Al margen...

Adiós al Club de Roma


Lo dije para la Tv y lo escribí hace meses, el eminentísimo @ArzobispoAguiar es el nuevo Primado de la Cuidad de México.

El Papa Francisco nombró al Cardenal Carlos Aguiar Retes, nuevo Arzobispo de México después de aceptar la renuncia al Cardenal Norberto Rivera Carrera, informó este 7 de diciembre la Santa Sede.

Sin embargo, la versión se filtró horas previas; Norberto Rivera lo dio a conocer horas antes de que fuera oficial.

Norberto Rivera será Arzobispo primado emérito; mientras que Aguiar Retes, Arzobispo primado electo. El próximo 5 de febrero de 2018 Carlos Aguiar tomará posesión del cargo a las 12:30 horas del día en la Basílica de Guadalupe.

Te recomendamos leer: La controvertida carta de despedida de Norberto Rivera

Norberto permaneció en el cargo muchísimos años, más que don Ernesto Corripio Ahumada y en ese tiempo cometió muchos errores; uno de ellos el pecado de la soberbia. 

Y por cierto nunca pudo dirigir la Conferencia del Episcopado Mexicano; ayer esta emitió un comunicado, una vez que se confirmó la noticia. 

Prot. N. 92/17

"La Secretaria General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, comunica que su Santidad Francisco ha aceptado la renuncia al oficio de Arzobispo de la Arquidiócesis Primada de México, que el Emmo. Sr. Norberto Cardenal Rivera Carrera, había presentado en precedencia. Al mismo tiempo el Santo Padre lo ha dignado Administrador Apostólico de la misma, hasta la toma de posesión del nuevo Arzobispo. 

Con gran gozo comunicamos también, que su Santidad Francisco ha tenido a bien nombrar al Emmo. Sr. Carlos Cardenal Aguiar Retes, como Arzobispo de la Arquidiócesis Primada de México al presente Arzobispo de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, al mismo tiempo lo ha designado Administrador Apostólico de la misma hasta la llegada de su sucesor".

Don Carlos Aguiar, al saber la noticia de manera oficial, emitió un comunicado en las redes sociales:

¿Quién es él nuevo Primado de la Ciudad de México?



Nació el 9 de enero de 1950 en Tepic, Nayarit. Ingresó al seminario de la ciudad de Tepic cuando Adolfo Suárez Rivera (1927-2008) era el obispo del lugar; años después, en abril de 1973, fue ordenado sacerdote en la Catedral de Tepic. Realizó sus estudios en varios seminarios del país y de EU, entre ellos el Pontificio Seminario Central Mexicano de Nuestra Señora de Guadalupe de Montezuma, Nuevo México, EU; fundado por los jesuitas en 1937.

Después fue enviado a Roma como alumno del Pontificio Colegio Latinoamericano donde consiguió la Licenciatura en Sagradas Escrituras en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (1974-1977).

De 1978 a 1991 fue rector del Seminario de Tepic. En la rectoría también fue presidente de la Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX).

En 1991 regresó a Roma y el 7 de junio de 1996 obtuvo el Doctorado en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana.

De 1992 a 1993 formó parte de un equipo de biblistas que prepararon la edición de la Biblia de América.

Entre 1996 y 1997 fue profesor de la Sagrada Escritura en la Pontificia Universidad de México y rector de la residencia Juan XXIII.

A lo largo de su ministerio fue vicario parroquial, rector del Seminario de Tepic y, al mismo tiempo, presidente de la Organización de los Seminarios Mexicanos (OSMEX), además de miembro del consejo directivo de los Seminarios Latinoamericanos.

Volvió a Roma para hacer el doctorado de Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana y de regreso a México se desempeñó como profesor y rector de la Residencia Juan XXIII para sacerdotes de la Pontificia Universidad de México.

El 28 de mayo de 1997 fue nombrado obispo de Texcoco y recibió la consagración episcopal el 29 de junio sucesivo.

En noviembre de 2006, la LXXXII Asamblea Ordinaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lo nombró Presidente para el trienio 2006-2009, sustituyendo en el cargo a José Guadalupe Martín Rábago, obispo de León.

