Opinión

¡AMLO y 20 años de extorsión! (I)

Al exigir transparencia a sus críticos, AMLO se colocó en la mira de quienes conocen su historial de extorsión política en décadas.| Ricardo Alemán

  • 01/03/2022
  • Escuchar

Exigir que sus críticos revelen el origen y monto de sus ingresos fue el más desesperado recurso empleado por López Obrador para desviar la atención del escándalo de las casas de Houston de su primogénito.

Está claro que de esa forma el presidente mexicano recurrió a la vieja estratagema de llamar “pillos” a quienes demostraban pillerías en su gobierno y su familia.

Sin embargo, lo que no calculó López Obrador es que al exigir transparencia a sus críticos –los que no están obligados a revelar sus ingresos–, se colocó en la mira de quienes conocen su historial de extorsión política en décadas.

En efecto, son muchos los mexicanos que saben y que han documentado que López Obrador ha vivido de la extorsión política en los últimos 20 años.

Y si dudan, aquí una primera parte de las pruebas.

1.- Ante el estupor general, el 25 de febrero del 2022 López Obrador reconoció que fue una simulación la entrega de un cheque por dos mil millones de pesos proveniente de la Fiscalía General de la República, cuyo monto pagaría los premios de la rifa del avión presidencial; una aeronave que nunca se rifó.

El cheque fue entregado por Alejandro Gertz Manero al presidente, en la mañanera del 10 de febrero del 2020, en donde se dijo que era “un hecho histórico” para devolver al pueblo lo robado por “ladrones” de cuello blanco.

Lo cierto, sin embargo, es que se trató de un montaje “engañabobos”, en el que participaron el propio presidente, el fiscal general y el gobierno todo, ya que fue una farsa tan descarada que Proceso, Latinus y la Auditoría Superior de la Federación la denunciaron. Por eso AMLO debió recular.

2.- Pero eso no es nuevo en la historia política de López Obrador. El 7 de mayo de 2017, el diario digital Letra Roja publicó el testimonio de un trabajador del GDF víctima de extorsiones de AMLO en su gestión como jefe de gobierno.

Así lo explicó: “La verdad es que desde que se anunció un “gobierno de austeridad” sabíamos que algo no estaba bien. Andrés se metió con el salario de los trabajadores. Le decían diezmo, pero no era opcional, todos daban dependiendo de cuánto cobraban, al menos 10 por ciento del salario.

“Pero lo peor es que siempre hacían rifas, y cada quien compraba su boleto, para todo era a un precio diferente, entre más ganaban más costaba el boleto, pero nunca rifaban nada. Todo el dinero en efectivo se lo llevaba al primo de Nico, llamado Rafael Marín Mollinedo, que era director general de Servicios Urbanos. Nadie sabe donde paraba al dinero”. (Fin de la cita)

El engaño de las rifas se repitió 20 años después, cuando el presidente promovió la rifa del avión presidencial que nunca fue rifado.

3.- En el Itinerario del 29 de octubre de 2008, titulado: “¿Y los 9 mil millones, Andrés?”, recordé que en la sesión de la Comisión Permanente del 11 de febrero de 2004, a pregunta del senador Juan José Rodríguez Prats, el diputado, Manuel Camacho, reconoció que el gobierno de Carlos Salinas era extorsionado por López Obrador.

Desde la tribuna, el panista le exigió al perredista que sólo dijera “¡si o no!”, que en su papel de regente del DF, le había entregado 9 mil millones de pesos a López Obrador, para desalojar el Zócalo, en 1992.

Camacho reconoció que sí, que entregó esa cantidad a López Obrador, quien junto con campesinos había tomado el Zócalo para exigir una indemnización por la supuesta contaminación de sus tierras, por derrames de Pemex.

4.- En 2011, el “mexicanologo” George Greyson publicó el libro “Mesías Mexicano”, en el que preguntó a Camacho sobre el dinero entregado a López Obrador (págs. 91 y 92) quien confirmó que todas las movilizaciones de AMLO eran una extorsión.

5.- En noviembre de 2019, el diario Reforma entrevistó a Álvaro López Ríos, dirigente de la UNTA, quien también confirmó que en 1993 fue testigo de que Manuel Camacho –avalado por Carlos Salinas–, entregó a López Obrador 150 mil millones de pesos, a cambio de levantar otro plantón en el Zócalo.

6.- El lunes 24 de agosto del 2020, en su entrega para El Financiero, el columnista, Macario Schettino, reveló que fue testigo del desvío de dinero público del gobierno del DF a favor de la candidatura de Obrador; instrucción que en 1999 salió de la jefa de gobierno, Rosario Robles, hoy presa de manera ilegal.

7.- Luego de los videos de Pío López Obrador recibiendo dinero, Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, aseguró en conferencia de prensa que ella también aportó donativos a la causa de AMLO. Lo que no dijo es que desde el gobierno del DF, desvió miles de millones de pesos.

Y como prueba, el 14 de septiembre de 2017, el entonces diputado del PRD, Raúl Antonio Flores, calificó a Sheinbaum como “recaudadora de altos vuelos”. Así lo dijo: “Ella tiene años ocupándose de recaudar dinero para AMLO; es pieza clave en el equipo de trabajo del líder nacional de Morena”.

Y explicó la metodología: “En reuniones de empresarios promete que no habrá consecuencias por contratos de obras públicas. Por ejemplo, en los Segundos Pisos, ella se encargó de la diplomacia económica para obtener los recursos financieros para la campaña presidencial de AMLO”. (Fin de la cita)

8.- En junio del 2020, López Obrador nombró como nuevo titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, al abogado Jaime Cárdenas Gracia, esposo de María de la Luz Mijangos, quien impugnada llegó a la Fiscalía Especializada del Combate a la Corrupción.

Lo simpático es que la pareja de “brillantes abogados” difundió entre columnistas de distintos diarios –entre 2005 y 2006–, el desvío de miles de millones de pesos de los Segundos Pisos, a la campaña de AMLO. No pocos periodistas tienen en sus archivos dichos expedientes.

9.- Como saben, la estrella de los “videoescándalos” se llama René Bejarano, quien en 2004 era brazo derecho del jefe de gobierno López Obrador y a cuyo nombre extorsionaba a empresarios y políticos.

10.- Lo simpático es que hoy la extorsión la lleva a cabo Mario Delgado, alfil de Manuel Camacho y presidente de Morena, a quien el INE sancionó por desviar miles de millones de pesos de los comités estatales del partido oficial para crear un Fideicomiso Inmobiliario.

Es decir, que las prácticas depredadoras que por décadas le permitieron a López Obrador recaudar dinero sucio para su candidatura presidencial hoy son comunes en Morena y en el propio gobierno de AMLO.

¿Así o más clara la extorsión de López Obrador?

En la siguiente entrega más pruebas de las raterías que, a lo largo de 20 años, llevaron a López Obrador al poder presidencial.

Al tiempo.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.