Opinión

Aberrante ‘Ley Anti-memes’

El gobierno de Veracruz ha decidido dar una muestra de retroceso histórico con la adición al Código Penal por “Acoso Cibernético”. | Joel Hernández Santiago

  • 03/10/2018
  • Escuchar

Parece mentira, pero no entienden nada; no pueden o no quieren entender. Los políticos de ralea obediente y encerrada en su pequeño poder los hay siempre, en todos lados. Pero una cosa es su propia naturaleza cerril y primitiva y otra la responsabilidad que adquieren de ser representantes de una sociedad que ha luchado por sus libertades, y que por lo mismo ha confrontado a gobiernos y ha aportado vidas para conseguirlas.

Esto es: Precisamente a unos días en los que el país se vuelve a un estado de reflexión respecto de la tragedia de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, y a cincuenta años de la lucha de aquellos muchachos por la libertad de expresión, por hacer que su voz, y la voz de todos, fuera escuchada y por lo que fueron reprimidos en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco…

A casi cincuenta años de aquella gesta heroica –decimos-, el Congreso del estado de Veracruz, obsecuente decidió aprobar una Ley antinatural y anti derechos humanos por todas razones; una ley que atenta a la libertad de expresión y que quiere poner diques a un río constante y vigoroso que a pesar de todo seguirá su cauce, porque es resultado de los tiempos y porque es bueno que así sea.

Veracruz contra el Acoso Cibernético

El 27 de septiembre pasado, la LIV Legislatura del Congreso de Veracruz, de mayoría panista, aprobó por 40 votos a favor, adicionar el capítulo III Bis, con la denominación de “Acoso Cibernético”, y en éste, el artículo 196-Bis, al título VI del Libro Segundo del Código Penal para el estado.

Así que ese día se aprobó “imponer de seis meses a dos años de prisión, y hasta cien días de trabajo a favor de la comunidad, a quien, utilizando cualquier medio de comunicación digital, difunda información lesiva o dolosa de otra persona, revelando, cediendo o transmitiendo una o más imágenes, grabaciones audiovisuales o textos, que dañen su reputación o su autoestima y le causen con ello afectación psicológica, familiar, laboral o en su entorno cotidiano”

Así que no se trata sólo de los famosos “memes” que de forma oportuna aparecen en redes sociales para expresar de forma ingeniosa ironía respecto de personajes o hechos que merecen una descalificación pública de individuos o grupos que perciben mala ejecución pública de personajes asimismo públicos.

Los ‘memes’ son fruto de la inteligencia colectiva y son muestra de que, detrás de cada uno hay una sociedad viva, dispuesta a la revisión de hechos y capaz de exponer a su modo lo que considera que está mal o podría estar mal. Acaso pudieran equivocarse de tiempo en tiempo, pero es parte de este mundo nuevo aun incomprensible del todo, pero que está ahí.

Por ahí del siglo XVIII mexicano, en la capital del virreinato, comenzaron a surgir aquí o allá unas “Hojas volantes” –antecedente histórico de los ‘Memes’-. Estas Hojas volantes eran pegadas en los portales del centro de la capital para expresar el descontento social y exponer los abusos del gobierno virreinal. Eran textos bravíos casi siempre acompañados por dibujos alusivos.

La autoridad que se sentía ‘ofendida’ se indignaba y dio a conocer bandos por los que se perseguiría a quien se encontrara colocando tales “infundios”, para darles castigo de cárcel o golpes públicos. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde entonces y cuántas luchas se han librado para conseguir la libertad de expresión y poder decir, poder expresar, pensar y manifestar?

Pero nada. El gobierno de Veracruz ha decidido dar una muestra de retroceso histórico y, por supuesto, curarse en salud porque esta adición al Código Penal por “Acoso Cibernético” quiere desviar la atención hacia los famosos “memes”… pero también se habla ahí de grabaciones audiovisuales o textos.

Toda una adición al Código veracruzano anti libertades. NI más, ni menos. Por supuesto, hacer legal lo ilegal es aspiración de todo mal gobierno que se siente observado y reprobado. Es la aspiración, asimismo, de malos gobernantes o personajes públicos que ven en la libertad de expresión su enemigo a vencer…

Las redes sociales, o ‘benditas redes sociales’ que dijera el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, están siendo censuradas por la mayoría legislativa de Veracruz, que incluye a diputados de Morena. ¿No hay ahí una contradicción?

Como quiera que sea, bueno será que los mexicanos de toda la República estemos alerta para que este mal ejemplo veracruzano en este punto no se traslade a otras entidades, algunas de las cuales han querido llevarla a cabo, como es el caso de Sonora y San Luis Potosí.

Defender las libertades adquiridas será siempre una responsabilidad de todos, pero lo es más de quienes dicen representar a la sociedad. ¿Los diputados veracruzanos deveras están representando ahí a la sociedad veracruzana en sus libertades? Y si no es así ¿a quién representan con esto? Ya veremos cuáles son las consecuencias a corto plazo.

El antes y el después, de México

@joelhsantiago  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.