Opinión

Fake News y el 2020

Es importante resaltar que el efecto de las fake news en la sociedad y en la economía trae consecuencias significativas a nivel mundial. | Nasheli Resendes

  • 25/06/2020
  • Escuchar

Lombardía, Italia. Es la era de la información en línea y las redes sociales, la divulgación de noticias se transmite a velocidad luz y un porcentaje de ellas se convierte en sucesos virales.  

En un período de emergencia sanitaria  como el que se vive actualmente en el 2020 con el coronavirus es de vital importancia identificar y analizar la información veraz

Los medios de comunicación en dicho contexto ocupan un lugar relevante y su labor diaria es mantener informada a la población de una manera uniforme y fidedigna, con la finalidad de ayudar a las personas a comprender los hechos y la manera en que se van desarrollando. Los eventos que estamos viviendo son insólitos de tal forma que es importante obtener información de fuentes acreditadas.

Refiriéndonos en específico al tema del coronavirus desde que inició la propagación en el mundo diariamente se ha trabajado en desmentir las fake news que circulan entorno a dicho tema. Por ejemplo Facebook y Twitter tomaron medidas para evitar la difusión de fake news. Otro caso es el coloso Amazon, empresa que prohibió  la comercialización de algunos productos específicos que resultaron una falacia contra el virus.

Fue en el 2017 que el diccionario Collins seleccionó el término de fake news  como el vocablo del año, la definió como "información falsa, a menudo sensacional, diseminada bajo la apariencia de informe de noticias". 

Es importante resaltar que el efecto de las fake news en la sociedad y en la economía trae consecuencias significativas a nivel mundial. El Foro Económico Mundial cataloga la difusión de noticias falsas como uno de los principales riesgos para la economía mundial

Su objetivo es desacreditar figuras públicas, partidos políticos, empresas o productos. En ciertas ocasiones tiene como mira elevar la venta de productos que al final no dan soluciones verdaderas o no cumplen con las expectativas que prometen. 

La situación que crea el covid-19, también llamado coronavirus, es una experiencia nueva para la sociedad, por tanto es importante buscar información de los expertos científicos y fuentes confiables; ya que también existe una sobre información acerca del tema. De no ser así las fake news pueden traer consecuencias en la población, y por tanto crear situaciones o miedos infundados en los comportamientos de los individuos.

En Italia al inicio de la  epidemia las fake news  que circularon en torno al coronavirus fueron mayormente en línea con un promedio al día del 38% según un estudio de la Agcom1.

Un estudio de investigación realizado en Italia2 durante la pandemia se dedicó a recolectar los tuits relacionados con dicho tema en diferentes idiomas durante un día. Se pudo observar y se analizó el riesgo de dicha información en los diferentes países involucrado. En el caso de Twitter el estudio arrojó que se pueden llegar a publicar alrededor de cuatro millones diarios de tuits con información no veraz.

Por el relevante movimiento de información en las redes, la Organización Mundial de la Salud instituyó la expresión "infodemia", es decir,  un exceso y proliferación de información falsa con respecto a la epidemia.

Enlistamos algunas fuentes para consultar información en México:   

Secretaría de Salud

Gobierno de México

Comisión UNAM covid19

Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de MéxicoOrganización Panamericana de la Salud

Organización Mundial de la Salud



1. Autorità per le Garanzie nelle Comunicazioni (Autoridad para garantías en las comunicaciones)

2. Fundación Bruno Kessler (Trento, Italia)



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.


OTROS TEXTOS DEL AUTOR