Main logo

México ICIC 2022, agenda común por la transparencia y la garantía de los derechos

México fue anfitrión de la 13ª Edición de la Conferencia Internacional de Comisionados de la Información celebrada en Puebla. | Blanca Lilia ibarra

Por
Escrito en OPINIÓN el

México, como anfitrión de la 13ª Edición de la Conferencia Internacional de Comisionados de la Información (ICIC, por sus siglas en inglés) celebrada, en Puebla, del 22 al 24 de junio de 2022, se convirtió en el centro de la conversación en torno a la transparencia y el derecho humano de acceso a la información pública en un contexto global cada vez más digitalizado. En este foro global de cooperación y colaboración en el que se dieron cita más de 40 autoridades en la materia de 26 países y jurisdicciones locales, se coincidió en el valor de la transparencia y el derecho a saber como elementos vertebrales del nuevo paradigma de lo público, pues son herramientas que favorecen la rendición de cuentas de las autoridades, promueven la participación y la vigilancia ciudadana de las acciones y decisiones de los actores políticos, y brindan herramientas para la exigibilidad de los derechos de todas y todos. 

A lo largo de tres días tuvimos la oportunidad de conocer experiencias y buenas prácticas tanto nacionales como internacionales, que sirvieron como punto de partida para coincidir en tres componentes relevantes para continuar trabajando en una agenda común: el uso de las tecnologías para facilitar el acceso a la información como instrumento para garantizar otros derechos humanos, la inclusión de los grupos poblacionales en condición de vulnerabilidad y el fortalecimiento de la autonomía de las instituciones que garantizan el acceso a la información. 

En relación con el uso de las tecnologías, se resaltó la importancia de consolidar las herramientas tecnológicas como instrumentos para incentivar el conocimiento de la sociedad y la garantía de sus derechos humanos. Las y los expositores subrayaron que, las innovaciones –por ejemplo, la inteligencia artificial, los algoritmos, las inteligencias híbridas, y otras tecnologías utilizadas ya en diversos ámbitos de la gestión pública– deben priorizar las necesidades informativas de la población y sus condiciones sociales, es decir, deberán posicionar a las personas en el centro de las decisiones. Para ello, las tecnologías que se utilicen para hacer más eficiente la administración y oferta de servicios públicos deberán ser transparentes, comprensibles y útiles para todos los grupos sociales. 

Lo anterior, da paso a uno de los mayores retos que tenemos las autoridades en la materia a nivel mundial, pues en la garantía del acceso a la información pública tanto el aprovechamiento de las tecnologías, como la oferta de insumos informativos socialmente útiles y de interés público, se debe priorizar la inclusión de las personas más vulnerables. Para ello, se instó a trabajar en la instauración de medidas que, por un lado, impulsen habilidades y competencias para estos grupos de población a fin de que se acerquen al ejercicio de este derecho en igualdad de condiciones y se beneficien en mayor medida de las tecnologías para solventar sus necesidades. 

Otro de los puntos de acuerdo es el reconocimiento de la transparencia como una herramienta democrática, de la que es necesario dar un paso adelante e ir más allá de lo que nuestras  leyes señalan para poner en la vitrina pública, de manera proactiva, información útil para la sociedad, fomentar su utilidad y promoverlo como un valor de las instituciones públicas.

Asimismo, se coincidió en fortalecer a las instituciones y órganos garantes del derecho a la información, la transparencia y la rendición de cuentas, continuar conformando esquemas de cooperación y colaboración entre pares y otros organismos internacionales, mediante el trabajo de las redes y Subredes regionales para brindar mayor acompañamiento entre instituciones y fomentar la promoción de buenas prácticas entre las autoridades que integran la ICIC 

Finalmente, las autoridades que conformamos la ICIC acordamos una propuesta de Declaratoria de la 13ª Edición de esta Conferencia, que integre las preocupaciones, retos y posibilidades que conforman nuestra agenda común. 

Como comisionada presidenta del Pleno del INAI, anfitrión y órgano garante que ostenta la Presidencia y el Secretariado Ejecutivo de esta Conferencia, agradezco la participación de quienes se dieron cita en este encuentro, así como el respaldo y apoyo del Gobierno de Puebla, del Ayuntamiento de Puebla y de todos los actores políticos que facilitaron y se sumaron a las actividades de este encuentro global. 

Concluyo reconociendo a mi colega Adrián Alcalá, quien coordinó los trabajos, así como el respaldo de las comisionadas y comisionados, Francisco Javier Acuña Llamas, Norma Julieta del Río Venegas, Josefina Román Vergara, al Pleno del ITAIPUE y a los órganos garantes de las entidades federativas que participaron en las actividades.

Sin duda, este encuentro que puso a Puebla en el centro del debate y el análisis, reafirma el liderazgo internacional de México, a través del INAI, en esta materia, así como nuestro compromiso por continuar trabajando en la construcción de un INAI de todas y todos los mexicanos, que sea ejemplo y guía internacional.