Opinión

La comunicación: un arma contra la pandemia

Algunas plataformas de comunicación dificultan el proceso de verificación de la información. | Salvador Percastre

  • 24/12/2020
  • Escuchar

Cataluña, España. Esta pandemia, la del covid-19, es la que le ha tocado a nuestra generación. Se han mencionado hasta el cansancio los medios físicos para combatirla: distancia interpersonal, mascarilla (cubrebocas le dicen en México), lavado de manos, fortalecimiento del sistema inmunológico, desinfección general o ventilación de espacios.

También, desde los gobiernos, controles sanitarios, vigilancia epidemiológica, adecuación y fortalecimiento de los servicios sanitarios y por supuesto el desarrollo científico y la inversión en tecnología para conocer más acerca del virus y para diseñar, producir, obtener y distribuir las vacunas.

Sin embargo, hay un herramienta poderosa que ha demostrado su eficacia como instrumento de ayuda al combate de esta pandemia: la comunicación social.

La comunicación humana es una disciplina científica y también una actividad profesional que estudia y se ocupa de los distintos procesos de intercambio de información entre personas, es decir, a los actos y efectos de transmitir información (mensajes).

La comunicación estratégica es un proceso de comunicación planificado cuyo objetivo principal es transmitir un mensaje o comunicar efectivamente una idea, una realidad o una situación, como en el caso de una emergencia sanitaria. Sin embargo, una adecuada estrategia de comunicación institucional desde las administraciones públicas, pude significar la diferencia entre contener una emergencia sanitaria o contribuir a su expansión descontrolada.

En este mundo hiperconectado, los riesgos de la desinformación son muy altos, la hiperdifusión de desinformación, los bulos y mentiras vestidas de noticias representan un peligro real para la salud de una población e incluso de la humanidad. La propia Organización Mundial de la Salud ha identificado a este fenómeno de la desinfodemia "como una verdadera segunda enfermedad" que acompaña a esta pandemia (Informe Periodismo, libertad de prensa y covid-19 de la UNESCO).

Dicho fenómeno se agrava en plataformas de comunicación interpersonal cerradas como WhatsApp, Telegram o Messenger que dificultan el proceso de verificación de la información.

Nueva Zelanda, uno de los países reconocido internacionalmente por enfrentar con mayor éxito la pandemia, implementó una estrategia de contención del virus que incluyó cinco principales aspectos: (1) controles fronterizos, (2) detección rápida generalizada de casos positivos, (3) aislamiento y rastreo de contactos con casos positivos, (4) promoción intensa de higiene y estricto distanciamiento social y (5) una estrategia efectiva de comunicación social.

Pero, comunicar en emergencias no es simplemente informar a la población acerca de los riesgos y cuidados durante una pandemia, ¡no!, una estrategia de comunicación efectiva en situaciones de emergencia es una estrategia persuasiva planificada y sistematizada que incluye con una serie de tácticas específicas, medios seleccionados, diseño de mensajes y un estudio profundo de la situación que permitan en conjunto transmitir mensajes efectivos que logren impactar adecuadamente a la población para generar conciencia de los riesgos que representa la pandemia, pero además para que la sociedad interiorice los mensajes, se apropie de un relato colectivo y pueda actuar en consecuencia.

Comunicación efectiva en emergencias se traduce en persuasión y en acción efectivas; va más a allá de un cambio de conductas, es un cambio en la forma de concebir la realidad, de percibir adecuadamente las circunstancias, de entender los riesgos de la pandemia y tomar conciencia de la responsabilidad individual. Una estrategia persuasiva de concienciación de la población permite actuar colectivamente y hacer realidad los eslóganes huecos e inservibles de algunos gobiernos del tipo "juntos lo venceremos".

Resulta indispensable que los Gobiernos, como el de Nueva Zelanda, puedan tomar en serio a la comunicación efectiva que incluye el uso de medios, mensajes y canales adecuados como un brazo poderoso para combatir una pandemia que, además, resulta un instrumento indispensable para contribuir a la transformación social.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.