Opinión

2019, luces y sombras

No son buenos tiempos ni para AMLO ni para millones de mexicanos. | José Luis Castillejos Ambrocio

  • 10/12/2019
  • Escuchar

Estamos a la vuelta de concluir el 2019 y, en términos generales, el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador está reprobado.

Si bien concluye el año positivamente en términos de estabilidad hacendaria, en el campo del crecimiento económico no consiguió fortalecerse ni logró atenuar el impacto negativo que ocasiona en la sociedad la galopante inseguridad.

La economía, el empleo, las finanzas, la seguridad, el combate a la corrupción, el desarrollo sostenible y mejoras en el área de la salud son los puntos pendientes de la agenda presidencial. Se espera que el año 2020 sea mejor y el rumbo de México sea más seguro.

Hay puntos por destacar al cierre del 2019 como la elevación del apoyo económico a las personas de la tercera edad y la eliminación del dispendio, pero no se consiguió dar certidumbre a los inversionistas y México está arrinconado por Estados Unidos en temas de la agenda bilateral (seguridad y comercio).

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) resaltó la disciplina fiscal, el manejo y el respeto a la autonomía del Banco de México y los mecanismos alternativos y contra-cíclicos que permitieran sanear las finanzas de Pemex.

Pero hay rubros que han generado incertidumbre y desconfianza en los mercados, como las decisiones polémicas de cancelar el nuevo aeropuerto y la equiparación de los delitos fiscales a delincuencia organizada.

Este panorama ha retrasado la recuperación económica de México y han hecho que se prolongue más la desaceleración, que ya habían estimado para este primer año de gobierno, según el IMEF.

Juan Pablo Castañón, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), consideró que el "gran ausente" en el año que concluye fue el crecimiento económico.

En tal sentido recomendó hacer un balance sobre qué políticas están funcionando y cuáles no funcionan. "Es necesario un crecimiento económico que genere empleos.

El gran reto de inclusión de sacar de la pobreza a tantos mexicanos es crear oportunidades, un trabajo que les dé oportunidades de largo plazo, crear empleos con salarios dignos.

Para el Colegio de México "el estancamiento económico es un contratiempo para el gobierno, debido a que el tema de los proyectos que se detuvieron este año y la desaceleración provocan que la recaudación fiscal se frene porque los contribuyentes no están cobrando y no hay impuestos a pagar".

El gobierno de AMLO ha apostado por Pemex, pero ello ha generado dudas en las agencias calificadoras. Las acciones que ha llevado a cabo el gobierno en el campo petrolero no tienen un aval general.

Y aunque no hay un colapso catastrófico sí un debilitamiento gradual de Pemex.

Este primer Gobierno de izquierda en la historia de México ha recibido elogios de un sector de la población pero severas críticas de sus opositores que no han perdido oportunidad para enrostrarle a López Obrador que no es lo mismo ser oposición que Gobierno.

AMLO llegó al poder hace un año en un contexto difícil: con una ola de violencia que en el 2018 cobró la vida de 36 mil personas.

El originario de Macuspana, Tabasco llegó al poder con la promesa de trazar una estrategia de seguridad para combatir la violencia. Echó andar Guardia Nacional para reemplazar a la Policía Federal, pero los resultados no han sido del todo halagadores.

Paralelamente, el gobierno realizó una ruta de apoyo a los jóvenes para sacarlos del círculo delincuencial y puso en marcha becas y empleo pero ese paternalismo no logra atacar de fondo el problema pues ocasiona una nueva generación improductiva que sólo recibe dádivas gubernamentales.

Las políticas de AMLO no han logrado reducir los índices de violencia en el país, en lo que va del 2019 ha cobrado casi 30 mil homicidios.

No son buenos tiempos ni para AMLO ni para millones de mexicanos. Hoy cuatro de cada diez trabajadores terminarán el 2019 sin recibir aguinaldo.

Sergio Hernández, abogado laboral, previó que el bajo consumo interno impida que algunos empleadores otorguen el pago de esta prestación antes del 20 de diciembre como establece el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

El panorama para el 2020 será difícil. Sólo con buena voluntad política y más acción se podrá encarrilar el tren que hoy pareciera estar sin conductor.