Opinión

¿America first?

El mundo ha cambiado.

  • 27/05/2017
  • Escuchar

Es más que obvio, que la cumbre del G7 que se efectúa en Taormina, es la cumbre más dividida y tensa de la que se tenga memoria en la historia reciente. Y esto debido primordialmente a la idea del mundo que Donald Trump no tiene empacho en decir frente a los líderes de las democracias más industrializadas del orbe: America first.

Trump ha lanzado ya mensajes en dos líneas, que no necesariamente van en la misma dirección, sobre: Brexit, el Papa, Rusia, OTAN, comercio, clima…, temas en los que el mandatario neoyorquino parecería por momentos estar solo, incluso abandonado desde las esferas republicanas y, lo más grave, desde su propio gabinete.

Por su parte, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, han admitido ya enormes fricciones en temas como el comercio, el medioambiente y la relación con Rusia, y en un tono de ensayada gravedad, han advertido de las consecuencias de no lograr una mayor unidad al término de la cumbre.

Trump tiene clara su posición: “America first”, de ahí el reproche que realizó abiertamente a los miembros de la OTAN sobre su escaso gasto militar, además, de la falta de pago de 23 países a la unión americana…

Una visión del mundo que complica sobremanera este tipo de cumbres y cuyo significado pudo descifrar en carne propia el primer ministro de Montenegro, Dusko Markovic, quien recibió un brusco manotazo de alguien que se abría paso a su lado. Al voltear, miró con “horror” a un orgulloso y satisfecho Donald Trump ajustándose la americana, al tiempo que lo observaba como quien mira el suelo que pisa a cada paso: con el rostro levantado y sin miramientos por el otro.

El mundo ha cambiado, y Trump no está ganando amigos para su nación.

@plumavertical

DIORAMA

Para los amantes de la lectura y los libros, les comparto estas recomendaciones para esta semana:

Sobre Grace” (Suma de Letras) de Anthony Doerr. Desde su niñez en Alaska, David Winkler ha vivido obsesionado por la nieve. Además, David tiene un don: a veces puede ver cosas antes de que ocurran. Sus premoniciones le permiten saber que un vecino será atropellado por el autobús o que se enamorará de una mujer en un supermercado. Pero cuando David sueña que su hija se va a ahogar en una inundación sin que él pueda salvarla, toda su vida se desmorona. Huir de su familia, de su casa y de su propio futuro parece el único modo de negar el sueño que lo atormenta.

Solo, sin medios y sin saber si su hija ha sobrevivido o si su mujer ha conseguido perdonarlo, David tendrá que comenzar una nueva vida. Hasta el día en que deba enfrentarse a la decisión de buscar a las personas que dejó atrás.

Las sombras de Quirke” (Alfaguara) de Benjamin Black. Incapaz de guardar reposo pese a sus alucinaciones y desvanecimientos, Quirke regresa al trabajo en la morgue de Dublín. Es a él a quien llaman cuando aparece un cuerpo en el interior de un coche calcinado: todo apunta al suicidio de un funcionario advenedizo, pero Quirke no puede quitarse de la cabeza la sospecha de que algo no encaja. La única testigo se ha esfumado, han borrado todo rastro de ella.

Al reunir las piezas de su desaparición, el patólogo se ve atraído hacia las sombras del universo de las élites dublinesas: sociedades secretas y política eclesiástica de altos vuelos, políticos corruptos y hombres con mucho dinero que perder. Mientras la psicoanalista austriaca Evelyn Blake entra en su vida y en su corazón, la pista acaba por llevar a Quirke hacia su propia familia, y pasado y presente entran en colisión. Los crímenes de antaño han de permanecer ocultos, y Quirke ha agitado la telaraña.

Por último el corazón” (Salamandra) de Margaret Atwood. Dueña de una de las mentes más lúcidas del panorama literario actual, Margaret Atwood no es sólo una institución de las letras canadienses, sino también una figura relevante que se ha volcado por igual en la promoción de la literatura y la protección del medioambiente. Esta novela, su última obra publicada, se inscribe en el ámbito de la ficción especulativa, género en el que Atwood ha cosechado algunos de los mayores éxitos de su formidable bibliografía.

