NACIÓN

Yo conozco a otro Chapo, no el que dicen en el juicio: Emma Coronel

Es la relación que tiene con el capo que la hizo viajar a otro país y permanecer a pesar de las acusaciones que también han hecho en su contra

  • REDACCIÓN
  • 30/01/2019
  • 13:35 hrs
  • Escuchar
Yo conozco a otro Chapo, no el que dicen en el juicio: Emma Coronel
Emma Coronel (Especial)

La joven esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán se ha convertido en un foco de atención durante el juicio de su esposo en Nueva York, pues afirma que su esposo no es como lo "tratan de enseñar" en el juicio.

Emma Coronel, de 29 años, ha asistido a la corte casi todos los días durante los tres meses que ha durado el juicio. Ella se ha mantenido con el temple impasible a pesar de que los 56 testigos que han sido citados por los fiscales han descrito a Guzmán Loera como un narcotraficante sanguinario y mujeriego.

El juicio se solidificó más esta semana cuando un testigo contó cómo Guzmán enterró viva a una persona, tras haber matado a otras dos. Luego de los testimonios, “El Chapo” podría pasar el resto de sus días en prisión, pero esto no hace cambiar la visión que tiene Coronel de su esposo.

Yo no conozco a mi esposo como la persona que tratan de enseñar quienes declaran en su contra. Más bien, lo admiro por ser la persona que conocí y con la que me casé”, dijo Coronel al New York Times (NYT) en una entrevista.

Emma Coronel nació en California, pero fue educada por una “familia amorosa y unida” en el estado de Durango, cerca de Sinaloa donde vivía el capo. En el juicio resurgió el rumor de que su padre fue lugarteniente del cártel de “El Chapo”.

Se dice que Coronel ganó un concurso de belleza cuando era adolescente.

Ambos se conocieron en un rancho en Durango, México, cuando Coronel tenía 17 años; Guzmán ya rondaba los 40. Desde el comienzo, ellos tuvieron una amistad que, con el paso de los meses, se convirtió en un romance. “Con el paso de los meses, nos hicimos novios. Cuando cumplí los 18 años nos casamos en una ceremonia muy sencilla con familia y solo amigos cercanos”.

De ese matrimonio surgieron las gemelas Emali y María Joaquina al comienzo de sus veinte.

Ahora sus hijas tienen 7 años y estudian en México en lo que su padre está encarcelado y su madre vive en Estados Unidos para acompañar a su esposo.

He tenido que separarme de mis hijas para acompañarlo porque soy la única persona de su familia que puede estar aquí con él en Nueva York”, dijo Coronel al NYT.

Las gemelas solo han visto a su papá en la corte y en visitas en prisión, donde las han vigilado de cerca, desde que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2007.

Sus hijas son las únicas autorizadas para visitar a Guzmán, pues no han permitido que Coronel lo visite, se acerque a él o le hable.

De vez en cuando Coronel se deja ver por las calles de Nueva York, asistiendo a un partido de los Yankees o paseando en Central Park o cenando en un restaurante de sushi en Brooklyn.

Es la relación que tiene con el capo desde hace doce años que la hizo viajar a otro país y permanecer a pesar de las acusaciones que también se han hecho en su contra.

Damaso López Núñez, un hombre de 52 años, ex director de prisión y personaje con alto rango dentro del cártel, declaró que Coronel ayudó a planear el escape de prisión de Joaquín Guzmán en 2015.

Sin embargo, Coronel sólo ha perdido la compostura una sola vez: cuando durante un juicio, que presenciaban sus hijas, la fiscalía mostró un lanzagranadas y un pequeño carro lleno de fusiles AK-47. Al ver esto, Coronel salió rápidamente junto con sus hijas al pasillo.

A pesar de que la etapa que atraviesa es “difícil y pesada”, Coronel mantiene la fe de que estos “obstáculos” los podrán superar.

cmo