Opinión

China vs Silicon Valley

Cuando el alumno supera al maestro. | Fernando Macías Berumen

  • 30/05/2019
  • Escuchar

A finales del 2018 organicé una agenda de inmersión en el sistema de innovación y emprendimiento de China, para una de las compañías más importantes de Tecnologías de la Información en Latinoamérica.

Mi conocimiento sobre el ecosistema de desarrollo e innovación en China proviene de vivir por diez años en el país asiático (2005 al 2015), y regresar desde entonces mínimo una vez al año por periodos de varios meses. En este tiempo me he dedicado a comprender cómo se desarrollan negocios en China, además de vivir; y estudiar sus políticas de innovación, así como el desarrollo social y tecnológico.

Como especialista en transferencia de conocimiento, en los últimos años he tenido la oportunidad de observar, investigar y viajar por el mundo, tratando de comprender los diversos ecosistemas de emprendimiento e innovación. Además de China, he tenido la oportunidad conocer instalaciones como el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) en Suiza, aceleradoras e incubadoras de negocios en países como Inglaterra, Alemania, Hungría, Corea, México, Australia entre otros.

Silicon Valley

Sin embargo, a pesar de conocer varios sistemas de emprendimiento e innovación en diferentes continentes, me seguía faltando lo que muchos consideran la joya de la corona; Silicon Valley.

Por lo tanto una vez terminado el proyecto de China (en sus tres ciudades principales Beijing, Shanghai y Shenzhen), decidí en mi regreso a Aguascalientes en México, hacer una parada de una semana en el Valle del Silicio y conocer de primera mano el ecosistema de la región.

Mi primera impresión de la bahía fue de un ambiente muy tranquilo, no se siente el fervor de la tecnología en las calles, a la gente caminando por todos lados o el dinero fluyendo, como si sucede en China. Con eso en mente y con la intención de conocer y comprender mejor el ecosistema, me enrolé en un programa intensivo de un mes de innovación conocido como “La Piscina” en 42[1].

Ya establecido en Silicon Valley, tuve la oportunidad de asistir a diversos eventos de emprendimiento en San Francisco, sobre E-Learning, Realidad Virtual, creación de App’s, entre otros. Y fue en estos eventos donde la diferencia entre ambas regiones del mundo se me hizo muy evidente y lo pongo de la siguiente manera:

“Mientas en Silicon Valley no voltean a ver qué sucede más allá de sus fronteras, en China conocen lo que está sucediendo en la costa oeste de los Estados Unidos con una diferencia de horas”.

Kai Fu Lee expresa esta diferencia en su libro “AI Superpowers: China, Silicon Valley, and the New World Order”, de esta forma:

Las grandes empresas de Silicon Valley están acumulando datos de su actividad en sus plataformas, pero esos datos se concentran en gran medida en su comportamiento en línea, como búsquedas realizadas, fotos subidas, videos de YouTube vistos y publicaciones «me gusta».

China

Las empresas chinas, en cambio, están recopilando datos del mundo real: el qué, cuándo y dónde de compras físicas, comidas, cambios de imagen y transporte. El aprendizaje profundo (deep learning) sólo puede optimizar lo que puede “ver” por medio de datos, y el ecosistema de tecnología físicamente fundamentado de China le da a estos algoritmos muchos más ojos en el contenido de nuestra vida diaria.

A medida que IA comienza a electrificar nuevas industrias, el hecho de que China acepte los detalles desordenados del mundo real, le da una ventaja sobre Silicon Valley. (p. 56)

La verdad es que podría poner una gran cantidad de ejemplos, sobre las diferencias entre ambas regiones (puedes consultar el artículo completo en mi blog), pero mi intención en este artículo consiste en tratar de despertar el interés en la manera que Asia (especialmente China), está innovando y cambiando al mundo.

Con respecto a mi visión y experiencia de ambas regiones puedo concluir que, aunque es cierto que las grandes compañías estadounidenses están innovando para cambiar el mundo, no se han dado a la tarea de bajar esa innovación a la vida cotidiana y a las personas de la región, cosa que es muy diferente en China.

El futuro

En China aproximadamente en un noventa por ciento de su territorio sin importar el tamaño de la ciudad (esto es muy importante), la tecnología está al alcance de las masas, la sociedad cashless (sin efectivo) no es un ideal, es una realidad. Las personas sin importar su edad utilizan las “Supper App´s” para, comprar, pagar, vender, comunicarse, etcétera; en su vida cotidiana.

“A diferencia de la Bahía californiana en China no sólo están trabajando en las corporaciones o en sus talleres para tratar de cambiar el mundo, los emprendedores están cambiando su país en tiempo real”.

Por su parte en México se están haciendo esfuerzos en impulsar la innovación y el emprendimiento, un ejemplo de esto es la “Ciudad Creativa Digital” en Guadalajara, y así otras iniciativas a lo largo del país, es aquí donde tenemos una gran área de oportunidad, solamente debemos de dejar de tener a Silicon Valley como punto de referencia y comenzar a ver el mundo, debemos de crear una Visión Global en el Emprendimiento y adoptar así las mejores prácticas globales.

Dinámicas laborales en EU, mi experiencia

@ma_nan@OpinionLSR | @lasillarota

Facebook: @fernandomaciasb

fernandomaciasberumen.com


[1] 42 es una institución de programación informática, que tiene por objetivo acercar la programación a las personas sin importar su campo de trabajo.