Opinión

AMLO y Morena perdieron el 2021

Morena va a perder la Cámara y la mayoría de las gubernaturas este año porque la verdad es evidente. | Julio Castillo

  • 27/04/2021
  • Escuchar

Falta prácticamente un mes para que sea la elección y parece que las cosas se le están descomponiendo a Morena. Lo que hace un año parece que sería un día de campo electoral en donde sólo Querétaro (de los 15 estados que juegan gubernatura) lo ganaría el PAN, hoy es una elección competida prácticamente en todos lados, y mientras los bastiones opositores se refuerzan, los bastiones de Morena se debilitan.

La realidad es que Morena día a tras día ha ido perdiendo adeptos y cada vez que notan que pierden apoyo, desde el presidente López Obrador y hasta el último “bot”, se encolerizan y se radicalizan más, logrando un círculo vicioso que los lleva a perder más adeptos… lo que la famosa politóloga Barbara Tuchman describió en ejemplos históricos en su obra llamada “La marcha de la locura, la sinrazón desde Troya hasta Vietnam” hoy lo vive López Obrador en una versión bastante paupérrima… Morena y López Obrador no van a perder el 6 de junio, perdieron desde antes. Yo creo que perdieron: 

• Cuando echaron para atrás el aeropuerto y con ello la confianza para invertir en México… el saldo fue que desde días antes de ser presidente, López Obrador ya había sentenciado su gobierno… el primer año el decrecimiento fue de -0.1% y el segundo -8.5%  (sin pandemia las cosas ya estaban mal).

• Cuando decidieron minimizar las marchas que denuncian la violencia contra la mujer, el movimiento “un día sin ellas” y resguardaron Palacio Nacional para “no verlas ni oírlas”.

• Cuando cerraron el Seguro Popular por razones ideológicas dejando sin atención médica a 42 millones de mexicanos (de los que 14 millones siguen sin tener acceso a un seguro); cuando recortaron los gastos catastróficos condenando a muerte a las niñas y niños con cáncer, a los enfermos de VIH y muchos más.

• Cuando minimizaron la pandemia y hasta se burlaron llamando a abrazarse y mostrando estampitas religiosas… hoy que según cifras no oficiales podríamos estar en medio millón de muertes (220 000 oficiales).

• Cuando se burlaron de los equilibrios de poder poniendo ilegalmente a una dirigente de Morena al frente de CNDH, cuando cerraron el INEE y le entregaron la educación a los sindicatos… 

• Cuando vimos en escándalos de corrupción al hermano de López Obrador, cuando vimos a su hijo (el que no tenía trabajo ni sabía hacer nada cuando fue electo su padre) esquiando, cuando se analizan los casos de Bartlett e Irma Eréndira o cuando vemos que estamos ante el gobierno más corrupto de la historia con 78% de adjudicaciones directas a amigos y empresarios afines… (el de Peña Nieto era un escándalo con menos de la mitad de adjudicaciones directas). 

• Cuando se burlan de la Constitución intentando prolongar ilegalmente la presidencia de la Suprema Corte… y que además AMLO lo hace batalla propia en pleno proceso electoral. 

• Cuando al verse derrotados amenazan con modificar el INE antes del relevo en septiembre de la Cámara de Diputados. 

• Cuando respaldan a un candidato con expedientes abiertos por acoso y violación

• Cuando utilizan el fuero para dejar impune a un legislador de Morena detenido flagrantemente en actos de pederastia. 

• Cuando después de que grabaron a su candidato a gobernador en Zacatecas tocando indebidamente a una candidata; salen ambos a negarlo como si la gente fuera estúpida y no lo estuviera viendo… 

Por todo lo anterior y muchas cosas más que se suman día con día pierden apoyo constantemente. Morena va a perder la Cámara y la mayoría de las gubernaturas este año porque la verdad es evidente, y entre más se desesperan más se radicalizan y con ello, pierden más votos. 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.