Opinión

AMLO y Meade en la boleta rumbo a la Presidencia

Por ley las precampañas electorales inician el 14 de diciembre

  • 01/12/2017
  • Escuchar

Elecciones 2018

Comienza diciembre, en exactamente ocho meses, el 1 de julio de 2018, los mexicanos tendremos que enfrentarnos a decidir nuestro voto, y con ello el destino de nuestro país por los próximos seis años. En ocho meses estaremos en una mampara eligiendo a la persona que deba ocupar la silla presidencial.

Diciembre será el mes de las definiciones. Las opciones partidistas que hasta este momento se vislumbran son tres. Hasta hace unos cuantos días, la única candidatura segura a la Presidencia de México era la de López Obrador, por el Movimiento Regeneración Nacional. La interrogante durante varios años había sido quién podría competir en una campaña electoral contra AMLO.

Boleta electoral

Por el lado del partido en el gobierno, el PRI tuvo el acierto de designar como precandidato y futuro candidato a la Presidencia  a José Antonio Meade Kuribreña. El presidente de México leyó correctamente el enojo de los mexicanos con el desempeño priísta en el gobierno y, por lo tanto, decidió concretar la opción que le daban los Estatutos con la reforma aprobada en agosto, de nombrar a un candidato externo a la Presidencia de la República. Meade, con perfil ciudadano y desempeño público en cinco secretarías de Estado durante dos sexenios, vuelve a colocar al PRI como una opción competitiva para contender por la presidencia de la República.

Con esta definición, la boleta presidencial ya cuenta con dos de los nombres que estarán impresos en ella: López Obrador y Meade.

Frente Ciudadano por México

La tercera candidatura, si se conforma la coalición, será la que encabece el Frente Amplio Ciudadano. Le elección de la persona que ocupe la candidatura presidencial por el Frente, dependerá del método de selección que se acuerde para este proceso. Las opciones pasan por definir la candidatura presidencial por votación abierta, debates, entrevistas y votación interna. La determinación del método es crucial para evitar la pérdida de votantes y competir con posibilidades de éxito en la boleta electoral el próximo 1 de julio.

La presión mediática y política pesa ahora sobre los dirigentes de los partidos políticos que conforman el Frente Ciudadano. Por ley las precampañas electorales inician el 14 de diciembre, y el Frente debe hacer del conocimiento del Instituto Nacional Electoral, el procedimiento y los plazos en los que se desarrollará su proceso de selección interno así como el día en el que se convocará, la fecha de inicio de las precampañas y la fecha para la presentación de sus informes de precampaña, entre otras cosas.

La incertidumbre opera en contra del Frente Ciudadano. La indefinición respecto a temas cruciales de cara a la campaña electoral, es caldo de cultivo para los detractores de esta coalición. A estas alturas del proceso electoral, esta coalición debería tener acordado el método de selección de candidaturas en todo el país para comenzar a presentarse como una opción viable en la jornada electoral.

Candidatos independientes

A estas tres candidaturas presidenciales se unirán, en los casos en que se cumplan con los requisitos legales, aquellas emanadas de los procesos de candidaturas independientes que están en marcha. Hasta ayer, día 46 de 127 con los que cuentan las personas que aspiran a una candidatura presidencial para recopilar el apoyo de la ciudadanía, los más avanzados en el acopio de las firmas necesarias de apoyo ciudadano son Jaime Rodríguez, con el 60.1%; Margarita Zavala, con el 31.1%; Armando Ríos Piter; que alcanza el 14.3%; María de Jesús Patricio y Pedro Ferriz De Con, cada uno con el 8.1% de firmas de apoyo a sus candidaturas.


@C_Humphrey_ | @OpinionLSR | @lasillarota


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.