Víctimas de la debacle económica, Stan y Charmaine se instalan en el coche tras perder su casa. Malviven gracias a los escasos ingresos que ella consigue en un bar de poca monta. Es entonces cuando llama su atención un anuncio acerca del Proyecto Positrón, un experimento social en el que los habitantes de la idílica ciudad de Consiliencia se dividen en dos grupos que alternan su modus vivendi cada treinta días: mientras el cincuenta por ciento se recluye en la Penitenciaría Positrón para mantener el sistema, la otra mitad disfruta de plena libertad y lleva un estilo de vida propio de la clase media. Al cabo de un mes, intercambian sus roles: los libres ingresan en prisión y los encarcelados se instalan en las viviendas que ocupaban los nuevos reclusos, haciendo uso común de todos los objetos, enseres y aparatos. Agotado el entusiasmo inicial, Stan y Charmaine no tardan en percatarse de que Consiliencia no es el paraíso que habían imaginado y pronto se ven envueltos en una serie de aventuras disparatadas, atrapados en un torbellino de lujuria que les hará cuestionarse sus valores y sentimientos más profundos.

La desbordante imaginación de Atwood, arropada por un mordaz sentido del humor, da vida a una novela que, si bien gira en torno a un fenómeno tan actual como la progresiva extinción de la clase media, incide también en los entresijos de la pareja moderna, desvelando de forma inquietante su intimidad, sus crisis, sus demonios y fantasías. Una obra punzante de uno de los escritores más talentosos de la narrativa contemporánea.

Las normales” (Océano) de Georgia Clark. Evie, Willow y Krista viven en Nueva York. Las tres se enfrentan a las dificultades cotidianas que experimenta cualquier mujer en la búsqueda de su independencia económica y emocional, en una sociedad predominantemente machista. Un día encuentran lo que parece ser la puerta de salida a sus problemas: una poción mágica que convierte en supermodelo a quien la bebe. Basta una gota para convertirse en una belleza. Todo parece fluir mejor, consiguen mejores trabajos, las personas son más amables con ellas y reciben más atenciones (y oportunidades) de las que solían tener… sin embargo, no todo es tan bello como parece y esto lo descubrirán, muy a su pesar, cuando se enfrenten a la contraparte de su mágica transformación.

Las normales es una novela escrita con gran fluidez y humor negro, donde se plantea el tema de la belleza desde un ángulo muy interesante.

Gregor. Las tierras bajas” (Océano) de Suzanne Collins. Gregor tiene 11 años y vive en la ciudad de Nueva York. Un caluroso día de verano, él y su hermana pequeña caen accidentalmente por una reja de ventilación en la lavandería de su edificio. Y aquí empieza su aventura. De repente, llegarán a un mundo absolutamente tenebroso y desconocido para ellos: las Tierras Bajas, un mundo dónde humanos de piel pálida y translúcida, conviven con escarabajos y murciélagos. Una sociedad amenazada por el conflicto y que señala a Gregor como aquél que la profecía apuntaba que vendría de las Tierras Altas para salvarlos del desastre. Nada parece casual, tampoco la extraña desaparición de su padre tiempo atrás... Una historia llena de fantasía, imaginación con una trama trepidante.

Legados de Lorien 1: Soy el número cuatro” (Océano) de Pittacus Lore. Tenemos el mismo aspecto que vosotros. Hablamos igual que vosotros. Vivimos entre vosotros. Pero no somos como vosotros. Podemos hacer cosas que sólo podéis imaginar. Tenemos poderes con los que sólo podéis soñar. Somos más fuertes y rápidos. Somos los superhéroes a los que admiráis en las películas y los cómics... pero nosotros existimos de verdad. Nuestro plan era crecer y fortalecernos para enfrentarnos unidos a ellos. Pero ellos nos encontraron antes y empezaron a cazarnos. Ahora, todos vivimos huyendo, entre las sombras, en lugares donde nadie nos buscaría, mimetizándonos. Hemos vivido entre vosotros sin que lo supierais.