La posibilidad que planteó Andrés Manuel López Obrador de dar #Amnistía a los líderes de los grupos criminales para "garantizar la paz y la tranquilidad" en nuestro país sigue generando polémica en los medios y las #RedesSociales.

Lo que poco se ha analizado es si el líder de #Morena piensa, en verdad, que su planteamiento es viable y factible.

El desacuerdo con la propuesta es mayoritario

Los personajes políticos que se han pronunciado al respecto la han criticado y cuestionado desde los ámbitos jurídico, político y sobre todo el de la justicia.

Hay quienes la han calificado como una "verdadera locura"

El revuelo que provocó @lopezobrador_ fue tan grande que los secretarios de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos, y de Marina, Almirante Vidal Francisco Soberón, advirtieron sobre los graves riesgos que implica una decisión de este tipo.

"Andrés Manuel se volvió a equivocar", aseguran algunos analistas

Las razones que dan y los datos duros que han presentado desde el sábado pasado son lógicos, bien fundamentados y convincentes. Señalan que la idea que propuso es demasiado simple, no tiene sustento histórico, es inconveniente porque el gobierno no puede pactar con los delincuentes, se olvida de las víctimas, favorece la impunidad, y, por lo tanto, no tiene futuro.

Como era de esperarse, el líder de #Morena observa desde la distancia

Lo cierto hasta ahora es que con un solo argumento —dicho en el día y en el lugar adecuados—, #AMLO logró imponer agenda a nivel nacional con un sentido de oportunidad preciso y provocando reacciones que tal vez ni siquiera imaginó.

"Que hablen de mí, aunque sea bien"

En el momento en que los reflectores mediáticos apuntaban directo al candidato del #PRI, José Antonio Meade, y en medio de días cruciales para la aprobación de la #LeyDeSeguridadInterior en la Cámara de Diputados, las palabras provocaron el efecto deseado.

¿Cómo no responder a una provocación tan atractiva?

Lo que en el trabajo de #ConsultoríaPolítica se conoce como "desviador de agenda", funcionó en forma correcta, aunque después tenga que ser aclarado, corregido o incluso rechazado si el daño auto inflingido por López Obrador así lo amerita.

Sin embargo, el análisis de riesgo no parece estar bien calculado

Los errores que el personaje ha cometido en el pasado le han costado muchos puntos, no solo en su credibilidad sino que afectaron las posibilidades reales que tuvo de ganar la Presidencia de la República.

De hecho, hay quienes piensan que no ha aprendido las lecciones

Desde el "Cállate, chachalaca" de 2006, hasta su negativa a presentarse en uno de los debates oficiales del 2012, las fallas en la operación de su estrategia han tenido altos costos para el cumplimiento de su misión.

El conflicto, la confrontación y el contraste son el alma de las campañas

Pero llevarlas a estos extremos puede ser tanto como dispararse en el pie. Si las encuestas recientes lo ubican como el aspirante con el más alto nivel de reconocimiento y como el puntero en las preferencias (con un margen holgado), ¿qué necesidad había de lanzar la pulla?

Es probable que el tema lo persiga de aquí a junio

Y también es posible que se confirme el error que cometió. Si bien sus adversarios y detractores entraron en el juego de López Obrador, no debemos olvidar que eligió un tema que lo vulnera, que incrementa sus negativos y del cual le van a pasar la factura correspondiente en los spots, discursos y debates de las campañas intensas que viviremos el próximo año.

Preguntas y comentarios a sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota

También te puede interesar: ¿Será Meade un buen candidato?



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información