Opinión

Lo que podemos aprender de las elecciones en Alemania

Lo que tenemos en común con los votantes alemanes es pensar que cierto partido o candidato es la esperanza del país. Esto no existe. | María José Salcedo

  • 21/06/2018
  • Escuchar

El AFDAlternative für Deutschalnd” o sea, Alternativa para Alemania, es un partido de ultra derecha en Alemania, durante los últimos años no había alcanzado el porcentaje para tener acceso al Parlamento Alemán, sin embargo, las elecciones de septiembre de 2017 en Alemania cambiaron todo. El AFD aseguró representación en 14 de los 16 parlamentos estatales y obtuvo 94 espacios dentro del parlamento federal. Este fue un gran avance para la ultra derecha pues nunca había tenido acceso al parlamento federal. El partido se describe como nacionalista, de derecha populista y escéptico de la idea que define la Unión Europea. Colabora con grupo racistas como el Pegida y muchos de sus miembros son racistas, islamofóbicos y xenófobos. Algunos hasta con tendencias neo nazistas.

Pero ¿Por qué es esto importante para las próximas elecciones en México? ¿Qué podemos aprender del resultado alemán?

Al igual que mi familia y amigos que viven en México, sé que muchos están hartos de tanta inseguridad, corrupción y de que la economía no avance como debería ser en un país emergente. Entiendo el miedo que se siente por los cambios de gobierno, pero ¿Qué es mejor? ¿Mantener el modelo presente o probar un cambio?

Tomando en cuenta el cambio de gobierno reciente de nuestro vecino del norte, Estados Unidos, en primer lugar, considero que hay que dudar mucho de las supuestas alternativas al gobierno. Muchos de estos partidos alrededor del mundo utilizan estrategias de publicidad muy perversas. Por ejemplo, en Alemania la AFD comenzó a promocionarse con los slogans “¿Islam? No queda con nuestra cocina” mientras de fondo sale un puerquito sonriente o “¿Burkas? Nosotros preferimos los bikinis” mientras de fondo salen dos alemanas en bikini.

¿Y qué pasa en México?

Tal vez no tengamos estrategias de marketing tan directas hacia un grupo de migrantes o no seamos xenófobos, pero lo que sí tenemos en común con los votantes alemanes es pensar que cierto partido o candidato es la esperanza del país. Esto no existe. Dejemos de pensar que el presidente es el súper héroe que va a salvar a la nación de sus penas. Tenemos que ver más allá y analizar quién conforma el equipo de ese partido o candidato y pensar si de verdad esa persona representa nuestros ideales y lo que queremos para nuestro país. Así fue como, a pesar de que el AFD ganó escaños, el partido de Angela Merkel salió (después de ciertas coaliciones) victorioso.

¡No nos conformemos!

Todos estamos saturados de la situación en México, pero creo que vivir en Alemania me ha dado esperanzas y me ha hecho reflexionar que no es normal aceptar el nivel de corrupción existente en México, que no es normal vivir con tanta inseguridad, que no es normal no poder salir a un parque a disfrutar de una comida familiar sin pensar en que haya asaltos, que no es normal que mis representantes sean ladrones sin ética.

¿Qué podemos aprender de las elecciones de Alemania en tiempos electorales en México? No todo es lo que parece. No hay salvadores por más que sus estrategias de publicidad nos estremezcan. No vayamos hacia atrás como la victoria del AFD en Alemania. Hasta que no haya un verdadero representante de nuestros ideales, mejor viejo conocido que nuevo por conocer.

¿Quién nos vigila y quién nos protege?

@MariaJoseSalcdo  | @OpinionLSR | @lasillarota