Opinión

Alcaldes del PAN lucran con pruebas covid

Los alcaldes panistas de las Alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo cobran las pruebas covid. | César Cravioto

  • 10/01/2022
  • Escuchar

Mientras el Gobierno Federal de la Cuarta Transformación ha aplicado más de 100 millones de vacunas gratuitas al pueblo de México, los alcaldes panistas de las Alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo cobran las pruebas

Así, una de las diferencias de gobernar entre la izquierda y la derecha. 

Vecinos de la Alcaldía Benito Juárez criticaron al alcalde Santiago Taboada, y al Partido Acción Nacional (PAN) “por lucrar con la salud de las personas”, luego de que se instalara un módulo para la aplicación de pruebas covid con un costo en sustitución de las que eran gratuitas. Las pruebas rápidas aplicadas con sangre son promovidas por $310 pesos, mientras que las nasofaríngeas cuestan $320 pesos. 

El diputado panista Christian Von Roehrich anunció en su cuenta de Twitter que “ante la escasez de pruebas covid proporcionadas por el @GobCDMX, una vez más @BJAlcaldía hace la diferencia” y da a conocer los horarios del inicio de pruebas, por lo cual fue muy criticado (“La Jornada”, 7/1/2021). 

¿Es la autoridad la que está cobrando por hacer las pruebas rápidas? ¿Por qué la Alcaldía Benito Juárez está usando los recursos públicos para beneficiar económicamente a una empresa privada? Son algunas de las preguntas de los ciudadanos. Las alcaldías gobernadas por el PAN lucran con las vacunas en lugar de en verdad gobernar, pues se trata de un asunto de salud pública. 

También en la Alcaldía Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea (PAN) anunció la instalación de módulos en los que se realizará la prueba covid con un costo de 200 pesos; los laboratorios que harán las pruebas también son privados y no dan comprobante de pago y no especifican tiempo de entrega.

En contraste, el Gobierno de la Ciudad de México llamó a la población a no caer en pánico ante el incremento en el número de contagios, y en caso de tener síntomas, en lugar de acudir a hacerse una prueba, “la gente deberá asumirse como caso positivo y aislarse para evitar la propagación del virus”.

La Doctora Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, está en pláticas con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para que no se exijan las pruebas a los trabajadores que necesiten ausentarse de sus áreas laborales por presentar síntomas

Recordó que la variante Ómicron no necesariamente es grave, entre otras cosas por la inmunización; “hoy estamos ante otra situación”. La vacunación continúa siendo la principal herramienta para hacer frente al virus SARS-CoV-2 y la mutación Omicrón. 

De acuerdo con el investigador Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), se ha demostrado que el aumento de la protección es hasta 25 veces mayor para las personas que cuentan con la vacuna de refuerzo, en comparación con quienes tienen dos dosis. También prevé que la cuarta ola baje en febrero.

“No es necesario estarse haciendo pruebas constantemente y tampoco hacer largas filas para pruebas. Lo que hay que hacer es aislarse si se tienen síntomas como cuerpo cortado, escurrimiento nasal, tos, dolor de garganta y de cabeza. Si así fuera, hay que asumirse como un caso positivo y, sin necesidad de pruebas, aislarse de inmediato y avisar a sus contactos”. 

En caso de ser adulto mayor, persona con comorbilidades o que presente oxigenación menor a 90 por ciento, fiebre persistente de 38 a 39 grados, deberán acudir a alguna unidad médica para recibir atención. 

No cabe duda que la Doctora Sheinbaum tiene una concepción distinta de la salud: mientras que para el gobierno de la 4T ésta es un derecho, para otros, la salud no es más que una mercancía.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.