Opinión

Aforismos para Galletas de la Fortuna (Vol. II)

Una segunda parte con 30 nuevos aforismos (algunos, confieso, forzadones). Total, ¿cuándo ha salido mal una segunda parte? | Alejandro Basave

  • 01/02/2019
  • Escuchar

Hace tiempo publiqué una lista de 30 aforismos conmemorativa de haber cumplido 31 años. Confieso que su recepción me tomó por sorpresa y, me movió, querido lector, a preparar una segunda parte con 30 nuevos aforismos (algunos, reconozco, forzadones). Total la vida es corta y, ¿cuándo ha salido mal una segunda parte?

Sin más preámbulo, le presento la segunda parte de mis aforismos para galletas de la fortuna.

1. Para conocer cuán privilegiado se es, hay que contar el número de decisiones que se tienen al alcance.

2. El apoyabrazos de avión es ese preciado objeto de muchos que se disputa a través de suaves codazos y ágiles madruguetes al vecino.

3. Tener un hijo implica asumirse el personaje secundario de la historia y sentirse dichoso por ello.

4. Pocas mentadas de madre son más efectivas que el “sic” de un periodista en una cita.

5. La contradicción más grande del ala ultraconservadora del catolicismo radica en predicar con base en lo que Jesús siempre repudió: los prejuicios, el odio y el temor.

6. Desde inicios de la civilización la reina de las excusas para no acudir a un evento social siempre ha sido la misma; de alguna u otra forma echarle la culpa a los hijos.

7. ¿En qué momento las redes sociales se convirtieron en el lugar predilecto de muchos para ventilar sus prejuicios y disfrazarlos de humor?

8. Me parece una grave falta de respeto decir “voy al baño” cuando perfectamente puede decirse “orinita vengo”.

9. Estoy convencido de que si hiciera un balance general, el futbol me ha dejado muchas más penas que alegrías. Sin embargo y paradójicamente, las penas son las que más me han hecho enamorarme de él.

10. Nos acercamos a una petimetre era en la que mientras más ininteligible sea el menú, más famoso será el restaurant.

11. Twitter es un ladrillo. Uno que marea cuando se usa como escalón para juzgar a los demás, o que rompe ventanas después de una discusión que no lleva a ningún lado.

12. Esas personas que se ríen indiscriminadamente de todos los memes que reciben en sus grupos de Whatsapp merecen el reino de los cielos.

13. Sin ánimos de pecar de hereje, la llegada del smartphone se ha convertido en un parteaguas tecnológico que obliga a una nueva división histórica: A.S. (Antes del Smartphone) y D.S. (Después del Smartphone).

14. Un día eres joven y al otro saludas con un “quiúbole”.

15. Esa delgada línea entre la autocompasión y el sentir lástima por uno mismo.

16. No es vulcanizadora mexicana si no tiene un letrero que lea “VULKA”.

17. Algo tiene que estar muy descompuesto en nuestra sociedad para que menos de diez hombres posean la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial.

18. Maldigo a la superioridad moral de los que no necesitan servilletas al comer.

19. Por un raro miedo a la irrelevancia, el abogado se ha encargado de enmarañar algo ya en sí muy complejo como lo es la abogacía. De tal manera, se pasa la vida ejerciendo su profesión vía Misas Tridentinas que solo inflan su ego y alejan al derecho de las masas.

20. Nunca te fíes de esas personas que terminan sus correos electrónicos con “saludos sinceros”. Subrayar su sinceridad levanta muchas sospechas.

21. Cuán nociva es esa retórica de ustedes contra nosotros que lejos de reconciliar, sirve como combustible para nutrir el encono que tanto ha dañado al tejido social mexicano.

22. Llegué a ese aborrecible punto de mi vida en el que le repito ad nauseam a mi hija las palabras “es por tu bien”.

23. Uno de los tantos frutos aparentemente inocuos del enraizado machismo en nuestra sociedad  es que casi no haya cambiadores de pañales para bebé  en los baños de hombre.

24. ¿A las cuántas horas de meditación se deja de mentar madres al volante?

25. No existe peor augurio que escuchar las palabras “en teoría” antes de una oración.

26. Uno de los peores efectos de la subyugación criolla durante La Conquista, fue el haber fijado en la idiosincrasia del mexicano su paradigma estético como el único o el mejor. Así, los rasgos criollos se impusieron como el canon de belleza por excelencia y permeó la idea en el inconsciente del mexicano de que menos rasgos criollos equivalen a menor belleza física.

27. Las vueltas que da la vida; ahora formo parte del detestable grupo de padres que presumen fotos de sus hijos a la menor provocación.

28. La más grande mentira que profieren habitualmente los abogados es decir que la ley es clara.*

29. La cultura laboral mexicana ha engendrado dos perniciosos fenómenos sociales; por un lado al workaholism que impide a quien lo practica a encontrar un balance sano entre su vida personal y profesional, y por el otro lado al fantochismo laboral que obliga a quien lo practica a exagerar su compromiso laboral mermando gravemente su eficiencia profesional y su sano esparcimiento.

30. Al volar por avión solo hay algo peor que un bebé llorando. Y eso es que en el mismo vuelo vaya un adulto cuya falta de empatía le haga perder los estribos al oír a un bebé llorar.

Las llamadas a Francisco Abraham

@alejandrobasave | @OpinionLSR | @lasillarota

#AforismosParaGalletasDeLaFortuna

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.