Tres años después logra la selección para el periodo 2009-2012; fue presidente durante todo el gobierno de Felipe Calderón (PAN).

El 8 de marzo de 2007, Benedicto XVI lo nombró miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, por el periodo 2007-2012. 

Es desde 1999 uno de los integrantes clave de la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Celam); fue secretario general (1999-2003), en sustitución de Mons. Felipe Arizmendi; después primer vicepresidente (2003-2007) hasta llegar al cargo de presidente (2011-2015). También fue Presidente del Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo del mismo organismo eclesial.

El 5 de febrero de 2009, el papa Benedicto XVI lo designó arzobispo metropolitano de Tlalnepantla, cargo que ocupa hoy; semanas después el nuncio apostólico Christophe Pierre le hizo entrega de la Bula Papal.

Participó en octubre de 2014 y de 2015 en los Sínodos sobre la familia, convocados por el papa Francisco.

Y la mañana del domingo 9 de octubre, aprovechando el rezo del Angelus, como ha sido costumbre, el papa Francisco anunció la lista de 13 personas que el próximo 19 de noviembre elevaría al rango de cardenales, entre ellos el mexicano Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla.

Se trató del tercer Consistorio de su pontificado, los dos primeros fueron en enero de 2014 y febrero de 2015.

Con el nombramiento de Aguiar Retes como cardenal, Jorge Mario Bergoglio deja -de nuevo- a un lado la práctica de hacer cardenales a quienes ocupen las sedes cardenalicias, es decir, diócesis que por su magnitud e importancia eran consideradas en el pasado como merecedoras: Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey.  

¿Cómo se le identifica a Carlos Aguiar Retes?



Con los obispos de corriente ideológica de centro; cercano desde el papado de Benedicto XVI a la Curia Vaticana; todavía más identificado con Jorge Mario Bergoglio a quien  trató como Primado de la Ciudad de Buenos Aires, desde sus cargos en el Celam. 

En 2007, cuando tuvo lugar la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil, el prelado mexicano era vicepresidente de ese organismo y Jorge Mario Bergoglio, entonces arzobispo de Buenos Aires, fue elegido como presidente de la Comisión de Redacción del documento final. 

Empero, su amigo y guía fue mucho tiempo don Adolfo Suárez Rivera, cardenal y arzobispo de Monterrey; la relación se concretó y fortaleció en los 70s cuando Don Adolfo fue obispo de Tepic, Nayarit, de hecho fue quien lo ordenó como sacerdote; después fue cercano al obispo auxiliar de la Ciudad de México, Abelardo Alvarado, en el tiempo en que fuera secretario general de la CEM y encargado de las relaciones Estado-Iglesia de la misma conferencia.

Un dato curioso


Don Carlos Aguiar tiene muchas similitudes con Suárez Rivera, ambos fueron obispos de Tlalnepantla, presidentes de la CEM y cardenales.

Cuando fue nombrado cardenal dijo a Radio Vaticana que:

El gran desafío que tiene México es poder superar el divorcio entre la fe y la vida, que hagamos católicos que conforme a sus condiciones y la enseñanza de Jesucristo puedan transmitir en sus trabajos, en su profesión, la consecuencia de creer en Dios

Agregó que "Cuando tenemos esa convicción bien formada sabemos que el Reino de Dios es justicia, amor y paz", y con eso se puede hacer frente al "grave deterioro" del tejido social y las instituciones que se observa actualmente en México.

Sobre su reacción al saber que el papa lo eligió para ser cardenal, el purpurado mexicano dijo que "fue una muy grata sorpresa que me inundó de alegría y gratitud, Dios y al Papa Francisco, con quien hemos trabajado juntos como en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y el Caribe" en la ciudad brasileña de Aparecida en 2007.

"Es una emotividad muy fuerte, no se puede describir lo que se vive interiormente cuando uno es llamado para colaborar directamente con la cabeza de la Iglesia, con el sucesor de Pedro", comentó.

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota 




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información