Opinión

Hacia una sociedad cashless (sin efectivo)

En la actualidad existe una gran cantidad de aplicaciones móviles y aparatos que buscan simplificar la forma de pago de las personas. | Fernando Macías

  • 25/07/2019
  • Escuchar

Se denomina una sociedad cashless (sin efectivo), a aquella donde el uso de dinero en efectivo físico desaparece y da lugar a transacciones financieras de manera electrónica, convirtiéndose literalmente en una sociedad sin efectivo.

Esto lleva a la sociedad a un estado económico donde todas sus transacciones económicas dejan de llevarse de manera física, es decir, a través de billetes y monedas, y se realizan de manera electrónica, uso de tarjetas plásticas, aparatos electrónicos y últimamente los denominados, smartphones.

Esto ha dado como resultado reciente el surgimiento de gran cantidad de aplicaciones móviles y aparatos que buscan simplificar la forma de pago de las personas, dicho lo anterior en este artículo me enfocaré en como se están utilizando las nuevas formas de pago en diferentes regiones del mundo, occidente, oriente y finalmente México.

En la parte occidental del mundo existe una gran diversidad de formas de pago y estas varían de acuerdo a la región, por ejemplo en la Unión Europea el tipo de aplicaciones que más se utilizan son las bancarias así como PayPal, esto se debe a que a pesar de ser una misma región económica, cada país tiene regulaciones bancarias internas muy distintas, por eso aplicaciones como Apple, Samsung y Google Pay, pueden ser utilizadas en ciertos países de la Comunidad Europea y en otros no.

Estos pequeños detalles hacen que la homologación en el uso de las aplicaciones móviles para realizar transacciones se vea distante y difícil dentro de la UE, sin embargo, no quiere decir que por ello se vayan a quedar fuera de esta corriente cashless, como resultado se han desarrollado aplicaciones como YOYO y PayPal (por mencionar algunas), que hacen posible la simplificación de pagos electrónicos para quienes se mueven dentro de la región europea.

Por su parte en Estados Unidos las cosas cambian, el ser un solo país y contar con las mismas reglas para todos, facilita la adopción en el territorio de este tipo de cambios disruptivos. Sin embargo, de acuerdo a la página statista.com el uso de la tarjeta de crédito sigue siendo la opción de pago preferida por los estadounidenses.

En cuanto al uso de las aplicaciones de pago móviles, Apple Pay lleva la delantera con el 77% de las transacciones, seguido por Samsung Pay con un 17% y finalmente Google Pay con un 6%. Esto dio como resultado que en 2017 se llevaran a cabo transacciones de pago móvil por un aproximado de 28 mil millones de USD., en ese país.

Por otro lado tenemos a Asia, en especial China, el cual se puede considerar como el país líder en el mundo en cuanto a transacciones cashless se refiere, ya que aproximadamente 90% de su sociedad utiliza esta forma de pago una o varias veces al día.

En este país existen tres grandes jugadores, Wechat (Tencent), Alypay (Alibaba) y CUP (China UnionPay) estas son las empresas encargadas de convertir a China en el primer país prácticamente Cashless y Credit Card less del mundo.

Si quieres ver como funciona Wechat accede al siguiente link y dale clic en seguir para que no te pierdas los videos semanales: https://www.youtube.com/watch?v=Jb3-8MastJs&t=11s

De acuerdo a datos del gobierno chino, solamente en el año 2017 se realizaron gracias a estas aplicaciones en ese país, transacciones por 18.8 billones de dólares, es decir, 671 veces mayor a las transacciones realizadas por el mismo rubro en Estados Unidos y 16.3 veces mayor a PIB de México en ese mismo año.

¿Pero cómo se llega a esta cantidad de dinero en transacciones financieras en un solo país? La respuesta es muy sencilla, por el número de usuarios y la cantidad de transacciones que realizan al día.

Para darnos una mejor idea de lo que me refiero, si sumamos el número de usuarios totales de las diversas plataformas existentes en occidente (Google, Apple, Samsung, PayPal, etc.), nos da un total de 416 millones de usuarios. En China solamente Alipay cuenta con 400 millones de usuarios, Wechat cuenta con 600 millones, y CUP con unos nada despreciables 100 millones, lo que nos da un total de 1100 millones de usuarios en el país asiático.

Finalmente en occidente la sociedad no ha terminado de adoptar los pagos digitales y eso se puede ver en muchos de los negocios que todavía no aceptan alguna o ninguna de las formas de pago digitales y estoy hablando de Silicon Valley la cuna de la tecnología, mientras que en China la mayoría de las personas realiza diariamente todas sus operaciones de manera digital, sin importar la ciudad en que residan.

Y a todo esto, ¿cómo estamos en México?

En diciembre de 2017 México fue el primer país en aprobar la primera ley integral de Fintech[1] en el mundo con el objetivo de diversificar el mercado financiero en el país y dar un mejor servicio a los usuarios.

Sin embargo a pesar de que contamos con una ley Fintech, desde mi perspectiva el país se enfrenta a dos grandes problemas, la adopción y la implementación.

En un país donde el solamente 68% de su población cuenta con un servicio financiero (según la Encuesta Nacional del INEGI, nov. 2018) la adopción del uso de la moneda electrónica como forma de pago único se ve muy distante y difícil.

Y para aquellos que contamos con acceso a cuentas bancarias y teléfonos móviles, la implementación se vuelve difícil, primero porque algunas de las aplicaciones todavía no aceptan las tarjetas de crédito mexicanas y segundo porque son muy pocos los establecimientos que aceptan este tipo de pagos.

Por todo lo anterior veo como una gran área de oportunidad el que nos estemos preparando para una sociedad más digitalizada, sin embargo, nos falta la adopción e implementación. Considero que los usuarios no hemos comprendido los beneficios que el uso de la moneda digital traería a nuestra vida diaria, quienes hemos tenido la oportunidad de vivir esta experiencia nos gustaría ver a nuestro país aprovechar los beneficios de esta tecnología.


[1] Fintech o Financial Technology (en español Tecnología Financiera) es una nueva industria financiera que aplica la tecnología para mejorar las actividades financieras.1 Fintech son las nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocios en la industria de los servicios financieros, compuestos de uno o más servicios financieros complementarios y puestos a disposición del público vía Internet. (Fuente, Wikipedia).