar que aquí concluirá dicho proceso electoral.

 

La participación registrada estaría alrededor del 55%, que considero que es un porcentaje importante sobre todo tratándose de ser la segunda vez que los ciudadanos acuden a las urnas por el mismo tipo de elección; a esto habrá que sumarle la votación de los Colimenses Residentes en el Extranjero.

 

Sobre los resultados electorales el INE realizó un Conteo Rápido que es una estimación de las tendencias de la votación en la elección extraordinaria para Gobernador en el Estado de Colima.  De las 450 casillas seleccionadas en la muestra, recibió información de 325 que equivalen el 72.2% de la muestra total que abarcaron los 10 municipios.  Los resultados obtenidos se muestran en el cuadro siguiente:  

 

 

 

Ante esta estimación tanto la dirigencia nacional del #PRI como diversos actores políticos se han manifestado por el triunfo de la alianza (coalición) encabezada por el #PRI y su candidato Ignacio Peralta @nachoperaltacol. Esta estimación coincide con lo registrado por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) en donde el PAN registraba un 39% de las preferencias electorales, en tanto que la Coalición PRI-PVEM-PT-NA alcanzaban poco más del 42%, aunque habrá que esperar al cómputo respectivo.

 

Con estos datos el PAN, a través de su líder nacional señaló que esperará los resultados oficiales que se den en los cómputos correspondientes que tendrán verificativo en los próximos días o dicho de otra manera, esperarán a digerir esta derrota electoral que para el PAN es un duro revés.

 

Con estos resultados el #PRI inicia 2016 con un triunfo que, en junio de 2015 había logrado con una diferencia de tan sólo 500 votos el triunfo electoral; faltará ahora estar al pendientes de lo que ocurra en junio de este año en donde se celebrarán elecciones locales en 12 entidades federativas.

 

@fdodiaznaranjo

 

 

 

 

[1]  Así lo reportó el Consejero Electoral Marco Baños en su cuenta de Twitter.