Después de semanas que han sido agitadas en varios ámbitos de nuestra realidad global, en lo político con eventos en España marcados por una moción de censura creando precedentes para el futuro inmediato del país, y en México con unas elecciones que nos muestran un claro mensaje por parte de la ciudadanía hacia la clase política que gobierne; hoy escribo esta columna tomando inspiración desde uno de los sitios más emblemáticos de Madrid, el Parque del Retiro, sitio de obligado recorrido para aquellos turistas que visitan la capital española, ubicado en el corazón de la ciudad. Este parque tiene una extensión de 118 hectáreas, delimitado al norte por las calles Odonell y Alcalá, siendo en esta última donde se encuentra la famosa Puerta de Alcalá. De acuerdo a un informe del Ayuntamiento de Madrid, el Parque cuenta con 19,190 árboles de 163 especies, siendo mexicano el árbol más antiguo, no solo del parque, sino de Madrid, un ahuehuete traído a España desde tiempos inmemorables y al cual pocos han dedicado escritos respecto a su origen, pero lo cierto es que esto confirma los  grandes lazos que siempre han prevalecido entre estos países hermanos.

Quienes vivimos en España despertamos hace unas semanas con la noticia de la moción de censura aprobada, tras ser promovida el 25 de mayo por una coalición de partidos encabezados entre otros por el Partido Socialista y Podemos en contra de Mariano Rajoy, el entonces presidente del gobierno español del Partido Popular; todo ello derivado de los grandes casos de corrupción que han cimbrado a España en los últimos años. Resulta muy interesante para quienes llegamos a este país provenientes de países con un sistema democrático diferente, este procedimiento que contempla la Constitución Española de 1978 a través de su artículo 113, el cual permite al Congreso de los Diputados retirar su confianza en el presidente del gobierno español, sumando a esto que la moción de censura en España es constructiva y continuista, esto quiere decir que el grupo que la eleva promueve al nuevo presidente del gobierno de España y continuista en el sentido que la misma no altera el calendario electoral, además de que el actual presidente del gobierno no puede disolver el Congreso llamando a elecciones mientras dura la moción.

En las tertulias de televisión no había espacio para otras noticias, dado la relevancia e impacto que este hecho traería para el país, atendiendo las distintas posiciones y culminando con la votación definitiva sobre las 11 de la mañana del viernes 1 de junio, en donde con 180 votos a favor, 169 en contra y una abstención, finalmente el sábado 2 de junio, Pedro Sánchez juraba frente a un ejemplar de la constitución como el séptimo presidente de la democracia del Gobierno Español. Se espera que este nuevo gobierno esté marcado por el reto de crear consensos en un congreso en el que sin duda las cicatrices serán difíciles de cerrar y que traerá consigo la dificultad de traer acuerdos. Tiempo al tiempo.

Retos

México por su parte celebró unas elecciones que dejaron el tablero de ajedrez político en un orden completamente distinto con respecto a los años anteriores. Esto nos indica que la sociedad mexicana cada día conoce más el poder de decisión en las urnas, enviando un claro mensaje hacia las distintas fuerzas políticas de que no tolerará actos que vayan en contra de la ciudadanía y de nuestro país, ya que de no hacerlo, los comicios electorales serán el principal elemento de juicio.

El nuevo gobierno, que encabezará Andrés Manuel López Obrador, traerá consigo retos por de más interesantes. Gobernar un país después de un periodo de campañas en las que los agravios y descalificaciones fueron el principal tenor de la contienda y la operación cicatriz por reunificar un país en la que la pasión y las distintas ideologías polarizaron grupos de amigos y familias enteras; sin embargo, el hecho de tener mayoría en las distintas cámaras le da un voto de confianza con el que no contaba algún presidente desde hace tiempo.

En pasados días se han mencionado nombres de los actores políticos que tomarán la responsabilidad en las diferentes Secretarías, y no queda más que desear el mayor de los éxitos a esta nueva administración que entrará en funciones a partir del 1 de diciembre, porque el apostar en contra de ellos es apostar en contra de nosotros mismos, y en este caso a los ciudadanos mexicanos nos toca seguir contribuyendo a la construcción de un país con mejores oportunidades para las futuras generaciones desde nuestras diferentes trincheras.

Mi reflexión para estas situaciones y con la que concluyo esta columna, es que cuando se está en el extranjero, nuestro pasaporte dice ´México´, no figura la universidad en la que estudiamos, nuestra profesión o el lugar en donde laboramos y mucho menos nuestra afiliación a algún partido político, con lo cual, el bien general que representa nuestro país debe prevalecer sobre el interés particular. Es en este sentido en el que continuaré describiendo la visión de nuestro querido México, desde un país que recibe con los brazos abiertos y el cual tiene muchas realidades que se entrelazan con nuestro país por el hecho de compartir una historia de mucho tiempo atrás y una fraternidad entre sus habitantes.

Meine Kinder! (¡Mis hijos!)

@RafaPul | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información