Opinión

No a la reelección en la CDHDF

La bancada de Morena en la Asamblea Legislativa dará prioridad a opinión de ciudadanos para la designación del titular de la Comisión de Derechos Humanos local

  • 12/09/2017
  • Escuchar

Durante la gestión de Perla Gómez Gallardo como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ha imperado la falta de transparencia y la opacidad.

Designada para tan importante cargo por la Asamblea Legislativa en noviembre de 2013, su gestión deberá terminar el próximo 31 de octubre.

Y aunque la funcionaria ha expresado su deseo de ser ratificada al frente de la comisión por el organismo parlamentario, es demasiado lo que a los capitalinos ha quedado a deber en lo tocante a la preservación y defensa de los derechos humanos.

Ha sido de tal magnitud su inoperancia, que de 8 mil casos que tiene por resolver, sólo ha emitido 20 recomendaciones. Es decir, que sólo le ha dado cauce a 0.25 por ciento de ellos.

Un porcentaje ridículo que demuestra que los ciudadanos de la capital carecen de una auténtica defensoría de sus derechos humanos.

En efecto, ante la indolencia de la Comisión de Derechos Humanos local a cargo de Perla Gómez, en el gobierno de Miguel Ángel Mancera se ha registrado un severo retroceso de la libertad de expresión y manifestación pública. En otras palabras, no ha hecho nada para frenar el autoritarismo auspiciado por la presente administración.

Retroceso democrático


La comisión, que en algún momento fue un referente positivo para la ciudad, ha sido cómplice del actual régimen capitalino en el retroceso democrático de la ciudad.

La tardanza en la elaboración de recomendaciones ha sido constante del organismo. E incluso ha desacatado, de manera flagrante, recomendaciones de la propia Asamblea Legislativa. Por ejemplo, en lo relativo a evitar la criminalización de las protestas ciudadanas.

La ineficiencia de Perla Gómez como defensora de los capitalinos la ratifica la declaración pública de 46 sobresalientes organizaciones de la sociedad civil, las cuales nos exigen a los diputados de la Asamblea Legislativa evitar su ratificación y darle transparencia al proceso de selección del próximo “ombudsperson” de la Ciudad de México.

Los ciudadanos firmantes de la misiva, agrupados en el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Católicas por el Derecho a Decidir, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, I(dh)eas y Letra S, Red por los Derechos de la Infancia en México, advierten:

Es apremiante superar la imagen de una Comisión autorrestringida, ensimismada y aislada. Para lograrlo, es indispensable la no continuidad de Perla Gómez Gallardo al frente de la CDHDF, así como dotar de legitimidad el proceso de elección y elegir un perfil idóneo que blinde a la comisión y atienda sus necesidades institucionales profundas e históricas

Asimismo, la misiva alerta sobre el distanciamiento de la CDHDF a cargo de Gómez Gallardo con víctimas, organizaciones sociales, la academia y todas las voces que han criticado la falta de autonomía de la institución respecto del gobierno capitalino.

Y acusa:

“Se procuró, desde la sociedad civil, promover el diálogo y una alianza con la Comisión, pero desafortunadamente se han diluido los espacios estratégicos de diálogo y no se han incentivado sinergias para impulsar conjuntamente luchas o propuestas encaminadas a fortalecer la agenda de derechos humanos de la ciudad o a visibilizar los nuevos problemas que la aquejan".

Cabe señalar que desde la designación de Perla Gómez como titular de la CDHDF, el organismo ha sido cuestionado por su falta de autonomía, el grave rezago en la investigación de casos, así como por las constantes denuncias por la recurrente negociación de recomendaciones con las autoridades capitalinas y la violación de los derechos laborales de su personal.

Édgar Cortés Morales, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, ratifica las críticas en torno de la administración de Gómez Gallardo al frente de la Comisión de Derechos Humanos local, con un señalamiento puntual:

“En el mejor de los casos, la comisión es una mera espectadora de estos hechos”.

La bancada de Morena en la Asamblea Legislativa dará prioridad a la opinión de los ciudadanos para la designación del titular de la Comisión de Derechos Humanos local.

Y escuchará a consejeros y exconsejeros del organismo, quienes impugnan un segundo periodo de Perla Gómez Gallardo como presidenta, al tiempo que piden convocar a instituciones y personalidades para proponer a un candidato o candidata que ayude a “recuperar el piso mínimo de credibilidad” la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

@craviotocesar | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.