Opinión

Mascotas migrantes

A menos que tu mascota sea un dragón o algo similar en tamaño y forma, tu mascota podrá venir contigo si decide emigrar a Canadá. | Lorena Rico

  • 02/05/2019
  • Escuchar

Cuando iniciamos el proceso éramos solo Pablo y yo, y el plan siempre fue esperar para tener nuestra primera mascota juntos para ‘ahorrarnos’ trámites y procesos. Evidentemente cuando eres #DogLover y pasas 3 años esperando que tu proceso de migración hacia Canadá se confirme, en el camino se cruzan muchas tentaciones y oportunidades para tener un perrit@.

En nuestro caso, unos cuantos meses antes de recibir la confirmación, una de mis mejores amigas que había adoptado a un Golden Retriever hacia unas cuantas semanas, me pregunto si me interesaba adoptar a la hermana del que ella tenía ya que solo quedaba ella que tenía 3 meses. Vi un par de fotos y le conteste ‘en donde y a qué hora voy por ella’. Al final fue más la alegría que la preocupación de investigar el proceso para traerla con nosotros.

Para nuestra sorpresa el proceso no fue complicado, aunque sí muy puntual y directo en que tu mascota puede ser retenida si alguno de los siguientes puntos no se cumple.

1. Raza

En nuestro caso la raza de #Gin que es Golden Retriever no representa prácticamente ningún problema porque es una raza considerada como ‘amigable y familiar’, sin embargo, razas como Pitbull, Doberman, Boxer o Rottweiler, pueden estar prohibidas en ciertas provincias o ciudades, o bien deben pasar por una asesoría de Psicología Canina con expertos certificados por el gobierno para acreditar su entrada al país. En algunos casos, según el resultado de la evaluación, pueden ser retenidos en cuarentena.

2. Esterilización

Si deseas traer a tu mascota no esterilizada, lo puedes hacer, aunque tendrás que pagar un trámite anual de entre 70-90 dólares ya que bajo el entendido de que querrás que se reproduzca, debes contribuir con un programa parecido al de un criadero. Si lo traes esterilizado, únicamente deberás pagar un trámite único de 60 dólares al entrar al país (sea cual sea la provincia y ciudad por la que llegues).

3. Desparasitación

Es muy importante que de acuerdo con el país que vayas y la temporada en la que llegues averigües que tipos de parásitos son los más comunes para que le puedas aplicar un desparasitante ‘global’ o especifico antes de llegar. Muchas veces te sugieren marcas/compuestos específicos y te indican cuantos días/meses antes de tu llegada debes aplicárselo y tienes que tener un certificado médico que diga que en esa fecha de lo aplicaste.

4. Expediente Medico

Necesitaras su cartilla de vacunación traducida al idioma requerido y un certificado con menos de un mes de vigencia a la fecha en que viajas confirmando la salud e información de tu mascota como edad, peso, raza, etc.

5. Viaje

Cada aerolínea tiene sus propias políticas para el viaje de mascotas, sin embargo, casi todas mantienen una política de ‘no sedantes’, es decir, que no aceptan que un perro vaya sedado durante el vuelo a menos que tenga una recomendación médica explícita. Las características de las transportadoras también son muy particulares para cada aerolínea, algunas te piden que el perro pueda ir perfectamente de pie o acostado, es decir, que sea lo suficientemente grande para ello. Y finalmente debes considerar que, si vas a una ciudad pequeña y el avión puede ser más pequeño, muchas veces solo aceptan una mascota por vuelo así que debes asegurar que reservas el lugar para tu mascota, así como el clima. En climas extremos las aerolíneas manejan un periodo ‘de embargo’ en el que no aceptan mascotas en el avión por seguridad.

En general, traer a tu mascota contigo no será un proceso complicado, pero es vital que lo hagas al ‘pie de la letra’, no querrás tener a tu compañero de aventura lejos de ti en los primeros días de tu nueva vida.

La situación en México, ¿adaptación o mitigación?

@LoretaRicO | @OpinionLSR | @lasillarota