VIOLENCIA

Opositores al gobierno de Nicaragua son atacados con ácido

En todo el país se han levantado más de 200 de estos retenes, aunque algunos han sido desmontados con violencia
Opositores al gobierno de Nicaragua son atacados con ácidoNicaragua (Foto. tomada de la web)

Un simpatizante del gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, identificado como Mauricio, atacó con ácido a unos manifestantes que se encontraban levantando un tranque en la Avenida Modesto Duarte, cerca de los semáforos de la salida a la ciudad de Boaco. El hecho ya ha ocurrido en varias ocasiones en la zona.

Según los manifestantes, el ataque dejó al menos ocho personas con quemaduras en la piel, quienes fueron atendidos en una clínica privada. Hasta el momento no se reporta ninguna persona grave.

Masaya, el epicentro rebelde de Nicaragua contra Ortega

Sebastián Sandoval, uno de los afectados por el ácido, relata que se encontraban terminando de colocar los adoquines para formar este nuevo tranque, cuando Mauricio llegó a ofenderlos e inmediatamente esparció el líquido sobre los manifestantes.


“El maje viene con vulgareo, el maje al verse en el tranque se sintió acorralado, como que lo íbamos a golpear, entonces regó el ácido, a mi me cayó en la cara, después lo fueron a perseguir y lo agarraron”, explicó Sandoval.

Tras una de las manifestaciones que la población de Boaco organizó contra Ortega, un grupo de vecinos se organizó para montar un retén en una de las carreteras de la ciudad, como forma de protesta. Tras llevar aproximadamente una hora apostados en la barricada, se les acercó un hombre y les exigió que levantaran el “tranque”, como llaman en Nicaragua a estos bloqueos de calles.


“No le pusimos mucha importancia, solo le dijimos que se fuera y que no estuviera molestando”.

Apoyo a los bloqueos y ataques

Los dos han decidido mantener su apoyo a los bloqueos de carreteras, una forma de protesta y presión contra el Gobierno de Ortega que ya se ha vuelto común en Nicaragua. En todo el país se han levantado más de 200 de estos retenes, aunque algunos han sido desmontados con violencia por grupos irregulares armados, partidarios del presidente.

La brutal represión que el Ejecutivo ha ejercido contra los manifestantes deja ya más de 200 muertos y miles de heridos desde abril, cuando iniciaron las protestas. A pesar de la amenaza constante de las fuerzas del presidente, los nicaragüenses mantienen los “tranques” y levantan nuevas barricadas en las ciudades prácticamente cada semana. El Gobierno exige que se desmantelen estos bloqueos para avanzar en las negociaciones del llamado Diálogo Nacional, que es mediado por la Iglesia y donde se pretende hallar una salida a la profunda crisis política del país.

Mientras, el presidente permanece, paradójicamente, encerrado en su palacio, donde ha montado un circuito de seguridad digno de un filme de Hollywood: barricadas, retenes policiales y esquinas resguardadas por oficiales fuertemente armados.

LEA TAMBIEN


Brujería y excentricidades, la otra cara de la vicepresidenta de Nicaragua

La prensa define a Rosario Murillo como una mujer excéntrica por la forma excesiva en que se adorna, los gastos que realiza y la culpa de la crisis en Nicaragua








Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información