Opinión

Educación y el 2020

El reto para los gobiernos en el sector educativo es presentar un nuevo modelo de educación acorde a las necesidades que se viven. | Nasheli Resendes

  • 10/09/2020
  • Escuchar

Lombardía, Italia. Este 2020 el covid-19 ha generado una interrupción en la educación, y en otros países ésta ha sido permanente para un determinado porcentaje de la población. No obstante en el 2020 la educación en el mundo se ha transformado a una gran velocidad. La UNESCO registró 184 países donde las escuelas cerraron a raíz de la pandemia, después de esta decisión, la mayoría de los países propusieron un sistema de plataformas en línea, e-learning, para ofrecer educación en los diferentes niveles escolares. Se realizó un cambio inesperado y no planificado dentro del sector de la educación, al mismo tiempo que se resaltaron las existentes y las nuevas diversidades. Para el futuro se plantean grandes desafíos y se generan oportunidades inéditas.

El Foro Económico Mundial citó al vicepresidente de Tencent Cloud y Education, Wang Tao, quien declaró que deberíamos aprovechar aún más las tecnologías disponibles como herramientas para la instrucción, y que la enseñanza en línea se convertirá en un componente integral de la educación escolar, invitando a los profesores a digitalizar los contenidos de sus cursos o desarrollar nuevos.

La UNESCO identificó que ciertos grupos de estudiantes en situaciones de hogar precario, minorías étnicas y religiosas, migrantes, niños en zonas rurales remotas o con necesidades especiales, pueden requerir una consideración particular, y estrategias específicas cuando se trata de aprendizaje a distancia durante el covid-19.

La crisis que ha provocado la emergencia sanitaria seguramente en ciertos países reducirá los presupuestos en educación. Según el Fondo Monetario Internacional, la recesión puede traer como consecuencia un rezago educacional que no se recuperará en varios años. El Banco Mundial examinó las tasas actuales de matrícula y predijo que, con las barreras de transporte y costos en la educación, millones de niños no podrán regresar a la escuela en lo absoluto. También influye el impacto negativo a corto y mediano plazo para los millones de niños y maestras que están empleadas en el sector de las escuelas privadas a bajo costo. En la actualidad, los gobiernos deben recaudar datos sobre los posibles impactos del cierre de escuelas públicas y privadas para planificar una respuesta política adecuada a su contexto hoy en día y en un futuro.

Dentro del territorio Italiano Skuola.net aplicó cerca de 150,000 cuestionarios a partir de finales de febrero, fecha en la que comenzó la interrupción de la escuela presencial en el norte de Italia. Dichos números permitieron analizar con un alto grado de confianza el fenómeno de la educación a distancia y esquematizar la versión de la escuela italiana.

El desafío más grande, era la calidad de la enseñanza y las herramientas utilizadas. Después de un periodo de adaptación, las instituciones respondieron favorablemente. En las escuelas secundarias 7 de cada 10 estudiantes se conectaron con sus profesores utilizando las plataformas como G Suite, Microsoft Teams, etc. Sin embargo existían también carencias como la falta de equipo, el 27% de los encuestados no tenían una cantidad suficiente de dispositivos en la familia para permitir que todos estudien o trabajen al mismo tiempo.

Por otro lado 4 de cada 10 alumnos declararon vivir una sobredosis de tecnología debido a que el tiempo escolar se amplió, pues 31% pasaba entre 6 y 10 horas frente a la pantalla de su dispositivo para realizar la tarea. 7% de los alumnos, no obstante lo difícil de la situación, aprobó el trabajo realizado por sus maestros

A nivel secundaria y superior se registró que a partir del 4 de marzo del 2020 se generó una disminución del 10.96% de las horas hábiles de lección netas.

Para un futuro, en el campo de la educación a nivel global, se prevé un aumento de inclusión de la tecnología de manera gradual. A corto plazo, la tecnología didáctica no puede remplazar los modos tradicionales de aprendizaje al 100% en los niveles como primaria y secundaria

El reto para los gobiernos en el sector educativo es presentar un nuevo modelo de educación válido para las necesidades que se viven actualmente, y que sirvan como una guía para crear nuevos contenidos, métodos y espacios de aprendizaje para un modelo innovador de didáctica, sin olvidar planificar la implementación de medidas para llegar a los niños con mayor riesgo de deserción escolar y dificultades. 

Un sistema de aprendizaje combinado con elementos en línea y fuera de línea, actividades de aprendizaje de realizarse en la escuela y en la casa, con diferentes métodos de entrega y complementarios. Una revisión del plan de estudios y la identificación de los tipos de enseñanza. Proponer formas nuevas de realizar actividades educativas para captar la atención de los estudiantes. Un cambio tanto en la cantidad como en la calidad de la capacidad docente y el material de aprendizaje. Otro cuestionamiento que surgió con el cierre de escuelas a causa de la pandemia, es sobre el rol de los exámenes, si dichas pruebas son una forma justa de filtrar a los niños y prepararlos para situaciones muy diferentes en la vida temprana a la siguiente fase de educación.

El nuevo reto para el futuro de la educación después del 2020 es seleccionar las prioridades en las que deben centrarse los sistemas educativos al desarrollar programas futuros de acuerdo al contexto del país.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.


OTROS TEXTOS DEL AUTOR